/ sábado 11 de junio de 2016

Banco japonés prepara su propia moneda virtual

  • Pretende que se use para compras, transferencias, e incluso cambio de divisas

TOKIO, Japón. (EFE).- El mayor banco de Japón, Mitsubishi Tokyo-UFJ, planea emitir próximamente su propia moneda virtual, con lo que se convertiría en la primera gran entidad del mundo en emprender esta iniciativa, según confirmó ayer a EFE la entidad.

Mitsubishi Tokyo-UFJ está desarrollando una divisa digital denominada provisionalmente “MUFG” (a partir de las siglas de la entidad financiera), la cual podrá emplearse para realizar operaciones como compras, transferencias bancarias o cambiar divisas extranjeras a menor costo que con monedas corrientes.

La moneda está “en fase de desarrollo” por parte de la entidad, que por ahora no tiene fecha concreta para ponerla en circulación, explicó un portavoz del banco, aunque el diario japonés Asahi apuntó que la emisión comenzaría en otoño.

Esta iniciativa sin precedentes en la banca internacional volvería a situar al país asiático en la vanguardia de las “monedas virtuales”, después de que en 2014, el Gobierno aprobara el primer marco normativo para regular las monedas digitales.

La entidad ha creado su propia plataforma informática de soporte para la divisa, basada en la “cadena de bloques” (“blockchain”, en inglés), un sistema de envío de información ligado al origen del Bitcoin, y también empleado para otras criptomonedas (formas de pago que tienen en la encriptación de datos el respaldo de su valor material).

En la práctica, el funcionamiento de la futura moneda será similar al de las tarjetas-monedero disponibles actualmente en Japón, y que pueden emplearse para pagar en establecimientos comerciales o en las redes de transporte urbano e interurbano del archipiélago nipón.

La principal diferencia con estas tarjetas-monedero es que “la divisa virtual será intercambiable entre sus usuarios, y que podrá gestionarse a través del ordenador o de teléfonos inteligentes”, según detalló Asahi.

Mitsubishi Tokyo-UFJ también trabaja en el desarrollo de una nueva generación de cajeros automáticos que permitirán realizar operaciones con la divisa virtual y con smartphones.

Asimismo, la entidad está negociando alianzas con empresas y otras entidades de Japón para que acepten la nueva moneda, con el objetivo de impulsar un mercado financiero y comercial basado en la misma, según las fuentes ya citadas.

A raíz del escándalo de la quiebra en 2014 de Mt.Gox, la que llegó a ser la mayor casa de cambio de Bitcoins a nivel global, el Gobierno japonés aprobó una normativa pionera en el mundo para tipificar esta criptomoneda como una mercancía, y no como una divisa.

El Ejecutivo nipón tramita en estos momentos un cambio legislativo para permitir que el Bitcoin y otras divisas digitales sean empleadas como monedas corrientes, con vistas a reforzar la protección de sus usuarios y a facilitar su uso.

Actualmente existen unas 600 divisas virtuales en todo el mundo, y entre ellas la que cuenta con una mayor capitalización de mercado es el Bitcoin, estimada en unos 8 mil 400 millones de dólares (7 mil 524 millones de euros), por las principales plataformas de referencia sobre las criptomonedas.

  • Pretende que se use para compras, transferencias, e incluso cambio de divisas

TOKIO, Japón. (EFE).- El mayor banco de Japón, Mitsubishi Tokyo-UFJ, planea emitir próximamente su propia moneda virtual, con lo que se convertiría en la primera gran entidad del mundo en emprender esta iniciativa, según confirmó ayer a EFE la entidad.

Mitsubishi Tokyo-UFJ está desarrollando una divisa digital denominada provisionalmente “MUFG” (a partir de las siglas de la entidad financiera), la cual podrá emplearse para realizar operaciones como compras, transferencias bancarias o cambiar divisas extranjeras a menor costo que con monedas corrientes.

La moneda está “en fase de desarrollo” por parte de la entidad, que por ahora no tiene fecha concreta para ponerla en circulación, explicó un portavoz del banco, aunque el diario japonés Asahi apuntó que la emisión comenzaría en otoño.

Esta iniciativa sin precedentes en la banca internacional volvería a situar al país asiático en la vanguardia de las “monedas virtuales”, después de que en 2014, el Gobierno aprobara el primer marco normativo para regular las monedas digitales.

La entidad ha creado su propia plataforma informática de soporte para la divisa, basada en la “cadena de bloques” (“blockchain”, en inglés), un sistema de envío de información ligado al origen del Bitcoin, y también empleado para otras criptomonedas (formas de pago que tienen en la encriptación de datos el respaldo de su valor material).

En la práctica, el funcionamiento de la futura moneda será similar al de las tarjetas-monedero disponibles actualmente en Japón, y que pueden emplearse para pagar en establecimientos comerciales o en las redes de transporte urbano e interurbano del archipiélago nipón.

La principal diferencia con estas tarjetas-monedero es que “la divisa virtual será intercambiable entre sus usuarios, y que podrá gestionarse a través del ordenador o de teléfonos inteligentes”, según detalló Asahi.

Mitsubishi Tokyo-UFJ también trabaja en el desarrollo de una nueva generación de cajeros automáticos que permitirán realizar operaciones con la divisa virtual y con smartphones.

Asimismo, la entidad está negociando alianzas con empresas y otras entidades de Japón para que acepten la nueva moneda, con el objetivo de impulsar un mercado financiero y comercial basado en la misma, según las fuentes ya citadas.

A raíz del escándalo de la quiebra en 2014 de Mt.Gox, la que llegó a ser la mayor casa de cambio de Bitcoins a nivel global, el Gobierno japonés aprobó una normativa pionera en el mundo para tipificar esta criptomoneda como una mercancía, y no como una divisa.

El Ejecutivo nipón tramita en estos momentos un cambio legislativo para permitir que el Bitcoin y otras divisas digitales sean empleadas como monedas corrientes, con vistas a reforzar la protección de sus usuarios y a facilitar su uso.

Actualmente existen unas 600 divisas virtuales en todo el mundo, y entre ellas la que cuenta con una mayor capitalización de mercado es el Bitcoin, estimada en unos 8 mil 400 millones de dólares (7 mil 524 millones de euros), por las principales plataformas de referencia sobre las criptomonedas.