/ martes 29 de noviembre de 2016

Bolsillo de mexicanos seguirá afectado; crecimiento será menor al estimado para 2017: INVEX

Los bolsillos de los mexicanos seguirán siendo golpeados en 2017, pues de acuerdo con proyecciones dadas a conocer en INVEX Banco, para ese año se prevé un crecimiento de 1.7 por ciento en la nación, menor al estimado originalmente en 2.4 por ciento, así como una inflación de 4.2 por ciento al cierre de 2017 que afectará “a todos”.

Tras estimar una inflación de 4.2 por ciento a finales de 2017, el director de Estrategia y Gestión de Portafolios de INVEX Banco, Rodolfo Campuzano Meza, subrayó que esto nos afecta a todos, pues a final de cuentas estamos hablando de mayores precios en energía, mercancías, bienes y servicios públicos. “Entonces, pues, mientras mayor sea la inflación, todos tenemos menos poder adquisitivo en teoría”.

Al consultarle en entrevista sobre si eso acrecentará la pobreza en el país, el directivo prefirió no contestar esa pregunta.

Lee también | 

Luego de una conferencia de prensa, Campuzano Meza comentó que el Banco de México (Banxico) está haciendo su función de tratar de contener la inflación, vía mayores tasas de interés y tratar de estabilizar el tipo de cambio. “Creo que tiene que continuar los ajustes en las finanzas públicas y ser más visibles”.

Conforme a Rodolfo Campuzano, la proyección de 4.2 por ciento de inflación para 2017, es, entre otras cosas, en base a la existencia de una devaluación acumulada muy grande desde 2014, además de que hay muchos precios de las mercancías de importación que han estado subiendo, lo cual se estima continuará al mismo ritmo sobre todo en el primer semestre de 2017, con lo cual “nos da un número poquito arriba del 4 (por ciento)”.

Por otra parte, información facilitada a propósito de la conferencia efectuada en instalaciones de INVEX Banco en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, destaca que la victoria de Donald Trump en Estados Unidos ha deteriorado el escenario económico para México.

Una gráfica sobre “Estimaciones Invex Grupo Financiero”, ubican al Producto Interno Bruto (PIB) nacional en 2.5% durante 2015; para 2016 ese PIB es situado en 2.1% y la proyección para 2017 es de 1.7%.

Asimismo, la inflación general en 2015 es ubicada en 2.1%; la estimada para 2016 llega a 3.35% y la proyectada para 2017 es de 4.20 por ciento, según la tabla expuesta en dicha reunión.

Lee también | 

Referencias proporcionadas en la reunión, puntualizan que se esperan mayores presiones inflacionarias a raíz de los incrementos en precios energéticos y la persistente depreciación del peso.

Al calificar las proyecciones (económicas para México en 2017) como “difíciles”, Rodolfo Campuzano aclaró que no hay que usar términos alarmantes porque vamos a seguir creciendo a una tasa positiva, “menor que el año pasado pero positiva”. Asimismo, la inflación subirá medio punto “de dónde anda ahora”, o sea tampoco es algo de lo que estemos hablando mucho.

Sin embargo, admitió que sí golpeará los bolsillos de muchos. “Pues sí, el ajuste implica ajuste para todos”, acentuó en entrevista.

/amg

Los bolsillos de los mexicanos seguirán siendo golpeados en 2017, pues de acuerdo con proyecciones dadas a conocer en INVEX Banco, para ese año se prevé un crecimiento de 1.7 por ciento en la nación, menor al estimado originalmente en 2.4 por ciento, así como una inflación de 4.2 por ciento al cierre de 2017 que afectará “a todos”.

Tras estimar una inflación de 4.2 por ciento a finales de 2017, el director de Estrategia y Gestión de Portafolios de INVEX Banco, Rodolfo Campuzano Meza, subrayó que esto nos afecta a todos, pues a final de cuentas estamos hablando de mayores precios en energía, mercancías, bienes y servicios públicos. “Entonces, pues, mientras mayor sea la inflación, todos tenemos menos poder adquisitivo en teoría”.

Al consultarle en entrevista sobre si eso acrecentará la pobreza en el país, el directivo prefirió no contestar esa pregunta.

Lee también | 

Luego de una conferencia de prensa, Campuzano Meza comentó que el Banco de México (Banxico) está haciendo su función de tratar de contener la inflación, vía mayores tasas de interés y tratar de estabilizar el tipo de cambio. “Creo que tiene que continuar los ajustes en las finanzas públicas y ser más visibles”.

Conforme a Rodolfo Campuzano, la proyección de 4.2 por ciento de inflación para 2017, es, entre otras cosas, en base a la existencia de una devaluación acumulada muy grande desde 2014, además de que hay muchos precios de las mercancías de importación que han estado subiendo, lo cual se estima continuará al mismo ritmo sobre todo en el primer semestre de 2017, con lo cual “nos da un número poquito arriba del 4 (por ciento)”.

Por otra parte, información facilitada a propósito de la conferencia efectuada en instalaciones de INVEX Banco en Lomas de Chapultepec, Ciudad de México, destaca que la victoria de Donald Trump en Estados Unidos ha deteriorado el escenario económico para México.

Una gráfica sobre “Estimaciones Invex Grupo Financiero”, ubican al Producto Interno Bruto (PIB) nacional en 2.5% durante 2015; para 2016 ese PIB es situado en 2.1% y la proyección para 2017 es de 1.7%.

Asimismo, la inflación general en 2015 es ubicada en 2.1%; la estimada para 2016 llega a 3.35% y la proyectada para 2017 es de 4.20 por ciento, según la tabla expuesta en dicha reunión.

Lee también | 

Referencias proporcionadas en la reunión, puntualizan que se esperan mayores presiones inflacionarias a raíz de los incrementos en precios energéticos y la persistente depreciación del peso.

Al calificar las proyecciones (económicas para México en 2017) como “difíciles”, Rodolfo Campuzano aclaró que no hay que usar términos alarmantes porque vamos a seguir creciendo a una tasa positiva, “menor que el año pasado pero positiva”. Asimismo, la inflación subirá medio punto “de dónde anda ahora”, o sea tampoco es algo de lo que estemos hablando mucho.

Sin embargo, admitió que sí golpeará los bolsillos de muchos. “Pues sí, el ajuste implica ajuste para todos”, acentuó en entrevista.

/amg