/ martes 20 de junio de 2017

Dan pena capital a exorcista que mató a tres niños en ritual

Bangkok .- Un tribunal de justicia de Birmania, Myanmar, condenó hoy a la pena capital a un autoproclamado hechicero que, en octubre pasado, mató a tres niños durante un supuesto ritual exorcista, informan medios locales.

Un panel de jueces del tribunal sur de Rangún aceptó la confesión de Tun Naing, quien fue sentenciado a la muerte por ahorcamiento por un delito de cometer daños graves y asesinato, reporta el portal de noticias Mizzima.

El inculpado fue arrestado en octubre tras propinar una paliza hasta la muerte a tres niños, de tres años, dos años y ocho meses, para, según alegó el birmano, sacar los espíritus malignos de sus cuerpos, en una pequeña aldea a las afueras de Rangún.

Mientras la pena capital permanece en el Código Penal raramente se ejecuta la condena, cuyo último ajusticiamiento data de 1988 según los registros oficiales.

A pesar de que la mayoría de la población de Birmania profesa la religión budista, las creencias en espíritus, astrología y la "yadada", a magia para neutralizar la mala fortuna, son aún cotidianas en el país.

/eds

Bangkok .- Un tribunal de justicia de Birmania, Myanmar, condenó hoy a la pena capital a un autoproclamado hechicero que, en octubre pasado, mató a tres niños durante un supuesto ritual exorcista, informan medios locales.

Un panel de jueces del tribunal sur de Rangún aceptó la confesión de Tun Naing, quien fue sentenciado a la muerte por ahorcamiento por un delito de cometer daños graves y asesinato, reporta el portal de noticias Mizzima.

El inculpado fue arrestado en octubre tras propinar una paliza hasta la muerte a tres niños, de tres años, dos años y ocho meses, para, según alegó el birmano, sacar los espíritus malignos de sus cuerpos, en una pequeña aldea a las afueras de Rangún.

Mientras la pena capital permanece en el Código Penal raramente se ejecuta la condena, cuyo último ajusticiamiento data de 1988 según los registros oficiales.

A pesar de que la mayoría de la población de Birmania profesa la religión budista, las creencias en espíritus, astrología y la "yadada", a magia para neutralizar la mala fortuna, son aún cotidianas en el país.

/eds