/ jueves 22 de octubre de 2015

Anima CFE a IP españolas a aprovechar licitaciones

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, animó a las empresas españolas del sector energético a aprovechar la apertura que han dado las reformas estructurales y presentarse a las licitaciones públicas que se están abriendo.

"Las empresas españolas han participado desde hace tiempo en el sector eléctrico mexicano y lo han hecho con gran talento", aseguró Ochoa en una entrevista posterior a un encuentro con un grupo de empresarios del sector en la Cámara de Comercio de España de la capital mexicana.

En las licitaciones que la CFE ha hecho hasta ahora a raíz de la Reforma Energética, destacó, "hemos tenido una amplia participación de empresas españolas".

Ello se refleja, dijo, en que "de cinco centrales de ciclo combinado que hemos licitado de manera pública y transparente han ganado cinco consorcios distintos, y en cada uno de ellos hay al menos la participación de una o más empresas españolas".

En opinión de Ochoa, las compañías españolas del sector energético "han acreditado experiencia" en mercados internacionales sobre "cómo llevar a cabo los procesos de licitación, cómo transferir los avances tecnológicos y técnicos que han logrado en España y en otros lugares del mundo".

Las oportunidades están en la construcción de "múltiples gasoductos", así como en "centrales de ciclo combinado", agregó el funcionario.

Este encuentro se ha celebrado poco más de un año después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, promulgara en agosto de 2014 las leyes secundarias que pusieron en marcha la reforma, que a su vez entró en vigor en diciembre de 2013.

La reforma constitucional abrió el sector al capital privado después de más de siete décadas de monopolio estatal y con ella, el Gobierno pretende atraer millonarias inversiones.

En la ls epresarios, Ochoa explicó que con la reforma la CFE evolucionó "de ser una empresa que proveía un servicio de energía eléctrica a una que pueda proveer también un servicio de comercialización de gas natural".

Ahora la CFE "puede comprar gas natural de cualquier empresa y vender sus excedentes", agregó el director, quien recordó que se están licitando 26 gasoductos nuevos que supondrán una inversión cercana a 15.200 millones de dólares y una longitud de 7.500 kilómetros.

Aunque algunos de estos gasoductos ya han sido licitados e incluso se están construyendo, hay varios que están todavía por ser adjudicados y "para llevar este ritmo de construcción de 26 gasoductos al mismo tiempo necesitmos a los mejores", dijo, invitando a la participación de las empresas españolas.

"Para la CFE sería impensable ser propietaria de toda esta infraestructura y desarollarla al mismo tiempo", agregó Ochoa, quien explicó el funcionamiento de estas concesiones.

La CFE , a través de una licitación, establece competencia entre las empresas especializadas "para que nos ofrezcan la menor tarifa de transporte de gas natural para que podamos traer gas a nuestras centrales".

La empresa ganadora es la propietaria del gasoducto, quien lo va a operar y mantener durante los 25 años que dura el contrato.

"La empresa privada va al banco, solicita un crédito, apalanca ese crédito con el contrato de largo plazo que ha ganado en la licitación pública y transparente, y la CFE empieza a pagar ese contrato una vez que el gasoducto está construido y operando", expuso.

Con esto la CFE tendrá gas natural en regiones donde antes no lo tenía, recurso que será utilizado para producir electricidad de un modo más económico y menos contaminante.

Según cálculos de Ochoa, se espera que toda la infrestructura de los 26 gasoductos esté lista y operativa para fines de 2018. (EFE)

Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- El director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Enrique Ochoa, animó a las empresas españolas del sector energético a aprovechar la apertura que han dado las reformas estructurales y presentarse a las licitaciones públicas que se están abriendo.

"Las empresas españolas han participado desde hace tiempo en el sector eléctrico mexicano y lo han hecho con gran talento", aseguró Ochoa en una entrevista posterior a un encuentro con un grupo de empresarios del sector en la Cámara de Comercio de España de la capital mexicana.

En las licitaciones que la CFE ha hecho hasta ahora a raíz de la Reforma Energética, destacó, "hemos tenido una amplia participación de empresas españolas".

Ello se refleja, dijo, en que "de cinco centrales de ciclo combinado que hemos licitado de manera pública y transparente han ganado cinco consorcios distintos, y en cada uno de ellos hay al menos la participación de una o más empresas españolas".

En opinión de Ochoa, las compañías españolas del sector energético "han acreditado experiencia" en mercados internacionales sobre "cómo llevar a cabo los procesos de licitación, cómo transferir los avances tecnológicos y técnicos que han logrado en España y en otros lugares del mundo".

Las oportunidades están en la construcción de "múltiples gasoductos", así como en "centrales de ciclo combinado", agregó el funcionario.

Este encuentro se ha celebrado poco más de un año después de que el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, promulgara en agosto de 2014 las leyes secundarias que pusieron en marcha la reforma, que a su vez entró en vigor en diciembre de 2013.

La reforma constitucional abrió el sector al capital privado después de más de siete décadas de monopolio estatal y con ella, el Gobierno pretende atraer millonarias inversiones.

En la ls epresarios, Ochoa explicó que con la reforma la CFE evolucionó "de ser una empresa que proveía un servicio de energía eléctrica a una que pueda proveer también un servicio de comercialización de gas natural".

Ahora la CFE "puede comprar gas natural de cualquier empresa y vender sus excedentes", agregó el director, quien recordó que se están licitando 26 gasoductos nuevos que supondrán una inversión cercana a 15.200 millones de dólares y una longitud de 7.500 kilómetros.

Aunque algunos de estos gasoductos ya han sido licitados e incluso se están construyendo, hay varios que están todavía por ser adjudicados y "para llevar este ritmo de construcción de 26 gasoductos al mismo tiempo necesitmos a los mejores", dijo, invitando a la participación de las empresas españolas.

"Para la CFE sería impensable ser propietaria de toda esta infraestructura y desarollarla al mismo tiempo", agregó Ochoa, quien explicó el funcionamiento de estas concesiones.

La CFE , a través de una licitación, establece competencia entre las empresas especializadas "para que nos ofrezcan la menor tarifa de transporte de gas natural para que podamos traer gas a nuestras centrales".

La empresa ganadora es la propietaria del gasoducto, quien lo va a operar y mantener durante los 25 años que dura el contrato.

"La empresa privada va al banco, solicita un crédito, apalanca ese crédito con el contrato de largo plazo que ha ganado en la licitación pública y transparente, y la CFE empieza a pagar ese contrato una vez que el gasoducto está construido y operando", expuso.

Con esto la CFE tendrá gas natural en regiones donde antes no lo tenía, recurso que será utilizado para producir electricidad de un modo más económico y menos contaminante.

Según cálculos de Ochoa, se espera que toda la infrestructura de los 26 gasoductos esté lista y operativa para fines de 2018. (EFE)