imagotipo

Acusan hogares de menos recursos incertidumbre sobre sus ingresos

  • Redacción El Sol de México
  • en Finanzas

Ciudad de México.- En los hogares mexicanos de bajos ingresos hay volatilidad e incertidumbre en los ingresos, debido principalmente a que los instrumentos que utilizan son informales, ante lo cual el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela consideró que se deben proveer instrumentos de ahorro y crédito accesibles, formales y seguros.

No obstante, agregó durante la presentación de la investigación “Diarios Financieros en México”, sobre el comportamiento financiero de los hogares de bajos ingresos, también hay capacidad de ahorro y cultura financiera.

Lo anterior, precisó, para atender esa volatilidad en los ingresos y para que los hogares tengan estos recursos cuando los necesiten.

Resaltó por ejemplo los créditos que otorga el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) a través del Programa Prospera, los cuales son en promedio de mil 800 pesos y traen aparejado una cuenta de ahorro y un curso de educación financiera.

El subsecretario de Hacienda destacó que la encuesta mediante la cual se llevó a cabo esta investigación revela que 60 por ciento de los consultados tenía una cuenta de ahorro del Bansefi.

Si bien en los próximos meses se lanzará la estrategia de inclusión financiera global, afirmó, “no hay otro ejemplo de educación financiera en el mundo que el que se ha realizado en el Bansefi” a través de este tipo de apoyos, que ya suma a 651 mujeres que han recibido cursos de educación financiera.

“Hay cultura financiera, la gente utiliza los productos financieros que tiene a la mano, los utiliza de manera adecuada para lo que en teoría se usa, que es para suavizar o disminuir las diferencias entre el ingreso y el gasto”, apuntó.

No obstante, subrayó, hay que tener la capacidad de utilizar más al sistema financiero formal, a fin de darle una solución a la gente donde pueda tener tanto aseguramiento, crédito y capacidad de ahorro, así como utilizar la tecnología para disminuir los costos de transacción.

La investigación “Diarios Financieros de México” fue realizada por Bankable Frontier Associates (BFA), una empresa global de consultoría especializada en el desarrollo de servicios financieros para poblaciones de escasos recursos a nivel mundial, junto con GESOC.

Para la realización de esta investigación se contó con el apoyo económico de Bill & Melinda Gates Foundation, financiamiento de Banco Mundial y con la colaboración de Bansefi a través del programa Prospera, de la Secretaría de Desarrollo Social.

Para el estudio se entrevistaron 185 hogares de bajos ingresos en localidades de la Ciudad de México, Puebla y Oaxaca, donde el ingreso promedio de los hogares fue de 876 pesos mensuales.

Entre sus principales resultados, la investigación revela que, en promedio, los hogares gastan 51 por ciento de su presupuesto en alimentos, dejando poco dinero para cubrir el resto de las necesidades y llevando a “estirar el gasto” lo más posible.

Además, los hogares reunieron hasta siete diferentes fuentes de ingreso y utilizaron en un promedio de siete herramientas de ahorro y crédito en el transcurso de ocho meses, en su mayoría informales, para suavizar el consumo entre ingresos pequeños e impredecibles.

El informe señala que el ahorro familiar es importante, con una mediana de depósitos de 200 pesos y retiros de 300 pesos, por lo que las instituciones financieras no deben descartar el mercado de los productos de ahorro para personas de bajos ingresos. (Notimex)

Expone que debido a los ingresos impredecibles y las crisis económicas que enfrentan, los hogares aprecian y necesitan flexibilidad en los productos financieros, como el rembolso variable del crédito.

Asimismo, los hogares valoran la certeza y previsibilidad de sus ingresos y gastos; cualquier ajuste que ayude a las familias a saber cuándo van a percibir ingresos facilita su planificación financiera.

Revela además que los hogares realizan 85 por ciento de todas las compras y transacciones financieras en sus comunidades, ante lo cual el uso de la tecnología podría aumentar la proximidad y el acceso a los servicios financieros para esta población y reducir los costos de distribución para los proveedores de servicios financieros. (Notimex)