/ viernes 21 de octubre de 2016

Arabia Saudita emite monto récord de 17 mil 500 mdd en deuda

RIAD, Arabia Saudita. (AFP).- Arabia Saudita pidió prestado un monto récord de 17 mil 500 millones de dólares en su primera emisión de bonos en el mercado internacional, prueba del interés del reino en diversificar su economía, demasiado dependiente del petróleo.

La oferta ha sido suscrita por casi cuatro veces su valor, según la agencia oficial Spa.

“Esta emisión inaugural de 17 mil 500 millones de dólares marca con éxito la llegada de Arabia Saudita a los mercados de capitales, ya que se trata de la mayor emisión sindicada (a través de inversores a varias entidades bancarias) jamás realizada por un país”, comentó ayer a la AFP Jean-Marc Mercier, codirector de la división de mercados de capitales de préstamo de HSBC.

Según Mercier, el interés de los inversores por este préstamo fue global, y no se limitó sólo a Estados Unidos (EU). La suscripción empezó el miércoles.

La economía de Arabia Saudita, primer exportador mundial de petróleo, se ha visto golpeada por los bajos precios del barril.

Con una previsión de déficit de 87 mil millones de dólares para este año, el país lanzó un plan de diversificación de su economía y de reformas, entre ellas esta emisión de bonos y medidas de austeridad. Para absorber el déficit, el reino inició una reestructuración de su economía, reduciendo sus compensaciones, -una medida sin precedentes-, y frenando sus proyectos públicos.

En septiembre redujo un 20 por ciento los salarios de los ministros; reconsideró indemnizaciones y ventajas a los funcionarios, y alentó a los inversionistas  extranjeros.

Un gran éxito

El reino también prevé introducir en bolsa una parte del capital de su bien económico más preciado, la compañía petrolera pública Saudi Aramco. “Las tasas son de un buen nivel. Eso se considera un gran éxito para el país”, declaró a la AFP un exbanquero del reino.

La emisión de deuda se llevará a cabo en tres tramos: un primero de cinco mil 500 millones a 5 años de vencimiento, con un cupón (tasa de interés anual) nominal de 2.375 por ciento; un segundo de cinco mil 500 millones a 10 años a 3.25 por ciento, y un tercero de seis mil 500 millones a 30 años a 4.5 por ciento, precisó el banco británico HSBC. El rendimiento efectivo, es decir el interés anual que pagará Arabia Saudita para el conjunto del préstamo, es de 2.588 por ciento a 5 años, de 3.407 por ciento a 10 años, y de 4.623 por ciento a 30 años.

“Las demandas totales de suscripción para estas obligaciones alcanzaron los 67 mil millones de dólares”, afirmó la agencia Spa.

Riad ya recurrió al préstamo en el mercado interior, lo que llevó a presionar sobre la liquidez de los bancos locales, según Patrick Dennis, experto sobre Oriente Medio en el Oxford Economics de Londres.

“Es la principal razón por la que ahora toma prestado en el extranjero”, añadió.

“Aunque el país puede legítimamente esperar tomar prestado a una tasa atractiva, será seguramente más elevada que la de sus vecinos, por culpa de una nota menos buena de la deuda soberana y de un reciente movimiento global de alza de tasas soberanas”, explicó Christopher Dembik, jefe de estudios macroeconómicos de Saxo Bank.

Para Dennis, el hecho de emitir bonos en el mercado exterior reduce en cambio la presión sobre las reservas de divisas del reino, que cayeron de 732 mil millones de dólares en 2014 a 562 mil millones de dólares en agosto de este año, según estadísticas oficiales.

RIAD, Arabia Saudita. (AFP).- Arabia Saudita pidió prestado un monto récord de 17 mil 500 millones de dólares en su primera emisión de bonos en el mercado internacional, prueba del interés del reino en diversificar su economía, demasiado dependiente del petróleo.

La oferta ha sido suscrita por casi cuatro veces su valor, según la agencia oficial Spa.

“Esta emisión inaugural de 17 mil 500 millones de dólares marca con éxito la llegada de Arabia Saudita a los mercados de capitales, ya que se trata de la mayor emisión sindicada (a través de inversores a varias entidades bancarias) jamás realizada por un país”, comentó ayer a la AFP Jean-Marc Mercier, codirector de la división de mercados de capitales de préstamo de HSBC.

Según Mercier, el interés de los inversores por este préstamo fue global, y no se limitó sólo a Estados Unidos (EU). La suscripción empezó el miércoles.

La economía de Arabia Saudita, primer exportador mundial de petróleo, se ha visto golpeada por los bajos precios del barril.

Con una previsión de déficit de 87 mil millones de dólares para este año, el país lanzó un plan de diversificación de su economía y de reformas, entre ellas esta emisión de bonos y medidas de austeridad. Para absorber el déficit, el reino inició una reestructuración de su economía, reduciendo sus compensaciones, -una medida sin precedentes-, y frenando sus proyectos públicos.

En septiembre redujo un 20 por ciento los salarios de los ministros; reconsideró indemnizaciones y ventajas a los funcionarios, y alentó a los inversionistas  extranjeros.

Un gran éxito

El reino también prevé introducir en bolsa una parte del capital de su bien económico más preciado, la compañía petrolera pública Saudi Aramco. “Las tasas son de un buen nivel. Eso se considera un gran éxito para el país”, declaró a la AFP un exbanquero del reino.

La emisión de deuda se llevará a cabo en tres tramos: un primero de cinco mil 500 millones a 5 años de vencimiento, con un cupón (tasa de interés anual) nominal de 2.375 por ciento; un segundo de cinco mil 500 millones a 10 años a 3.25 por ciento, y un tercero de seis mil 500 millones a 30 años a 4.5 por ciento, precisó el banco británico HSBC. El rendimiento efectivo, es decir el interés anual que pagará Arabia Saudita para el conjunto del préstamo, es de 2.588 por ciento a 5 años, de 3.407 por ciento a 10 años, y de 4.623 por ciento a 30 años.

“Las demandas totales de suscripción para estas obligaciones alcanzaron los 67 mil millones de dólares”, afirmó la agencia Spa.

Riad ya recurrió al préstamo en el mercado interior, lo que llevó a presionar sobre la liquidez de los bancos locales, según Patrick Dennis, experto sobre Oriente Medio en el Oxford Economics de Londres.

“Es la principal razón por la que ahora toma prestado en el extranjero”, añadió.

“Aunque el país puede legítimamente esperar tomar prestado a una tasa atractiva, será seguramente más elevada que la de sus vecinos, por culpa de una nota menos buena de la deuda soberana y de un reciente movimiento global de alza de tasas soberanas”, explicó Christopher Dembik, jefe de estudios macroeconómicos de Saxo Bank.

Para Dennis, el hecho de emitir bonos en el mercado exterior reduce en cambio la presión sobre las reservas de divisas del reino, que cayeron de 732 mil millones de dólares en 2014 a 562 mil millones de dólares en agosto de este año, según estadísticas oficiales.