imagotipo

Marisela y Alberto le cantan al amor

  • Redacción El Sol de México
  • en Música

Poco después de la hora programada para el evento, hizo su aparición el ídolo del rock Alberto Vázquez, quien dio las gracias a su público y tras interpretar el tema 16 Toneladas, requirió de tanque de oxígeno para poder continuar con la velada en la Arena Ciudad de México.

El cantante explicó a la gente la razón del oxígeno “Quiero darles las gracias por estar aquí en este día tan importante. Ya estoy como José José, pero es que la altura me afecta” además de prometer a sus admiradores que la calidad de sus interpretaciones mejoraría al paso del recital.

Al término de estas interpretaciones y sin cigarro en mano, el rockero derrochó romanticismo mientras cantaba Tus Ojos, mientras se proyectaban imágenes de actrices que enaltecieron la Época de Oro del Cine Mexicano.

“Me dicen guapo, pero yo les digo que se pongan lentes” son algunas de las frases que Alberto lanzó a la gente tras las muestras de cariño del público femenino asistente. A pesar de que la voz del rockero ya no es la misma de hace unos años, el intérprete no dejó nada en el escenario y se esforzó en todo momento por consentir a los asistentes, que si bien no tuvo la convocatoria esperada no lo dejaron de apoyar.

EL DELICADO estado de salud del intérprete no le impidió complacer al público.

EL DELICADO estado de salud del intérprete no le impidió complacer al público.

Alberto Vázquez no perdió el tiempo durante su participación y agradeció a su familia que le acompañaba.Por otra parte, su hijo Arturo fue el encargado de subir al escenario para interpretar el tema Maracas que grabara con Joan Sebastian.

A pesar de permanecer gran parte de la presentación en una silla, el cantante cerró su actuación con Al lado mío y El Pecador para después ser ovacionado por su público por casi 20 minutos.

Belleza pura la de Marisela

Luego de la participación de Alberto Vázquez, tocó el turno a la guapísima Marisela, quien vistiendo un entallado vestido negro inició su presentación interpretando Enamorada y Herida, para deleite del género masculino, la llamada Dama de Hierro no perdió la oportunidad de recorrer el escenario mostrando su excelente forma.

Después de la interacción con el público, donde un asistente le confesó estar enamorado de ella desde hace 35 años la cantante emocionada y agradecida con el bello gesto comentó sobre su vida personal y habló de Marco Antonio Solís.

“Marco Antonio Solís fue mi primer amor. Estuvo rico, no me arrepiento de nada” Para después cantar Dios Bendiga Nuestro Amor, que escribiera Solís para ella.

Tras interpretar Tu dama de hierro, la cantante cerró su participación pero la ovación de la gente hizo que regresara por el clásico cierre de lujo. Después de Ya no, Y voy a ser feliz, La pareja ideal y una hora y media después cerró informando sobre el lanzamiento de su libro autobiográfico.

/arm