/ miércoles 15 de junio de 2016

Carece de acceso a servicios financieros 56% de adultos

Yazmín Zaragoza / El Sol de México

Ciudad de México.- En México el 56 por ciento de la población adulta, esto es 42 millones 600 mil personas no tienen acceso a ningún tipo de servicios financieros, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015.

Durante la presentación de la ENIF, que llevaron a cabo el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Fernando Aportela; así como el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, y Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resaltaron que aun cuando en los últimos tres años ingresaron a sistema financiero 12 millones 700 mil mexicanos, también existen 15 millones de mexicanos adultos que prefieren ahorrar en tandas, mientras que otros 30 millones prefieren guardar su dinero en su casa.

En las instalaciones de la CNBV, su titular Jaime González Aguadé, expuso que la Encuesta Nacional que es comparable con los datos de 2012, reveló que en 2015, del 56 por ciento de personas sin acceso a servicios financieros el 42 por ciento, esto es 31 millones 600 mil personas “nunca han sido usuarios del sistema financiero”. Mientras que otro 14 por ciento, que equivale a 11 millones de mexicanos dijeron ser exusuarios de los sistemas financieros llámese bancos o instituciones que otorgan crédito.

De los 11 millones de exusuarios de la banca y otras instituciones, González Aguadé explicó que estas personas dijeron que los principales motivos para dejar una cuenta, es porque en un 50 por ciento dejó de trabajar y ya no la usaba para que le pagaran su salario.

Otro 10 por ciento, respondió en la ENIF 2015, que ya no posee una cuenta “porque tuvo una mala experiencia con una institución financiera”, otro 10 por ciento también dijo que “ya no la utilizaba”, en tanto que otro 5 por ciento relató que dejó de utilizar una tarjeta “porque no cumplía con el saldo mínimo”.

En contraste, el presidente de la CNBV aseveró que la ENIF mostró que en estos tres años, en México, los adultos con cuentas formales, entendidos como aquellas personas que tienen una cuenta de ahorro, nómina o pensión, o las cuentas que reciben apoyo de Gobierno en un banco de institución financiera, han aumentado de manera constante.

Así al cierre de 2015, las cuentas de ahorro ascendieron a 33 millones 600 mil personas, un incremento de 44 por ciento; en tanto que en crédito se registran 22 millones 100 mil personas, con un aumento de 29 por ciento en relación de 2012.

Se observó una evolución en materia de seguros debido a que existen 18 millones 900 mil personas que poseen una póliza, lo que arroja en tres años un incrementó de 25 por ciento; mientras que en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) hay 31 millones 300 mil personas esto es un aumento del 41 por ciento en relación con la encuesta pasada.

Yazmín Zaragoza / El Sol de México

Ciudad de México.- En México el 56 por ciento de la población adulta, esto es 42 millones 600 mil personas no tienen acceso a ningún tipo de servicios financieros, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2015.

Durante la presentación de la ENIF, que llevaron a cabo el subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Fernando Aportela; así como el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, y Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), resaltaron que aun cuando en los últimos tres años ingresaron a sistema financiero 12 millones 700 mil mexicanos, también existen 15 millones de mexicanos adultos que prefieren ahorrar en tandas, mientras que otros 30 millones prefieren guardar su dinero en su casa.

En las instalaciones de la CNBV, su titular Jaime González Aguadé, expuso que la Encuesta Nacional que es comparable con los datos de 2012, reveló que en 2015, del 56 por ciento de personas sin acceso a servicios financieros el 42 por ciento, esto es 31 millones 600 mil personas “nunca han sido usuarios del sistema financiero”. Mientras que otro 14 por ciento, que equivale a 11 millones de mexicanos dijeron ser exusuarios de los sistemas financieros llámese bancos o instituciones que otorgan crédito.

De los 11 millones de exusuarios de la banca y otras instituciones, González Aguadé explicó que estas personas dijeron que los principales motivos para dejar una cuenta, es porque en un 50 por ciento dejó de trabajar y ya no la usaba para que le pagaran su salario.

Otro 10 por ciento, respondió en la ENIF 2015, que ya no posee una cuenta “porque tuvo una mala experiencia con una institución financiera”, otro 10 por ciento también dijo que “ya no la utilizaba”, en tanto que otro 5 por ciento relató que dejó de utilizar una tarjeta “porque no cumplía con el saldo mínimo”.

En contraste, el presidente de la CNBV aseveró que la ENIF mostró que en estos tres años, en México, los adultos con cuentas formales, entendidos como aquellas personas que tienen una cuenta de ahorro, nómina o pensión, o las cuentas que reciben apoyo de Gobierno en un banco de institución financiera, han aumentado de manera constante.

Así al cierre de 2015, las cuentas de ahorro ascendieron a 33 millones 600 mil personas, un incremento de 44 por ciento; en tanto que en crédito se registran 22 millones 100 mil personas, con un aumento de 29 por ciento en relación de 2012.

Se observó una evolución en materia de seguros debido a que existen 18 millones 900 mil personas que poseen una póliza, lo que arroja en tres años un incrementó de 25 por ciento; mientras que en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) hay 31 millones 300 mil personas esto es un aumento del 41 por ciento en relación con la encuesta pasada.