/ viernes 28 de abril de 2017

Conoce el baño público más caro de NY; con un costo de 300 mil dólares

En medio de un parque rodeado de rascacielos emergió una gema: un lujoso retrete público que tuvo un costo de casi 300 mil dólares y cuenta con flores frescas, loseta importada, música clásica y obras de arte.

El suntuoso retrete, equipado con aire acondicionado, es gratuito y de acceso público. Surgió de la inspiración de visitar los hoteles más lujosos de la ciudad y se espera que más de un millón de personas utilicen las instalaciones cada año, según autoridades del parque.

El jueves, dos asistentes sostuvieron papel higiénico a modo de listón para que uno de los funcionarios del parque realizara el corte ceremonial de inauguración. La instalación de última tecnología está ubicada en un moderno edificio detrás de la Biblioteca Pública de Nueva York en Manhattan.

Los sanitarios, que entre ambos géneros ocupan un total de 28 metros cuadrados, fueron reabiertos tras una renovación de tres meses.

La elegancia de las instalaciones, iluminadas con LED, es poco usual en una ciudad en donde los baños públicos son escasos y generalmente se encuentran en muy mal estado.

“Está muy limpio, y las flores son naturales”, dijo Irena Marentic, una turista procedente de Eslovenia, a la salida del lugar, que cuenta con losetas traídas de Italia y España y muestra obras de arte de los pintores locales de Bryant Park.

/eds

En medio de un parque rodeado de rascacielos emergió una gema: un lujoso retrete público que tuvo un costo de casi 300 mil dólares y cuenta con flores frescas, loseta importada, música clásica y obras de arte.

El suntuoso retrete, equipado con aire acondicionado, es gratuito y de acceso público. Surgió de la inspiración de visitar los hoteles más lujosos de la ciudad y se espera que más de un millón de personas utilicen las instalaciones cada año, según autoridades del parque.

El jueves, dos asistentes sostuvieron papel higiénico a modo de listón para que uno de los funcionarios del parque realizara el corte ceremonial de inauguración. La instalación de última tecnología está ubicada en un moderno edificio detrás de la Biblioteca Pública de Nueva York en Manhattan.

Los sanitarios, que entre ambos géneros ocupan un total de 28 metros cuadrados, fueron reabiertos tras una renovación de tres meses.

La elegancia de las instalaciones, iluminadas con LED, es poco usual en una ciudad en donde los baños públicos son escasos y generalmente se encuentran en muy mal estado.

“Está muy limpio, y las flores son naturales”, dijo Irena Marentic, una turista procedente de Eslovenia, a la salida del lugar, que cuenta con losetas traídas de Italia y España y muestra obras de arte de los pintores locales de Bryant Park.

/eds