/ martes 30 de noviembre de 2021

Un caso ejemplar de ciencia ciudadana

Un proyecto de investigación del agua subterránea en Sudáfrica nos ayuda a ejemplificar el poder de estas iniciativas como factor de desarrollo

Aproximadamente el 30 por ciento del agua del planeta está bajo tierra, fuera de la vista y de difícil acceso. Poco se sabe sobre esa agua subterránea "invisible", especialmente en ciertas áreas remotas, como la parte de la provincia de Limpopo, en Sudáfrica, donde se está llevando a cabo un proyecto de investigación llamado “Diamantes en las plantas de los pies”.

Los académicos y residentes están trabajando juntos en dos aldeas de Limpopo, Ga-Komape y Ga-Manamela, para obtener más información sobre los recursos de agua subterránea de esas áreas.

Y es que el 74 por ciento de las personas que viven en áreas rurales como estas, dependen del agua subterránea para sus cultivos y para el suministro de agua doméstica. La gente usa esta agua, pero hay muy poco conocimiento sobre cuánta hay, cómo se recarga, si está limpia, etcétera.

Durante los últimos tres años, los residentes de las aldeas han sido capacitados para capturar datos de aguas subterráneas. Utilizan un medidor de inmersión simple, registran los niveles de lluvia de los pluviómetros y toman imágenes de los flujos de agua en los ríos. Estos datos se capturan en teléfonos inteligentes y se transmiten a un sitio web donde están disponibles para el gobierno, los investigadores y los planificadores que pueden usarlos para comprender mejor lo que está sucediendo bajo tierra; después de todo, no se puede administrar lo que se puede medir.

Esto es lo que se conoce como ciencia ciudadana. Los ciudadanos "ordinarios" ya no son pasivos y desconectados, sino que participan activamente con los científicos. El proyecto está transformando a los voluntarios en estas áreas rurales remotas de ser pasivos y no involucrados con la ciencia a convertirse en científicos ellos mismos.

Los datos que se recopilan se verifican, validan y hacen visibles. Es sacar la ciencia del laboratorio y llevarla al campo, hacer que la ciencia sea accesible a la sociedad para que sea parte de la solución y no del problema.

Además de los datos, también se preocupan por la transformación y el empoderamiento de las personas. El objetivo de este trabajo es lograr una sociedad más justa a través de la democratización del conocimiento y la mejora de la alfabetización en agua. El nombre del proyecto, "Diamantes en las plantas de los pies", se debe al hecho de que los agricultores tienen un tesoro real que comparten con los investigadores, y que tiene un valor real.

Los residentes ahora sienten curiosidad por el agua. Tienen un sentido de pertenencia a un área geográfica más allá de sus hogares, siendo ahora parte de un proyecto más amplio que se extiende de un lado a otro de la Cuenca del Río Hout, en un trabajo que ha ganado reconocimiento internacional.

En la Cumbre Falling Walls, parte de la Semana de la Ciencia de Berlín 2021 a principios de noviembre, Diamonds on the Soles of their Feet fue seleccionado como uno de los 20 ganadores de 189 proyectos en 80 países de todo el mundo.

La Cumbre Falling Walls pide a los científicos que muestren qué muros se han derribado entre la ciencia y la sociedad. Y en el caso de este proyecto, había varias paredes.

El proyecto comenzó con fondos de la Agencia Danesa de Desarrollo Internacional (DANIDA), a través de la Universidad de Copenhague hace tres años. Eligieron Limpopo porque es una zona rural típica donde la gente depende en gran medida del agua subterránea y también porque es una de las provincias más pobres de Sudáfrica.

Cuando comenzaron, simplemente no había muchos datos sobre el agua en los pozos rurales remotos, porque es muy difícil acceder a ellos. Limpopo es una provincia en expansión; hay grandes distancias entre las aldeas y las carreteras son en general malas.

También hubo una división histórica insidiosa entre los agricultores comerciales y los agricultores a pequeña escala. Los primeros saben mucho sobre el agua en sus pozos, pero los datos que han recopilado durante las últimas décadas no se han compartido. Ahora, los agricultores ven que hay un proyecto que se preocupa por el agua para el futuro y han mostrado su interés y voluntad de ser parte de él y compartir sus datos.

Luego estaba el muro que los científicos a menudo levantan: entre las humanidades y las ciencias como la hidrología, la ingeniería y la geología, ya que parte del trabajo necesario para recopilar datos es puramente científico, por supuesto, pero parte se trata de empoderar a las comunidades.

Ahora muchos especialistas tienen claro que la protección y el cuidado de los recursos naturales no puede suceder a menos que las comunidades más cercanas a ese recurso estén involucradas. Esto significa aplicar métodos etnográficos profundamente participativos para solicitar las opiniones y el conocimiento de las personas que viven cerca de los pozos.

Como resultado de la recopilación de datos, la gente de las aldeas siente curiosidad por el agua. Quieren saber más y están realmente orgullosos de poder leer los datos, en otras palabras, de ser expertos en agua. El proyecto también ha tenido eco en las autoridades tribales, que gobiernan efectivamente estas áreas. Esto es un buen augurio, ya que con la aceptación de las autoridades, es más probable que el proyecto sea sostenible.

Y lo mejor de todo: este interés y participación también podría transferirse a otras áreas como la salud, el desarrollo de la juventud y la medición de la calidad del agua. En general, se trata de desarrollar una comunidad de práctica: personas que puedan trabajar junto con los científicos, sacando la ciencia del laboratorio y llevándola al campo.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Aproximadamente el 30 por ciento del agua del planeta está bajo tierra, fuera de la vista y de difícil acceso. Poco se sabe sobre esa agua subterránea "invisible", especialmente en ciertas áreas remotas, como la parte de la provincia de Limpopo, en Sudáfrica, donde se está llevando a cabo un proyecto de investigación llamado “Diamantes en las plantas de los pies”.

Los académicos y residentes están trabajando juntos en dos aldeas de Limpopo, Ga-Komape y Ga-Manamela, para obtener más información sobre los recursos de agua subterránea de esas áreas.

Y es que el 74 por ciento de las personas que viven en áreas rurales como estas, dependen del agua subterránea para sus cultivos y para el suministro de agua doméstica. La gente usa esta agua, pero hay muy poco conocimiento sobre cuánta hay, cómo se recarga, si está limpia, etcétera.

Durante los últimos tres años, los residentes de las aldeas han sido capacitados para capturar datos de aguas subterráneas. Utilizan un medidor de inmersión simple, registran los niveles de lluvia de los pluviómetros y toman imágenes de los flujos de agua en los ríos. Estos datos se capturan en teléfonos inteligentes y se transmiten a un sitio web donde están disponibles para el gobierno, los investigadores y los planificadores que pueden usarlos para comprender mejor lo que está sucediendo bajo tierra; después de todo, no se puede administrar lo que se puede medir.

Esto es lo que se conoce como ciencia ciudadana. Los ciudadanos "ordinarios" ya no son pasivos y desconectados, sino que participan activamente con los científicos. El proyecto está transformando a los voluntarios en estas áreas rurales remotas de ser pasivos y no involucrados con la ciencia a convertirse en científicos ellos mismos.

Los datos que se recopilan se verifican, validan y hacen visibles. Es sacar la ciencia del laboratorio y llevarla al campo, hacer que la ciencia sea accesible a la sociedad para que sea parte de la solución y no del problema.

Además de los datos, también se preocupan por la transformación y el empoderamiento de las personas. El objetivo de este trabajo es lograr una sociedad más justa a través de la democratización del conocimiento y la mejora de la alfabetización en agua. El nombre del proyecto, "Diamantes en las plantas de los pies", se debe al hecho de que los agricultores tienen un tesoro real que comparten con los investigadores, y que tiene un valor real.

Los residentes ahora sienten curiosidad por el agua. Tienen un sentido de pertenencia a un área geográfica más allá de sus hogares, siendo ahora parte de un proyecto más amplio que se extiende de un lado a otro de la Cuenca del Río Hout, en un trabajo que ha ganado reconocimiento internacional.

En la Cumbre Falling Walls, parte de la Semana de la Ciencia de Berlín 2021 a principios de noviembre, Diamonds on the Soles of their Feet fue seleccionado como uno de los 20 ganadores de 189 proyectos en 80 países de todo el mundo.

La Cumbre Falling Walls pide a los científicos que muestren qué muros se han derribado entre la ciencia y la sociedad. Y en el caso de este proyecto, había varias paredes.

El proyecto comenzó con fondos de la Agencia Danesa de Desarrollo Internacional (DANIDA), a través de la Universidad de Copenhague hace tres años. Eligieron Limpopo porque es una zona rural típica donde la gente depende en gran medida del agua subterránea y también porque es una de las provincias más pobres de Sudáfrica.

Cuando comenzaron, simplemente no había muchos datos sobre el agua en los pozos rurales remotos, porque es muy difícil acceder a ellos. Limpopo es una provincia en expansión; hay grandes distancias entre las aldeas y las carreteras son en general malas.

También hubo una división histórica insidiosa entre los agricultores comerciales y los agricultores a pequeña escala. Los primeros saben mucho sobre el agua en sus pozos, pero los datos que han recopilado durante las últimas décadas no se han compartido. Ahora, los agricultores ven que hay un proyecto que se preocupa por el agua para el futuro y han mostrado su interés y voluntad de ser parte de él y compartir sus datos.

Luego estaba el muro que los científicos a menudo levantan: entre las humanidades y las ciencias como la hidrología, la ingeniería y la geología, ya que parte del trabajo necesario para recopilar datos es puramente científico, por supuesto, pero parte se trata de empoderar a las comunidades.

Ahora muchos especialistas tienen claro que la protección y el cuidado de los recursos naturales no puede suceder a menos que las comunidades más cercanas a ese recurso estén involucradas. Esto significa aplicar métodos etnográficos profundamente participativos para solicitar las opiniones y el conocimiento de las personas que viven cerca de los pozos.

Como resultado de la recopilación de datos, la gente de las aldeas siente curiosidad por el agua. Quieren saber más y están realmente orgullosos de poder leer los datos, en otras palabras, de ser expertos en agua. El proyecto también ha tenido eco en las autoridades tribales, que gobiernan efectivamente estas áreas. Esto es un buen augurio, ya que con la aceptación de las autoridades, es más probable que el proyecto sea sostenible.

Y lo mejor de todo: este interés y participación también podría transferirse a otras áreas como la salud, el desarrollo de la juventud y la medición de la calidad del agua. En general, se trata de desarrollar una comunidad de práctica: personas que puedan trabajar junto con los científicos, sacando la ciencia del laboratorio y llevándola al campo.



ESCUCHA EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music



Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

Mexicanos varados en Tonga comienzan su regreso al país, informa cancillería

De acuerdo con la dependencia mexicana se prevé que el regreso suceda el próximo 28 de enero

Sociedad

Gobierno envía equipo especializado a Tijuana para investigar asesinato de periodistas

El Gabinete de Seguridad del Gobierno de México envió un equipo especializado a Tijuana, Baja California, para apoyar en las investigaciones en torno al homicidio de los periodistas Margarito Martínez Esquivel y Lourdes Maldonado

Sociedad

Van 21 detenidos por caso del bebé Tadeo; se encuentran a disposición de un juez

A los inculpados se les acusa de abuso de autoridad o incumplimiento de un deber legal, infracción a la ley y encubrimiento

Finanzas

#Data | Desempleo femenino permanece alto en Latam

Antes de la pandemia la tasa de desempleo entre mujeres latinoamericanas era del 9.5%, esta proporción escaló a 12.2% para el 2020

Sociedad

Mexicanos varados en Tonga comienzan su regreso a México, informa cancillería

De acuerdo con la dependencia mexicana se prevé que el regreso suceda el próximo 28 de enero

Finanzas

Trabajadores despedidos de Nissan en Morelos negocian liquidaciones

El siguiente bloque de trabajadores que será cesado busca asesoría legal ante el descobijo de sus líderes gremiales

Sociedad

Desalojan Colegio Humboldt en Puebla por posesión del inmueble

La institución explicó que existe un problema administrativo por el uso de las instalaciones, ya que no se firmó un nuevo convenio de comodato

Sociedad

Van 21 detenidos por caso del bebé Tadeo; se encuentran a disposición de un juez

A los inculpados se les acusa de abuso de autoridad o incumplimiento de un deber legal, infracción a la ley y encubrimiento

Justicia

Gobierno envía equipo especializado a Tijuana para investigar asesinato de periodistas

El Gabinete de Seguridad del Gobierno de México envió un equipo especializado a Tijuana, Baja California, para apoyar en las investigaciones en torno al homicidio de los periodistas Margarito Martínez Esquivel y Lourdes Maldonado