/ sábado 4 de marzo de 2017

Éxito de una empresa, algo más que innovación en productos, afirma especialista

En medio de la incertidumbre global, el éxito de una empresa implica no solo innovación en sus productos o servicios, sino además en su modelo de negocio, aseguró el director de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Diego, Jaime Alonso Gómez.

De acuerdo con el académico, esta tarea es primordial en cualquier organización, sobre todo en las empresas familiares, las cuales de la primera a la segunda generación tienen una mortalidad de hasta el 70 por ciento, debido a que no han modificado sus condiciones de competitividad.

“La respuesta es de innovación, no solo en el producto o servicio, si no en el modelo de negocio, por ejemplo el caso de los grandes supermercados como Walmart, Comercial Mexicana o Soriana muchos de ellos venden los mismos productos, pero la competencia se hace en el modelo de negocio”, afirmó.

Y es que, comentó, en los últimos años el mundo se ha vuelto mucho más complejo y dinámico, donde algunos bloques de comercio se están desintegrando, como la salida del Reino Unido y el debate en América del Norte. Sin embargo, también se ve el crecimiento de China o Rusia.

El director de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Diego expuso que las empresas deben de aprender nuevas formas de hacer negocios en un entorno global, además de tener una actitud ganadora y no esperar a que alguien los ayude para salir adelante.

Explicó que todas las compañías en la institución emprendieron la idea de que las empresas además de que generen riqueza y prosperidad, también sean socialmente incluyentes, amigables en lo ecológico, así como que generen utilidades y que según lucren en procesos de paz y prosperidad.

“Cuando una empresa se orienta no solo en generar las utilidades, si no también se preocupa por la paz, prosperidad y justicia en todas sus regiones influencia, empiezan a darse espirales positivos donde todos ganan”, agregó.

Por ello, más que pensar en un producto o un servicio, un emprendedor debe de pensar en la propuesta de valor que ofrece al mercado o un segmento de clientes, construir un modelo de negocio y saber con qué personas asociarse, contratar, además de los proveedores. (Notimex)

En medio de la incertidumbre global, el éxito de una empresa implica no solo innovación en sus productos o servicios, sino además en su modelo de negocio, aseguró el director de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Diego, Jaime Alonso Gómez.

De acuerdo con el académico, esta tarea es primordial en cualquier organización, sobre todo en las empresas familiares, las cuales de la primera a la segunda generación tienen una mortalidad de hasta el 70 por ciento, debido a que no han modificado sus condiciones de competitividad.

“La respuesta es de innovación, no solo en el producto o servicio, si no en el modelo de negocio, por ejemplo el caso de los grandes supermercados como Walmart, Comercial Mexicana o Soriana muchos de ellos venden los mismos productos, pero la competencia se hace en el modelo de negocio”, afirmó.

Y es que, comentó, en los últimos años el mundo se ha vuelto mucho más complejo y dinámico, donde algunos bloques de comercio se están desintegrando, como la salida del Reino Unido y el debate en América del Norte. Sin embargo, también se ve el crecimiento de China o Rusia.

El director de la Escuela de Negocios de la Universidad de San Diego expuso que las empresas deben de aprender nuevas formas de hacer negocios en un entorno global, además de tener una actitud ganadora y no esperar a que alguien los ayude para salir adelante.

Explicó que todas las compañías en la institución emprendieron la idea de que las empresas además de que generen riqueza y prosperidad, también sean socialmente incluyentes, amigables en lo ecológico, así como que generen utilidades y que según lucren en procesos de paz y prosperidad.

“Cuando una empresa se orienta no solo en generar las utilidades, si no también se preocupa por la paz, prosperidad y justicia en todas sus regiones influencia, empiezan a darse espirales positivos donde todos ganan”, agregó.

Por ello, más que pensar en un producto o un servicio, un emprendedor debe de pensar en la propuesta de valor que ofrece al mercado o un segmento de clientes, construir un modelo de negocio y saber con qué personas asociarse, contratar, además de los proveedores. (Notimex)