/ martes 17 de enero de 2017

Aumentaría la volatilidad durante toma de protesta de Trump, advierte la BMV

  • Mercados se verían perturbados en caso de que anuncie nuevas medidas financieras

Aunque la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ya descontó los efectos por la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos el viernes próximo, está latente el riesgo de que aumente la volatilidad en caso de que el magnate estadunidense anuncie nuevas medidas que perturben los mercados financieros.

En este sentido, el director general de la firma, José Oriol Bosch, destacó la confianza que mantiene el mercado mexicano ante los ojos de inversionistas nacionales y extranjeros y lo cual se puede atestiguar en el comportamiento positivo que reporta el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), de la Bolsa Mexicana.

Sin embargo, el marco de la ceremonia con motivo de la oferta pública primaria de acciones de Infraestructura Energética Nova en la BMV, el directivo reconoció que está abierta la posibilidad de que retorne la volatilidad en el mercado accionario, sobre todo si el próximo inquilino de la Casa Blanca insiste en sus agresiones, como sus amenazas en contra de empresas globales para instalar o desarrollar proyectos en México.

“Donald Trump ha sido la principal causa de volatilidad en todos los mercados en las últimas semanas, no es ninguna sorpresa, generalmente la volatilidad se da cuando no hay algo esperado en el mercado, cuando ya es algo tan cierto, como es el caso del viernes, la toma de posesión, pues yo creo que la volatilidad no debería ser tan alta; esperemos no haya más sorpresas; si empieza a ver algunas cosas que no sepamos, eso puede empezar a generar más volatilidad”, afirmó.

Al respecto, cabe mencionar que, mientras el peso mexicano acumuló una depreciación de 18.9 por ciento en todo el 2016, el IPC de la BMV acumuló un rendimiento de dos mil 665.40 puntos, equivalente a un avance de 6.20 por ciento.

Por ello, el director del mercado bursátil destacó la confianza que mantiene México como destino confiable y rentable para el desarrollo de negocios, pues subrayó que la volatilidad responde a factores externos.

  • Mercados se verían perturbados en caso de que anuncie nuevas medidas financieras

Aunque la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ya descontó los efectos por la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos el viernes próximo, está latente el riesgo de que aumente la volatilidad en caso de que el magnate estadunidense anuncie nuevas medidas que perturben los mercados financieros.

En este sentido, el director general de la firma, José Oriol Bosch, destacó la confianza que mantiene el mercado mexicano ante los ojos de inversionistas nacionales y extranjeros y lo cual se puede atestiguar en el comportamiento positivo que reporta el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), de la Bolsa Mexicana.

Sin embargo, el marco de la ceremonia con motivo de la oferta pública primaria de acciones de Infraestructura Energética Nova en la BMV, el directivo reconoció que está abierta la posibilidad de que retorne la volatilidad en el mercado accionario, sobre todo si el próximo inquilino de la Casa Blanca insiste en sus agresiones, como sus amenazas en contra de empresas globales para instalar o desarrollar proyectos en México.

“Donald Trump ha sido la principal causa de volatilidad en todos los mercados en las últimas semanas, no es ninguna sorpresa, generalmente la volatilidad se da cuando no hay algo esperado en el mercado, cuando ya es algo tan cierto, como es el caso del viernes, la toma de posesión, pues yo creo que la volatilidad no debería ser tan alta; esperemos no haya más sorpresas; si empieza a ver algunas cosas que no sepamos, eso puede empezar a generar más volatilidad”, afirmó.

Al respecto, cabe mencionar que, mientras el peso mexicano acumuló una depreciación de 18.9 por ciento en todo el 2016, el IPC de la BMV acumuló un rendimiento de dos mil 665.40 puntos, equivalente a un avance de 6.20 por ciento.

Por ello, el director del mercado bursátil destacó la confianza que mantiene México como destino confiable y rentable para el desarrollo de negocios, pues subrayó que la volatilidad responde a factores externos.