/ viernes 28 de abril de 2017

Policía atiende llamado de una fiesta ruidosa pero ¡se queda a bailar!

Un policía que atendía una queja por el alto ruido de una "fiesta" terminó dando clases de salsa a los que participaban en ella.

Todo ocurrió en San Antonio, Texas, cuando un vecino llamó al 911 quejándose por la fuerte música que venía del patio de un club de baile de niños y jóvenes.

El oficial Juan Carlos Bruno acudió al domicilio citado pero para la sorpresa de todos, decidió no "acabar" con la fiesta y mejor les mostró a los chicos sus mejores pasos de salsa.

Leslie Sapp, que dirige la organización de baile, dijo a los medios locales que el policía le pidió que tocara una canción específica y cuando empezó, presumió su baile.

Luego de demostrar este optimismo, la escuela de baile condecoró al agente por demostrarles a los jóvenes su lado más divertido.

Un policía que atendía una queja por el alto ruido de una "fiesta" terminó dando clases de salsa a los que participaban en ella.

Todo ocurrió en San Antonio, Texas, cuando un vecino llamó al 911 quejándose por la fuerte música que venía del patio de un club de baile de niños y jóvenes.

El oficial Juan Carlos Bruno acudió al domicilio citado pero para la sorpresa de todos, decidió no "acabar" con la fiesta y mejor les mostró a los chicos sus mejores pasos de salsa.

Leslie Sapp, que dirige la organización de baile, dijo a los medios locales que el policía le pidió que tocara una canción específica y cuando empezó, presumió su baile.

Luego de demostrar este optimismo, la escuela de baile condecoró al agente por demostrarles a los jóvenes su lado más divertido.