/ sábado 10 de octubre de 2015

Urge Partido Verde nuevo enfoque para atender la salud mental

Genoveva Ortiz / La Prensa

México.- En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la senadora María Elena Barrera Tapia, integrante del Partido Verde, hizo un llamado a orientar las reformas legislativas y las políticas públicas hacia un nuevo enfoque de protección que incluya capacitación adecuada para los profesionales de la salud, disposición del tratamiento y una efectiva difusión sobre esta afectación.

Y es que, dijo, “requerimos generar conciencia, pero más que la reflexión, necesitamos acciones efectivas que promuevan la salud mental de nuestra sociedad”, ya que pese a los grandes esfuerzos la salud mental aún carece de la protección máxima posible.

La legisladora mexiquense comentó que este año la Organización Mundial de la Salud (OMS), dispuso el lema “Dignidad en la Salud Mental”, con el que se busca advertir sobre las condiciones que se requieren garantizar para que las personas con problemas de salud mental puedan tener vidas dignas.

En México una de cada diez personas padece depresión, pero la falta de información y de programas de detección genera que sólo uno de cada cuatro reciba un tratamiento adecuado. Mientras que a nivel mundial la OMS estima que existen 121 millones de personas afectadas por este padecimiento y que para el 2020 la depresión ocupará el segundo lugar de discapacidad.

La también integrante de la Comisión de Salud señaló que de manera callada los trastornos mentales y del comportamiento han generado uno de los más grandes problemas de salud pública.

Destacó que como senadora, recientemente, promovió una reforma al artículo 73 de la Ley General de Salud para propiciar la detección de grupos poblacionales en riesgo de sufrir trastornos mentales y del comportamiento.

Los trastornos mentales no hacen excepciones de género, edad o nivel socioeconómico, por su indiscriminada afectación, son una prioridad de salud pública a la cual todos somos vulnerables, resaltó la legisladora.

Por ello, señaló que el derecho a la salud no sólo es la usencia de afectaciones o enfermedades, también tiene que ver con el acceso a un estado pleno de bienestar físico, mental y social.

Genoveva Ortiz / La Prensa

México.- En el marco del Día Mundial de la Salud Mental, la senadora María Elena Barrera Tapia, integrante del Partido Verde, hizo un llamado a orientar las reformas legislativas y las políticas públicas hacia un nuevo enfoque de protección que incluya capacitación adecuada para los profesionales de la salud, disposición del tratamiento y una efectiva difusión sobre esta afectación.

Y es que, dijo, “requerimos generar conciencia, pero más que la reflexión, necesitamos acciones efectivas que promuevan la salud mental de nuestra sociedad”, ya que pese a los grandes esfuerzos la salud mental aún carece de la protección máxima posible.

La legisladora mexiquense comentó que este año la Organización Mundial de la Salud (OMS), dispuso el lema “Dignidad en la Salud Mental”, con el que se busca advertir sobre las condiciones que se requieren garantizar para que las personas con problemas de salud mental puedan tener vidas dignas.

En México una de cada diez personas padece depresión, pero la falta de información y de programas de detección genera que sólo uno de cada cuatro reciba un tratamiento adecuado. Mientras que a nivel mundial la OMS estima que existen 121 millones de personas afectadas por este padecimiento y que para el 2020 la depresión ocupará el segundo lugar de discapacidad.

La también integrante de la Comisión de Salud señaló que de manera callada los trastornos mentales y del comportamiento han generado uno de los más grandes problemas de salud pública.

Destacó que como senadora, recientemente, promovió una reforma al artículo 73 de la Ley General de Salud para propiciar la detección de grupos poblacionales en riesgo de sufrir trastornos mentales y del comportamiento.

Los trastornos mentales no hacen excepciones de género, edad o nivel socioeconómico, por su indiscriminada afectación, son una prioridad de salud pública a la cual todos somos vulnerables, resaltó la legisladora.

Por ello, señaló que el derecho a la salud no sólo es la usencia de afectaciones o enfermedades, también tiene que ver con el acceso a un estado pleno de bienestar físico, mental y social.