/ domingo 20 de octubre de 2019

¿Qué significa el amuleto del Santo Niño de Atocha que portaba Ovidio Guzmán?

La imagen de origen español, también era venerada por el narcotraficante colombiano Pablo Escobar

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Foto: Pablo Escobar / Facebook

Tras la presunta detención de Ovidio Guzmán, uno de los hijos del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán, circuló en redes sociales su foto, la cual mostraba cómo portaba un amuleto del Santo Niño de Atocha, una imagen religiosa de origen español.

De acuerdo a su historia, el santo es venerado en Zacatecas, Chiapas, Aguascalientes y San Luis Potosí donde existen hermosas iglesias erigidas en su honor.

En todos estos lugares, la imagen es representada según la tradición española con un sombrero de ala y capa de peregrino; lleva también un bastón, un recipiente para agua y una cesta para el pan.

El atuendo responde a una tradición oral nacida en Atocha, España, en la época en que los moros invadieron y tomaron a muchos cristianos como prisioneros. Los conquistadores prohibieron a todas las personas, salvo a los niños, entrar a la prisión. Ni siquiera los sacerdotes podían ingresar para consolar a los enfermos y moribundos, quienes carecían de comida y agua.

Se cuenta que los prisioneros oraban intensamente por alivio, cuando entró un niño quien, tras bendecirlos, les dio del agua y del pan que llevaba; los prisioneros, comieron y bebieron hasta quedar satisfechos, y al final, para sorpresa de todos, se percataron de que la canasta y el recipiente del niño seguían llenos a rebosar.

La llegada de esta imagen a México tiene distintas versiones: Por un lado, se cuenta que el Marqués de San Miguel de Aguayo de España regaló a la Iglesia zacatecana de Plateros una imagen de la Virgen de Atocha, y a partir de entonces los fieles comenzaron a venerar al Santo Niño, que aparecía en los brazos de su Madre.

Otra versión asegura que la estatua fue encontrada por unos mineros dentro de una peculiar pieza de hierro. De esta gran pieza –se dice– extrajeron una pieza menor, en la que, después de limpiarla y pulirla, descubrieron la imagen del Niño Jesús; posteriormente, donaron esta imagen a la Iglesia de Nuestra Señora de Atocha, en Plateros, de manera que el nombre “Atocha” se aplicó también a la imagen del Niño.

Una forma de honrar a este santo es llevar zapatitos para niños, lo cual parte de la leyenda de que el Niño se desgastaba los zapatos en visitas nocturnas que hacía a la prisión.

PABLO ESCOBAR Y RICARDO MONREAL, FIELES AL NIÑO

Incluso, Mario Vargas Llosa sostiene, en un artículo de opinión en un periódico argentino, que Pablo Escobar, "era católico practicante y muy devoto del Santo Niño de Atocha", como prueba a su devoción, en Medellín en el conocido barrio Pablo Escobar, se encuentra un altar dedicado tanto al narcotraficante colombiano como al Santo Niño de Atocha, su devoción fue heredada por su madre, doña Hermilda, quien le pidió al santo que le salvara la vida en un atentado.

Uno de los seguidores que se suma al santo, es el senador de Morena Ricardo Monreal ya que en varias ocasiones ha demostrado su devoción al Santo Niño. "Dios es grande, y el Santo Niño de Atocha, también", dijo en alguna ocasión, también con su familia asiste a misa en el santuario o participa en peregrinaciones.

Foto: Pablo Escobar / Facebook

Finanzas

No somos sus adversarios: Grupo Monterrey a AMLO

Empresarios del llamado Grupo Monterey ofrecieron al presidente su solidaridad

México

Suman 141 defunciones por Covid-19 en México

Autoridades de la Secretaría de Salud confirmaron 2 mil 785 casos confirmados de coronavirus

Sociedad

Pobladores sí se reubicarían por Tren Maya, revela encuesta de la ONU

Sólo 16 por ciento de los encuestados por la ONU está inconforme con trazo

Sociedad

Doctores de Cuba, listos para ayudar a México

Este anuncio se da luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijera que analizaba pedir el apoyo de médicos cubanos

Sociedad

Inai vigilará uso de geolocalización durante pandemia

El comisionado presidente del Inai se mantiene pendiente de que se garantice la privacidad de las personas, en especial de los pacientes diagnosticados con el virus

Finanzas

Ayudas millonarias a Pemex serán insuficientes, afirman

Moody's prevé que la petrolera deberá tomar más deuda a pesar del apoyo fiscal del gobierno

Mundo

Dan ocho años de cárcel al expresidente de Ecuador, Rafael Correa

Corte de Ecuador lo culpó en ausencia de corrupción y lo inhabilitan políticamente; "quieren evitar mi elección"

Sociedad

Pobladores sí se reubicarían por Tren Maya, revela encuesta de la ONU

Sólo 16 por ciento de los encuestados por la ONU está inconforme con trazo

CDMX

Detallan protocolo para obras privadas durante contingencia

El líder de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción indicó que el detener la obra privada representa que 275 mil dejen de trabajar en la Ciudad de México