/ domingo 20 de octubre de 2019

¿Qué significa el amuleto del Santo Niño de Atocha que portaba Ovidio Guzmán?

La imagen de origen español, también era venerada por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Foto: Pablo Escobar / Facebook

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Foto: Pablo Escobar / Facebook

Sociedad

EU y Canadá emiten alertas de viaje a 16 estados por ola de violencia en México

El anuncio se da tras la quema de vehículos y locales, así como el ataque directo hacia civiles por el crimen organizado

Sociedad

Retienen a agentes de la Guardia Nacional en Michoacán

Integrantes del grupo Pueblos Unidos exigen la liberación de las 164 personas detenidas ayer en la localidad de Tiamba

Sociedad

Familiares de mineros atrapados en Coahuila piden ayuda internacional

Acusaron que hay lentitud en los trabajos de rescate y pidieron que otra vez se presente ahí el presidente López Obrador

CDMX

Aumentan la vigilancia en Metrobús por robos

A través de encuestas, este medio de transporte conoce la opinión de los usuarios sobre seguridad

Política

Pide Enrique Vargas al PRI definir abanderado para Edomex

El panista llama al tricolor negociar quién encabezará a la alianza opositora en el Estado de México en 2023

CDMX

La peregrinación de cada año por útiles baratos

La Profeco recomienda que al adquirir uniformes se considere que los niños siguen creciendo

Sociedad

Busca 4T prohibir toda publicidad de cigarros

El Ejecutivo prepara un decreto para impedir que productos de tabaco se promocionen en redes

Gossip

Jannette Chao se presenta en el teatro Milán

La cantautora ofrecerá un show este lunes 15, en el que recorrerá más de 20 años de trayectoria artística

Gossip

Anuncian primera cinta financiada con los NFT

La plataforma Meatown comercializa non fungible token de la película Durmientes para su producción