/ domingo 27 de enero de 2019

Las 10 cosas más aburridas que puede tener un domingo

Desde recibir visitas inesperadas, bañarse temprano o incluso tener que hacer el desayuno...

Le llamamos Domingo, y en latín se le conoce como “Dies Dominicus”, que significa Día del Señor. En otros idiomas es el “Día del Sol”, pero en resumidas cuentas es un día en que muchas personas lo dedican al descanso, a pesar de que, curiosamente no es el último día de la semana, sino el primero.

El domingo también, para muchos, es día del futbol, de la carne asada en familia, de ir a visitas a los abuelos y tíos, o de plano, pasarla en casa viendo películas. Pero resulta que para muchos se puede considerar un día aburrido, con poco chiste o atractivo. Por eso, hemos hecho una lista de las 10 cosas más aburridas que pueden pasar en domingo.

1) Bañarse temprano

Como último día, después de una semana laboral, parte del domingo es justamente no hacer nada, y en lo posible, absolutamente nada. Y como bañarse temprano es sinónimo de labores y responsabilidades, algo bien aburrido es tener que hacerlo en este día. Muchos amanecen con la resaca de la fiesta de la noche anterior, bien cansados, con ganas de quedarse ahí sin hacer nada, de manera que no importa ir en contra de las normas de salubridad, durante este día, y se vale no bañarse.

2) Steven Seagal, Jackie Chan y Jean-Claude Van Damme en la pantalla nacional

Complot en Hong Kong’, ‘Muerte en el barrio chino’, ‘¿Quién soy yo?’ o ‘La Gesta’, son algunos de los tradicionales títulos de películas de acción que los canales nacionales adquirieron en los noventas y nunca archivaron. Las siguen pasando cada domingo. Claro, también hay películas que han sido éxitos desde el 2000 en adelante, pero que también, de tanto verlos, ya nos aburrieron. Ejemplos: “El día después de mañana”, “Día de la Independencia I y II”, “Guerra de los mundos”, y “2012” (Sí la de que se acaba el mundo por un terremoto).

3) Recibir visitas inesperadas


No cabe duda que algo bien aburrido es recibir visita de familiares que se aparecen sin anunciar y a los que obligatoriamente hay que atender. Ellos impiden el disfrute del merecido descanso. Este es uno de esos momentos que implica una sonrisa fingida y una amargura interna que obliga a cumplir con lo mínimo para evacuar la visita.

4) Hacer visitas en contra de la voluntad

Lo peor de los domingos es cuándo uno está pequeño y no puede escaparse de la visita obligada a los familiares insoportables, que por lo general viven al otro lado de la ciudad. A veces no basta con ser adulto, pues igual las ‘responsabilidades’ familiares nunca se acaban.

5) Preparar el desayuno

Para muchos lo mas aburrido del domingo es preparar el desayuno. Para otros puede ser un plan muy agradable, pero solo hasta que la cocina pasa de ser un escenario de placer a el verdugo del descanso. Desde que sea algo sencillo y rico, está bien. De lo contrario siempre será mejor salir a la calle a buscar algo ya hecho o pedir un domicilio.

6) Hacer una actividad

Para muchos, hacer una actividad es de por sí una auténtica tortura, y si es los domingos, no hay peor castigo. Esta es una consecuencia inevitable de la número 5. Pero es muchísimo peor cuando en la noche anterior, el epicentro de la fiesta es el propio hogar de uno. Alguien tiene que arreglar es desastre y si no se hace el domingo nunca se hará.

7) Terminar (pero primero empezar) las tareas para el lunes

Es normal dejar los deberes de la escuela para el domingo, y si es posible, para la tarde. El problema es que la presión de las responsabilidades no se siente sino hasta la llegada de la noche, cuando ya no queda tiempo para hacer las cosas bien.

8) Trabajar

Mucha gente se queja de lo aburrido que son los domingos, pero hay otras personas para quienes lo peor de un domingo es salir a trabajar. Hay personas que llevan años trabajando en domingo y no se pueden acostumbrar. Y es que para muchos el hecho de trabajar es contraria a la definición y esencia del domingo. Sin embargo, si no fuera así, si no hubiera gente que trabaje los domingo, no existirían los sitios a donde nos vamos a divertir, no habrá fútbol, ni restaurantes, e incluso ni la misa.

9) Estar solo, sin pareja

Hay quien dice que lo peor del domingo es estar “solo y sin pareja”. En este sentido, se cree que todos los puntos anteriores serían tal vez soportables con la ayuda de alguien. Siempre es una gran opción ver aquellas películas ya demasiado vistas pero con pareja, o bien pasar la visita inesperada y poco grata pero con la ilusión de luego salir a un plan más agradable. Mala suerte para los solteros.

10) Saber que mañana es lunes

Entonces, ese es el domingo, el fin del conteo que marca una medida en el tiempo. Nada más. Nada más que el nuevo comienzo de una semana que ojalá traiga algo nuevo. Sin embargo, lo peor del domingo es haber desaprovechado el fin de semana, o haberlo aprovechado pero con la tortura moral de que se acaba, y de que en solo unas cuantas horas nuevamente será lunes.

Y a ti ¿qué te aburre del domingo?

Le llamamos Domingo, y en latín se le conoce como “Dies Dominicus”, que significa Día del Señor. En otros idiomas es el “Día del Sol”, pero en resumidas cuentas es un día en que muchas personas lo dedican al descanso, a pesar de que, curiosamente no es el último día de la semana, sino el primero.

El domingo también, para muchos, es día del futbol, de la carne asada en familia, de ir a visitas a los abuelos y tíos, o de plano, pasarla en casa viendo películas. Pero resulta que para muchos se puede considerar un día aburrido, con poco chiste o atractivo. Por eso, hemos hecho una lista de las 10 cosas más aburridas que pueden pasar en domingo.

1) Bañarse temprano

Como último día, después de una semana laboral, parte del domingo es justamente no hacer nada, y en lo posible, absolutamente nada. Y como bañarse temprano es sinónimo de labores y responsabilidades, algo bien aburrido es tener que hacerlo en este día. Muchos amanecen con la resaca de la fiesta de la noche anterior, bien cansados, con ganas de quedarse ahí sin hacer nada, de manera que no importa ir en contra de las normas de salubridad, durante este día, y se vale no bañarse.

2) Steven Seagal, Jackie Chan y Jean-Claude Van Damme en la pantalla nacional

Complot en Hong Kong’, ‘Muerte en el barrio chino’, ‘¿Quién soy yo?’ o ‘La Gesta’, son algunos de los tradicionales títulos de películas de acción que los canales nacionales adquirieron en los noventas y nunca archivaron. Las siguen pasando cada domingo. Claro, también hay películas que han sido éxitos desde el 2000 en adelante, pero que también, de tanto verlos, ya nos aburrieron. Ejemplos: “El día después de mañana”, “Día de la Independencia I y II”, “Guerra de los mundos”, y “2012” (Sí la de que se acaba el mundo por un terremoto).

3) Recibir visitas inesperadas


No cabe duda que algo bien aburrido es recibir visita de familiares que se aparecen sin anunciar y a los que obligatoriamente hay que atender. Ellos impiden el disfrute del merecido descanso. Este es uno de esos momentos que implica una sonrisa fingida y una amargura interna que obliga a cumplir con lo mínimo para evacuar la visita.

4) Hacer visitas en contra de la voluntad

Lo peor de los domingos es cuándo uno está pequeño y no puede escaparse de la visita obligada a los familiares insoportables, que por lo general viven al otro lado de la ciudad. A veces no basta con ser adulto, pues igual las ‘responsabilidades’ familiares nunca se acaban.

5) Preparar el desayuno

Para muchos lo mas aburrido del domingo es preparar el desayuno. Para otros puede ser un plan muy agradable, pero solo hasta que la cocina pasa de ser un escenario de placer a el verdugo del descanso. Desde que sea algo sencillo y rico, está bien. De lo contrario siempre será mejor salir a la calle a buscar algo ya hecho o pedir un domicilio.

6) Hacer una actividad

Para muchos, hacer una actividad es de por sí una auténtica tortura, y si es los domingos, no hay peor castigo. Esta es una consecuencia inevitable de la número 5. Pero es muchísimo peor cuando en la noche anterior, el epicentro de la fiesta es el propio hogar de uno. Alguien tiene que arreglar es desastre y si no se hace el domingo nunca se hará.

7) Terminar (pero primero empezar) las tareas para el lunes

Es normal dejar los deberes de la escuela para el domingo, y si es posible, para la tarde. El problema es que la presión de las responsabilidades no se siente sino hasta la llegada de la noche, cuando ya no queda tiempo para hacer las cosas bien.

8) Trabajar

Mucha gente se queja de lo aburrido que son los domingos, pero hay otras personas para quienes lo peor de un domingo es salir a trabajar. Hay personas que llevan años trabajando en domingo y no se pueden acostumbrar. Y es que para muchos el hecho de trabajar es contraria a la definición y esencia del domingo. Sin embargo, si no fuera así, si no hubiera gente que trabaje los domingo, no existirían los sitios a donde nos vamos a divertir, no habrá fútbol, ni restaurantes, e incluso ni la misa.

9) Estar solo, sin pareja

Hay quien dice que lo peor del domingo es estar “solo y sin pareja”. En este sentido, se cree que todos los puntos anteriores serían tal vez soportables con la ayuda de alguien. Siempre es una gran opción ver aquellas películas ya demasiado vistas pero con pareja, o bien pasar la visita inesperada y poco grata pero con la ilusión de luego salir a un plan más agradable. Mala suerte para los solteros.

10) Saber que mañana es lunes

Entonces, ese es el domingo, el fin del conteo que marca una medida en el tiempo. Nada más. Nada más que el nuevo comienzo de una semana que ojalá traiga algo nuevo. Sin embargo, lo peor del domingo es haber desaprovechado el fin de semana, o haberlo aprovechado pero con la tortura moral de que se acaba, y de que en solo unas cuantas horas nuevamente será lunes.

Y a ti ¿qué te aburre del domingo?

Sociedad

No funciona la Alerta de Género

Urge una política integral de prevención contra la violencia, dice la experta del Comité de la CEDAW

Política

El Senado discute hoy el Paquete Económico

Comisiones recibieron el documento que se analizará a las 10:00 horas de hoy

CDMX

Damnificados de Tlalpan exigen su hogar y la reparación del daño

Un juez confirmó que hay pruebas para procesar a la constructora a la que le piden, por departamento, más de un millón de pesos

Mundo

Bajo Observación | La pandemia no descansa en Venezuela

El presidente Nicolás Maduro espera llegar al 70% de personas vacunadas este mes

Mundo

Piden que paguen más quienes más contaminan

"Las personas más adineradas contaminan mucho más que las más pobres del planeta, y deberían pagar impuestos específicos para compensarlo", asegura un un estudio de World Inequality Lab

Gossip

Dan último adiós al director Felipe Cazals en los Estudios Churubusco

Cineastas, actores y miembros de la industria le rinden homenaje en los Estudios Churubusco

Cultura

Misiones Culturales trabajan con pocos recursos en el centenario de su labor

La SEP lanzará hoy una nueva campaña para combatir el analfabetismo mientras las misiones, creadas hace casi un siglo para la misma tarea, padecen la falta de maestros e infraestructura

Gossip

Angélica Vale recuerda su infancia al conducir el reality “El gran pastelero, bake off México”

Angélica Vale recuerda las recetas de su bisabuela, al ser la conductora de El gran pastelero, bake off México 

Gossip

El Finito López perdió el miedo al escenario en “¿Quién es la máscara?”

El ex boxeador participó en el reality ¿Quién es la máscara?, una experiencia que califica como un premio para él