/ lunes 21 de septiembre de 2015

BID: Políticas en materia laboral de México, referente para América Latina

El Sol de México

México, DF.-  El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconoció las políticas públicas que en materia laboral ha implementado el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, al señalar que éstas han sido un referente de muchas de las recomendaciones de la institución para los países de América Latina y el Caribe.

“México es un país con avances en muchas de las políticas públicas que proponemos; de hecho, México ha sido uno de los referentes detrás de nuestras recomendaciones”, destacó la Representante del Banco Interamericano de Desarrollo en México, Mercedes Aráoz Fernández, al presentar el libro “Empleos para Crecer”, en el marco del V Diálogo Regional de Políticas Públicas y Seguridad Social.

En representación del Titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, la Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral, Patricia Martínez Cranss, subrayó la importancia de este evento, que se realiza en un momento –dijo– en el que en todo el mundo el tema del empleo es ampliamente discutido, en un entorno global caracterizado por la incertidumbre y volatilidad.

“Es evidente que ante la fragilidad de la economía mundial, la creación y preservación de empleos de calidad enfrenta hoy mayores dificultades, pues en circunstancias económicas adversas, surgen fenómenos de precarización laboral como la reducción de jornadas de trabajo, disminución de prestaciones laborales, aligeramiento de las obligaciones patronales y debilitamiento de los sistemas de seguridad social”, advirtió.

Sin embargo, la funcionaria de la STPS consideró inadmisible suponer que en aras de una rápida recuperación, se pretendan disminuir derechos o sobrecargar, en cualquiera de los factores de la producción, la recuperación de los niveles de productividad y de rentabilidad. “No se debe aceptar mayor productividad si sus beneficios no se distribuyen equitativamente”, agregó.

Ante representantes de 18 países de América Latina y el Caribe, la Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral resaltó que frente a mercados laborales tan complejos y heterogéneos como los que hay en la región latinoamericana, es indispensable una equilibrada implementación de diversas políticas públicas dirigidas a cada sector y grupo objetivo de población manteniendo su coherencia y su integralidad.

En ese sentido, compartió algunas de las políticas que se llevan a cabo en México con esa visión integral, y que en los últimos dos años han mejorado las condiciones del mercado de trabajo, como han hecho notar el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

estacó que entre los avances logrados, se encuentra el diálogo tripartito, respetuoso, crítico y objetivo, que ha permitido que durante 23 meses no se haya registrado una sola huelga de jurisdicción federal en el país. “Esta política de mediación y conciliación, de diálogo y entendimiento entre empleadores y trabajadores tiene un solo objetivo: mantener la paz laboral, que significa equilibrio y armonía sin las cuales no se pueden preservar los empleos existentes o atraer nuevas inversiones para generar empleos formales”, apuntó.

Patricia Martínez Cranss mencionó que las Reformas Estructurales impulsadas por el Presidente Enrique Peña Nieto y aprobadas por el Poder Legislativo, han tenido por objetivo elevar la competitividad de México y su atractivo como destino de la inversión productiva generadora de empleos formales.

Refirió que la Reforma Laboral promovió una mayor flexibilidad en la contratación individual, que no alteró los derechos colectivos de los trabajadores y, en cambio, mejoró la vigilancia en la protección de los derechos laborales de los trabajadores más vulnerables. Además, por primera vez, se incorporó una definición de productividad, estableciendo un vínculo directo entre capacitación, productividad y remuneraciones.

Comentó que en 2014, se crearon más de 714 mil puestos laborales registrados en la seguridad social, la segunda cifra más alta en casi dos décadas, y que lo más importante es que una tercera parte de esos nuevos empleos fueron para jóvenes.

Agregó que el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (INFONACOT) ha afiliado en la presente Administración a 207 mil 600 centros de trabajo, lo que significa 3.4 veces más afiliados que en los 40 años del Instituto. Con ello, se han otorgado créditos al consumo a más de 2.4 millones de trabajadores en 31 meses.

De igual forma, en tres años se han destinado cerca de 150 millones de dólares en becas de capacitación para el trabajo, beneficiando a más de 796 mil personas, principalmente jóvenes. En ese lapso, el Servicio Nacional de Empleo (SNE) ha registrado más de 13 millones 600 mil intervenciones de vinculación, capacitación y movilidad laboral, y ha conseguido colocar en un empleo a 3 millones 800 mil personas.

En otras vertientes, la Subsecretaria Patricia Martínez Cranss subrayó que acciones como elevar la edad legal mínima para trabajar de 14 a 15 años –que permitió ratificar el Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo sobre edad mínima de admisión al empleo–, el establecimiento de comisiones estatales para la erradicación del trabajo infantil y las tareas de vigilancia, permitieron una reducción de más de 540 mil niños y niñas que trabajaban en todo el país, de acuerdo con la última encuesta nacional en la materia.

Mercedes Aráoz Fernández, Representante del BID en México, enfatizó a su vez que “en México se han realizado importantes avances enfocados a lograr una mayor productividad en el trabajo, y dijo que para seguir avanzando, es necesario continuar adoptando políticas enfocadas a la promoción de empleos formales, realizar una mayor inversión en la formación del trabajador y fortalecer las condiciones de previsibilidad en la entrada y salida del mercado laboral, tal como la regulación efectiva de despidos.

Observó también que México adoptó un sistema de educación media superior basado en competencia para promover una mejor articulación entre la formación para el trabajo y las necesidades del sector productivo. Al respecto, la funcionaria del BID puntualizó que la creación de un perfil único para todos los egresados de la educación media superior ha permitido brindar coherencia a una oferta educativa antes fragmentada. Además, abundó, el país ha emprendido un esfuerzo por desarrollar un programa de aprendices, a través del modelo mexicano de formación dual.

“El Banco Interamericano de Desarrollo ha sido socio, actor y testigo de esta historia de éxitos”, aseveró Mercedes Aráoz Fernández al comentar que el libro “Empleos para Crecer” nos motiva a seguir trabajando para mejorar los mercados laborales tanto para que la región crezca económicamente, como para que los trabajadores crezcan en el ámbito profesional.

Dijo que si no se impulsan cambios significativos, las tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) esperadas para los próximos años serán insuficientes para mantener los avances logrados en materia de irrupción de la pobreza y la equidad.

Comentó que el libro presentado hoy ofrece una nueva evidencia acerca del funcionamiento del mercado laboral en la región, y propone un paquete de medidas orientadas a fomentar tanto el crecimiento de las personas a través de las trayectorias laborales de éxito como el de las economías de nuestros países mediante el logro de más empleo de calidad y mayor productividad.

En el evento estuvieron también, por parte del BID, el Vicepresidente de Sectores y Conocimiento, Santiago Levy, y la Jefa de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social, Carmen Pagés Serra.

Por la STPS estuvieron, entre otros funcionarios, el Subsecretario de Previsión Social, Ignacio Rubí Salazar; el Presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Jorge Alberto J. Zorrilla Rodríguez, y el Director General del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (INFONACOT), César Martínez Baranda.

Además de representantes de Barbados, Bahamas, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Trinidad y Tobago, Perú y Uruguay, asistieron representantes de organizaciones sindicales y patronales.

El Sol de México

México, DF.-  El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reconoció las políticas públicas que en materia laboral ha implementado el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, al señalar que éstas han sido un referente de muchas de las recomendaciones de la institución para los países de América Latina y el Caribe.

“México es un país con avances en muchas de las políticas públicas que proponemos; de hecho, México ha sido uno de los referentes detrás de nuestras recomendaciones”, destacó la Representante del Banco Interamericano de Desarrollo en México, Mercedes Aráoz Fernández, al presentar el libro “Empleos para Crecer”, en el marco del V Diálogo Regional de Políticas Públicas y Seguridad Social.

En representación del Titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, la Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral, Patricia Martínez Cranss, subrayó la importancia de este evento, que se realiza en un momento –dijo– en el que en todo el mundo el tema del empleo es ampliamente discutido, en un entorno global caracterizado por la incertidumbre y volatilidad.

“Es evidente que ante la fragilidad de la economía mundial, la creación y preservación de empleos de calidad enfrenta hoy mayores dificultades, pues en circunstancias económicas adversas, surgen fenómenos de precarización laboral como la reducción de jornadas de trabajo, disminución de prestaciones laborales, aligeramiento de las obligaciones patronales y debilitamiento de los sistemas de seguridad social”, advirtió.

Sin embargo, la funcionaria de la STPS consideró inadmisible suponer que en aras de una rápida recuperación, se pretendan disminuir derechos o sobrecargar, en cualquiera de los factores de la producción, la recuperación de los niveles de productividad y de rentabilidad. “No se debe aceptar mayor productividad si sus beneficios no se distribuyen equitativamente”, agregó.

Ante representantes de 18 países de América Latina y el Caribe, la Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral resaltó que frente a mercados laborales tan complejos y heterogéneos como los que hay en la región latinoamericana, es indispensable una equilibrada implementación de diversas políticas públicas dirigidas a cada sector y grupo objetivo de población manteniendo su coherencia y su integralidad.

En ese sentido, compartió algunas de las políticas que se llevan a cabo en México con esa visión integral, y que en los últimos dos años han mejorado las condiciones del mercado de trabajo, como han hecho notar el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

estacó que entre los avances logrados, se encuentra el diálogo tripartito, respetuoso, crítico y objetivo, que ha permitido que durante 23 meses no se haya registrado una sola huelga de jurisdicción federal en el país. “Esta política de mediación y conciliación, de diálogo y entendimiento entre empleadores y trabajadores tiene un solo objetivo: mantener la paz laboral, que significa equilibrio y armonía sin las cuales no se pueden preservar los empleos existentes o atraer nuevas inversiones para generar empleos formales”, apuntó.

Patricia Martínez Cranss mencionó que las Reformas Estructurales impulsadas por el Presidente Enrique Peña Nieto y aprobadas por el Poder Legislativo, han tenido por objetivo elevar la competitividad de México y su atractivo como destino de la inversión productiva generadora de empleos formales.

Refirió que la Reforma Laboral promovió una mayor flexibilidad en la contratación individual, que no alteró los derechos colectivos de los trabajadores y, en cambio, mejoró la vigilancia en la protección de los derechos laborales de los trabajadores más vulnerables. Además, por primera vez, se incorporó una definición de productividad, estableciendo un vínculo directo entre capacitación, productividad y remuneraciones.

Comentó que en 2014, se crearon más de 714 mil puestos laborales registrados en la seguridad social, la segunda cifra más alta en casi dos décadas, y que lo más importante es que una tercera parte de esos nuevos empleos fueron para jóvenes.

Agregó que el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (INFONACOT) ha afiliado en la presente Administración a 207 mil 600 centros de trabajo, lo que significa 3.4 veces más afiliados que en los 40 años del Instituto. Con ello, se han otorgado créditos al consumo a más de 2.4 millones de trabajadores en 31 meses.

De igual forma, en tres años se han destinado cerca de 150 millones de dólares en becas de capacitación para el trabajo, beneficiando a más de 796 mil personas, principalmente jóvenes. En ese lapso, el Servicio Nacional de Empleo (SNE) ha registrado más de 13 millones 600 mil intervenciones de vinculación, capacitación y movilidad laboral, y ha conseguido colocar en un empleo a 3 millones 800 mil personas.

En otras vertientes, la Subsecretaria Patricia Martínez Cranss subrayó que acciones como elevar la edad legal mínima para trabajar de 14 a 15 años –que permitió ratificar el Convenio 138 de la Organización Internacional del Trabajo sobre edad mínima de admisión al empleo–, el establecimiento de comisiones estatales para la erradicación del trabajo infantil y las tareas de vigilancia, permitieron una reducción de más de 540 mil niños y niñas que trabajaban en todo el país, de acuerdo con la última encuesta nacional en la materia.

Mercedes Aráoz Fernández, Representante del BID en México, enfatizó a su vez que “en México se han realizado importantes avances enfocados a lograr una mayor productividad en el trabajo, y dijo que para seguir avanzando, es necesario continuar adoptando políticas enfocadas a la promoción de empleos formales, realizar una mayor inversión en la formación del trabajador y fortalecer las condiciones de previsibilidad en la entrada y salida del mercado laboral, tal como la regulación efectiva de despidos.

Observó también que México adoptó un sistema de educación media superior basado en competencia para promover una mejor articulación entre la formación para el trabajo y las necesidades del sector productivo. Al respecto, la funcionaria del BID puntualizó que la creación de un perfil único para todos los egresados de la educación media superior ha permitido brindar coherencia a una oferta educativa antes fragmentada. Además, abundó, el país ha emprendido un esfuerzo por desarrollar un programa de aprendices, a través del modelo mexicano de formación dual.

“El Banco Interamericano de Desarrollo ha sido socio, actor y testigo de esta historia de éxitos”, aseveró Mercedes Aráoz Fernández al comentar que el libro “Empleos para Crecer” nos motiva a seguir trabajando para mejorar los mercados laborales tanto para que la región crezca económicamente, como para que los trabajadores crezcan en el ámbito profesional.

Dijo que si no se impulsan cambios significativos, las tasas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) esperadas para los próximos años serán insuficientes para mantener los avances logrados en materia de irrupción de la pobreza y la equidad.

Comentó que el libro presentado hoy ofrece una nueva evidencia acerca del funcionamiento del mercado laboral en la región, y propone un paquete de medidas orientadas a fomentar tanto el crecimiento de las personas a través de las trayectorias laborales de éxito como el de las economías de nuestros países mediante el logro de más empleo de calidad y mayor productividad.

En el evento estuvieron también, por parte del BID, el Vicepresidente de Sectores y Conocimiento, Santiago Levy, y la Jefa de la Unidad de Mercados Laborales y Seguridad Social, Carmen Pagés Serra.

Por la STPS estuvieron, entre otros funcionarios, el Subsecretario de Previsión Social, Ignacio Rubí Salazar; el Presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, Jorge Alberto J. Zorrilla Rodríguez, y el Director General del Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (INFONACOT), César Martínez Baranda.

Además de representantes de Barbados, Bahamas, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Jamaica, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Trinidad y Tobago, Perú y Uruguay, asistieron representantes de organizaciones sindicales y patronales.