imagotipo

Durante el 2016 la producción de arroz en Venezuela cayó 60 por ciento

  • Agencia NTMX
  • en Finanzas

La producción de arroz en Venezuela tuvo una fuerte caída de 60 por ciento el año pasado, debido a que C, afirmó Luis Ríos, presidente de la Asociación de Productores del estado central de Guárico.

“Esta situación, aunada a una drástica disminución en las importaciones del grano, produjo su desaparición de los anaqueles de abastos y supermercados”, señaló el dirigente agrario.

Dijo que el año pasado se importaron solo 18 mil 242 toneladas de arroz de mesa, mientras que en el primer semestre de 2015 ingresaron al país 28 mil 74 toneladas”, dijo el exdirectivo del desaparecido Instituto Agrario Nacional (IAN).

“Estas importaciones de arroz se encuentran muy lejos de satisfacer la demanda nacional, sin embargo el gobierno no parece muy interesado en fomentar la producción nacional, ya que dejó de asignar dólares a los productores para la compra de insumos y maquinarias”, aseveró.

Explicó que motivado a esta dramática escasez, las industrias que procesan alimentos para bebés, como cremas de arroz, atoles y chichas, dejaron de elaborar estos productos y otras cerraron sus operaciones en Venezuela y se mudaron a Colombia, Panamá y Brasil.

Apuntó que los productores de arroz poco a poco han abandonado el campo debido a los secuestros, las extorsiones y el cobro de vacuna (cuota de protección), por parte de una delincuencia muy bien organizada que el gobierno ha sido incapaz de combatir.

Por otra parte, señaló que en 2015 el presidente Nicolás Maduro inauguró una oficina en Vietnam para el desarrollo de producción de arroz en Venezuela, como parte de los acuerdos de cooperación con ese país, pero que nadie sabe de qué se ocupa.

“Aquí llegaron ese año expertos, técnicos, especialistas y obreros del sector agrícola de Vietnam, pero luego de conocer Venezuela, con gastos pagos, regresaron a Hanoi con la promesa de realizar los estudios para la siembra de 500 hectáreas de arroz”, explicó.

Dijo que los vietnamitas no volvieron más nunca y dejaron al Gobierno “con los crespos hechos (esperando)”, ya que tampoco facilitaron la asistencia técnica que habían prometido a los productores locales de arroz para que mejoraran sus cosechas.

“Estos asiáticos son egoístas no comparten con nadie sus conocimientos, aunque tampoco nos hacen falta ya que Venezuela tiene siglos sembrando y exportando arroz sin la ayuda de nadie, solo que ahora el gobierno se niega a asistir a los productores privados”, finalizó.

/cpg