/ miércoles 21 de julio de 2021

Interrupción legal del embarazo: mitos y realidades sobre el aborto

Conocer información basada en datos oficiales tiene el objetivo de dejar atrás la estigmatización de dicho procedimiento

Pese a que en muchos países ya es legal la interrupción del embarazo, es verdad que hasta la fecha el aborto sigue siendo un tema polémico, que ha polarizado a la población entre las personas que están a favor y las que están en contra, lo que también ha desencadenado una propagación de información errónea.

Con el objetivo de dejar atrás la estigmatización de dicho procedimiento, la organización Ipas México se ha dado a la tarea de proporcionar información basada en datos oficiales para desmentir aquellos mitos que circulan alrededor del aborto y fomentar en las mujeres su derecho a una decisión informada.

Mito: El aborto es peligroso.

Realidad: Un aborto en situaciones de seguridad técnica y sanitaria con un marco legal favorable y personal de salud calificado, es el evento obstétrico más seguro en la vida reproductiva de las mujeres, además con ello se respetan sus derechos sexuales y reproductivos.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el aborto legalmente inducido conlleva un riesgo de muerte de 0.58 por cada 100 mil procedimientos, lo que lo hace tan seguro en términos sanitarios como una inyección de penicilina.

En la Ciudad de México desde la implementación del la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en 2007 y hasta 2020, dicho programa no ha registrado una sola muerte relacionada con el procedimiento dentro de las 12 semanas de gestación.

Mito: El aborto causa o aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama

Realidad: Muchos estudios con sólidos diseños de investigación realizado a nivel mundial con millares de mujeres, concluyeron de manera unánime que las mujeres que han tenido un aborto, ya sea espontáneo o inducido, no corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Estas conclusiones son apoyadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS 2000) y por el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos (RCOG 2004).

Foto Especial

Mito: El aborto pone en riesgo la fertilidad futura

Realidad: No existe ninguna evidencia científica que indique que el aborto afecta la capacidad de tener un embarazo saludable. Los estudios médicos muestran que tener un aborto no dificulta el hecho de resultar nuevamente embarazada.

Mito: El aborto es doloroso

Realidad: Abortar no es un proceso doloroso, las personas que se han sometido a este procedimiento con medicamentos solo llegan a presentar cólicos, o una sensación similar a los cólicos menstruales. El nivel de incomodidad puede variar entre cada persona de acuerdo al umbral del dolor.

La Organización Mundial de la Salud recomienda el aborto con medicamentos, junto con la aspiración por vacío, como un método seguro para la interrupción del embarazo en el primer trimestre.

Mito: Restringir el aborto legal diminuye el índice de abortos

Realidad: Restringir el acceso a los servicios de aborto seguro solo aumenta el riesgo de las mujeres de tener un aborto inseguro.Cuando las mujeres deciden interrumpir un embarazo no deseado y no tienen acceso a servicios de aborto seguro y legal proporcionados por profesionales médicos bien capacitados, se ven obligadas a autoinducirse el aborto o a tener abortos clandestinos, a menudo efectuados por personal médico no calificado y en condiciones antihigiénicas.

La mejor manera de disminuir el índice de abortos es reducir el número de embarazos no intencionales por medio de educación sexual integral, prevención de la violencia basada en género y acceso a métodos anticonceptivos eficaces centrados en la mujer.

Foto: Reuters

Mito: Abortar provoca "síndrome postaborto"

Realidad: No existe evidencia científica para corroborar la idea de que las mujeres que tienen abortos sufren el supuesto “síndrome postaborto”. Debido a la falta de comprobados, la Asociación Psiquiátrica Americana no reconoce al “síndrome postaborto” como un diagnóstico legítimo de salud mental (APA 2002).

Mito: La pastilla de emergencia te hace abortar

Realidad: La anticoncepción de emergencia solo evita el embarazo. Si la mujer ya está embarazada, la anticoncepción de emergencia no tendrá ningún efecto en el embarazo y no causará un aborto.

Las píldoras anticonceptivas de emergencia de levonorgestrel, también llamada "píldora del día siguiente", es el régimen recomendado por la Organización Mundial de la Salud y el que se encuentra disponible en la mayoría de los países donde está legalizado.

Foto: Prudence

Mito: Abortar genera secuelas de salud mental

Realidad: El aborto en condiciones legales y seguras no está relacionado con el desarrollo de trastornos mentales, el suicidio o el consumo de sustancias, por el contrario, las mujeres obligadas a continuar con embarazos no deseados tienden a desarrollar ansiedad, ser violentadas por las parejas que las embarazaron. presentar complicaciones en el embarazo. y no contar con recursos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En la última década se han realizado estudios que dieron seguimiento hasta por cinco años a las mujeres que interrumpieron su embarazo, arrojando como resultado que, cuando el aborto se realiza en condiciones seguras, legales, informadas y con tecnología adecuada, no existen consecuencias negativas para la salud mental.


Pese a que en muchos países ya es legal la interrupción del embarazo, es verdad que hasta la fecha el aborto sigue siendo un tema polémico, que ha polarizado a la población entre las personas que están a favor y las que están en contra, lo que también ha desencadenado una propagación de información errónea.

Con el objetivo de dejar atrás la estigmatización de dicho procedimiento, la organización Ipas México se ha dado a la tarea de proporcionar información basada en datos oficiales para desmentir aquellos mitos que circulan alrededor del aborto y fomentar en las mujeres su derecho a una decisión informada.

Mito: El aborto es peligroso.

Realidad: Un aborto en situaciones de seguridad técnica y sanitaria con un marco legal favorable y personal de salud calificado, es el evento obstétrico más seguro en la vida reproductiva de las mujeres, además con ello se respetan sus derechos sexuales y reproductivos.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), el aborto legalmente inducido conlleva un riesgo de muerte de 0.58 por cada 100 mil procedimientos, lo que lo hace tan seguro en términos sanitarios como una inyección de penicilina.

En la Ciudad de México desde la implementación del la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en 2007 y hasta 2020, dicho programa no ha registrado una sola muerte relacionada con el procedimiento dentro de las 12 semanas de gestación.

Mito: El aborto causa o aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama

Realidad: Muchos estudios con sólidos diseños de investigación realizado a nivel mundial con millares de mujeres, concluyeron de manera unánime que las mujeres que han tenido un aborto, ya sea espontáneo o inducido, no corren mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Estas conclusiones son apoyadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS 2000) y por el Colegio Real de Obstetras y Ginecólogos (RCOG 2004).

Foto Especial

Mito: El aborto pone en riesgo la fertilidad futura

Realidad: No existe ninguna evidencia científica que indique que el aborto afecta la capacidad de tener un embarazo saludable. Los estudios médicos muestran que tener un aborto no dificulta el hecho de resultar nuevamente embarazada.

Mito: El aborto es doloroso

Realidad: Abortar no es un proceso doloroso, las personas que se han sometido a este procedimiento con medicamentos solo llegan a presentar cólicos, o una sensación similar a los cólicos menstruales. El nivel de incomodidad puede variar entre cada persona de acuerdo al umbral del dolor.

La Organización Mundial de la Salud recomienda el aborto con medicamentos, junto con la aspiración por vacío, como un método seguro para la interrupción del embarazo en el primer trimestre.

Mito: Restringir el aborto legal diminuye el índice de abortos

Realidad: Restringir el acceso a los servicios de aborto seguro solo aumenta el riesgo de las mujeres de tener un aborto inseguro.Cuando las mujeres deciden interrumpir un embarazo no deseado y no tienen acceso a servicios de aborto seguro y legal proporcionados por profesionales médicos bien capacitados, se ven obligadas a autoinducirse el aborto o a tener abortos clandestinos, a menudo efectuados por personal médico no calificado y en condiciones antihigiénicas.

La mejor manera de disminuir el índice de abortos es reducir el número de embarazos no intencionales por medio de educación sexual integral, prevención de la violencia basada en género y acceso a métodos anticonceptivos eficaces centrados en la mujer.

Foto: Reuters

Mito: Abortar provoca "síndrome postaborto"

Realidad: No existe evidencia científica para corroborar la idea de que las mujeres que tienen abortos sufren el supuesto “síndrome postaborto”. Debido a la falta de comprobados, la Asociación Psiquiátrica Americana no reconoce al “síndrome postaborto” como un diagnóstico legítimo de salud mental (APA 2002).

Mito: La pastilla de emergencia te hace abortar

Realidad: La anticoncepción de emergencia solo evita el embarazo. Si la mujer ya está embarazada, la anticoncepción de emergencia no tendrá ningún efecto en el embarazo y no causará un aborto.

Las píldoras anticonceptivas de emergencia de levonorgestrel, también llamada "píldora del día siguiente", es el régimen recomendado por la Organización Mundial de la Salud y el que se encuentra disponible en la mayoría de los países donde está legalizado.

Foto: Prudence

Mito: Abortar genera secuelas de salud mental

Realidad: El aborto en condiciones legales y seguras no está relacionado con el desarrollo de trastornos mentales, el suicidio o el consumo de sustancias, por el contrario, las mujeres obligadas a continuar con embarazos no deseados tienden a desarrollar ansiedad, ser violentadas por las parejas que las embarazaron. presentar complicaciones en el embarazo. y no contar con recursos suficientes para satisfacer sus necesidades básicas.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

En la última década se han realizado estudios que dieron seguimiento hasta por cinco años a las mujeres que interrumpieron su embarazo, arrojando como resultado que, cuando el aborto se realiza en condiciones seguras, legales, informadas y con tecnología adecuada, no existen consecuencias negativas para la salud mental.


CDMX

Trabajadores del IPN colapsan Circuito Interior: reclaman pago de quincenas atrasadas

La circulación en Circuito Interior, frente al Casco de Santo Tomás, se encuentra colapsada con dirección al sur de la CDMX

Mundo

Policía de Kenia dispara contra manifestantes que intentaban asaltar Parlamento

La policía además lanzó gases lacrimógenos, en la escena murieron al menos cinco personas

Finanzas

Darán escoltas a inspectores estadounidenses de aguacate en Michoacán

Será la Policía Auxiliar, quienes vigilen la integridad de los inspectores estadounidenses

CDMX

Más estadounidenses viven en CDMX: aumentan 56% los permisos de residencia

El número de ciudadanos que obtuvieron una tarjeta de residencia, temporal o permanente, creció en los últimos dos años

Finanzas

Peso retrocede tras perforar barrera de 18 pesos por dólar

El peso acumulaba un retroceso de alrededor de un 6 por ciento desde los comicios del 2 junio

Finanzas

Refinería de Dos Bocas ya produce diésel: se distribuyó en gasolineras cercanas

La planta Olmeca refinó unos 73 mil barriles diarios de este combustible desde el 20 de junio, según Pemex