/ domingo 26 de junio de 2016

Bancos centrales están preparados, confía Carstens

Marcela Ojeda / El Sol de México

El presidente de la Reunión de la Economía Mundial (GEM) del Banco de Pagos Internacional (BIS), Agustín Carstens, afirmó ayer, en Basilea, Suiza, que, -tras la decisión de una mayoría británica a favor del “Brexit”-, los Bancos Centrales están preparados para apoyar el funcionamiento adecuado de los mercados financieros.

El también gobernador del Banco de México (Banxico), quien el mes pasado fue reelecto como presidente de la GEM y del Comité Económico Consultivo (ECC) del BIS, añadió que los Bancos Centrales también monitorearán el funcionamiento y la estabilidad de los mercados financieros, y cooperarán de manera estrecha.

Al final de la sesión donde participaron los gobernadores de los 30 Bancos Centrales accionistas del BIS, -todos de las principales economías avanzadas y emergentes, las cuales representan cerca de cuatro quintas partes del Producto Interno Bruto (PIB) mundial-, Carstens señaló que ahí se discutieron las implicaciones del resultado del referéndum que tuvo lugar el jueves pasado en el Reino Unido.

El viernes, los miembros del BIS indicaron que si bien el periodo post Brexit “será de incertidumbre y ajuste, confiamos en que con una buena cooperación a nivel global se pueda contener la incertidumbre, y en que los ajustes se produzcan los más suavemente posible.

Entre tanto, Carstens también subrayó que en la sesión, los banqueros centrales manifestaron su respaldo a las medidas preventivas adoptadas por el Banco de Inglaterra, “y enfatizamos que estamos preparados para apoyar el funcionamiento adecuado de los mercados financieros”.

El viernes, la libra esterlina se depreció 7.54 por ciento, para cerrar en 1.375 dólares por libra, y la Bolsa de Valores de Londres abrió con un desplome de 500 puntos, (-7.94 por ciento), aunque al cierre cayó 3.15 por ciento, contra un alza del 1.23 por ciento, el jueves, cuando los sondeos se inclinaban a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE).

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que ante la volatilidad ocasionada por el “Brexit”, se tienen preparados 250 mil millones de libras (310 mil millones de euros) adicionales para sustentar al sistema financiero del Reino Unido.

Tras advertir que el Brexit conllevará un periodo de incertidumbre y reajuste, agregó que el Banco de Inglaterra está bien preparado con un plan de contingencia; que incluso puede proporcionar liquidez en divisa extranjera, y anticipó que durante las próximas semanas analizarán las condiciones económicas a fin de considerar más medidas.

"Esperamos que las instituciones utilicen este financiamiento cuando sea apropiado, al igual que esperamos que conforme se requiera, recurran a sus propios fondos para facilitar el crédito, apoyar a los mercados y ofrecer otros servicios financieros a la economía real", indicó.

Asimismo destacó que gracias a las pruebas de resistencia, los bancos de su país están bien capitalizados para hacer frente, incluso, a escenarios más adversos que al que ahora se enfrenta el Reino Unido.

Reveló que las entidades británicas han recaudado más de 130 mil millones de libras (161 mil 200 millones de euros), y que en este momento cuentan con activos de calidad por más de 600 mil millones de libras (745 mil millones de euros).

"El Banco (de Inglaterra) no dudará en tomar medidas adicionales en caso de que se requieran, mientras los mercados se reajustan y la economía británica avanza.

“Los reajustes estarán apoyados por un sistema financiero resistente, el cual se ha reforzado en los últimos siete años, tras la crisis crediticia global de 2008, que provocó la caída del sistema financiero británico y llevó al país a una recesión”, enfatizó.

Marcela Ojeda / El Sol de México

El presidente de la Reunión de la Economía Mundial (GEM) del Banco de Pagos Internacional (BIS), Agustín Carstens, afirmó ayer, en Basilea, Suiza, que, -tras la decisión de una mayoría británica a favor del “Brexit”-, los Bancos Centrales están preparados para apoyar el funcionamiento adecuado de los mercados financieros.

El también gobernador del Banco de México (Banxico), quien el mes pasado fue reelecto como presidente de la GEM y del Comité Económico Consultivo (ECC) del BIS, añadió que los Bancos Centrales también monitorearán el funcionamiento y la estabilidad de los mercados financieros, y cooperarán de manera estrecha.

Al final de la sesión donde participaron los gobernadores de los 30 Bancos Centrales accionistas del BIS, -todos de las principales economías avanzadas y emergentes, las cuales representan cerca de cuatro quintas partes del Producto Interno Bruto (PIB) mundial-, Carstens señaló que ahí se discutieron las implicaciones del resultado del referéndum que tuvo lugar el jueves pasado en el Reino Unido.

El viernes, los miembros del BIS indicaron que si bien el periodo post Brexit “será de incertidumbre y ajuste, confiamos en que con una buena cooperación a nivel global se pueda contener la incertidumbre, y en que los ajustes se produzcan los más suavemente posible.

Entre tanto, Carstens también subrayó que en la sesión, los banqueros centrales manifestaron su respaldo a las medidas preventivas adoptadas por el Banco de Inglaterra, “y enfatizamos que estamos preparados para apoyar el funcionamiento adecuado de los mercados financieros”.

El viernes, la libra esterlina se depreció 7.54 por ciento, para cerrar en 1.375 dólares por libra, y la Bolsa de Valores de Londres abrió con un desplome de 500 puntos, (-7.94 por ciento), aunque al cierre cayó 3.15 por ciento, contra un alza del 1.23 por ciento, el jueves, cuando los sondeos se inclinaban a favor de la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea (UE).

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que ante la volatilidad ocasionada por el “Brexit”, se tienen preparados 250 mil millones de libras (310 mil millones de euros) adicionales para sustentar al sistema financiero del Reino Unido.

Tras advertir que el Brexit conllevará un periodo de incertidumbre y reajuste, agregó que el Banco de Inglaterra está bien preparado con un plan de contingencia; que incluso puede proporcionar liquidez en divisa extranjera, y anticipó que durante las próximas semanas analizarán las condiciones económicas a fin de considerar más medidas.

"Esperamos que las instituciones utilicen este financiamiento cuando sea apropiado, al igual que esperamos que conforme se requiera, recurran a sus propios fondos para facilitar el crédito, apoyar a los mercados y ofrecer otros servicios financieros a la economía real", indicó.

Asimismo destacó que gracias a las pruebas de resistencia, los bancos de su país están bien capitalizados para hacer frente, incluso, a escenarios más adversos que al que ahora se enfrenta el Reino Unido.

Reveló que las entidades británicas han recaudado más de 130 mil millones de libras (161 mil 200 millones de euros), y que en este momento cuentan con activos de calidad por más de 600 mil millones de libras (745 mil millones de euros).

"El Banco (de Inglaterra) no dudará en tomar medidas adicionales en caso de que se requieran, mientras los mercados se reajustan y la economía británica avanza.

“Los reajustes estarán apoyados por un sistema financiero resistente, el cual se ha reforzado en los últimos siete años, tras la crisis crediticia global de 2008, que provocó la caída del sistema financiero británico y llevó al país a una recesión”, enfatizó.