/ lunes 22 de mayo de 2017

Citigroup acepta multa de casi 100 mdd por “blanqueo” en envíos en Banamex USA

WASHINGTON, EU.- El banco Citigroup acordó ayer lunes el pago de una multa de 97.8 millones de dólares al Departamento de Justicia de Estados Unidos por fallas internas en el control que podrían haber permitido millonarias operaciones de “lavado de dinero” a través de los envíos de remesas a México desde su filial Banamex USA.

En el acuerdo alcanzado, Banamex USA, con sede en Los Ángeles, admite haber “fallado de manera repetida” a la hora de mantener “controles efectivos, procedimientos y medidas para evitar el blanqueo de dinero”, señaló el Departamento de Justicia en un comunicado.

Con el pago de esta sanción, Citigroup evita llegar a los Tribunales para dirimir el caso y se cierra la investigación. Las autoridades federales señalaron que entre 2007 y 2012 los empleados de Banamex permitieron el envío de 30 millones de remesas desde EU a México por un valor aproximado de ocho mil 800 millones de dólares.

Pese a que las alertas internas de la entidad financiera advirtieron que habían detectado 18 mil transacciones sospechosas, por un monto de cerca de 142 millones de dólares, Banamex investigó menos de una decena.

Además de la multa, Banamex USA y Citigroup se comprometieron a “colaborar plenamente” durante el próximo año en las investigaciones relacionadas con violaciones a la Ley del Secreto Bancario y lavado de dinero.

Banamex USA es una filial del banco mexicano, entidad adquirida por Citigroup en 2001, y se convirtió en la última década en uno de los principales bancos para el envío de remesas desde EU a México.

En México, Citibanamex emitió un comunicado del corporativo donde señala que “Nos complace resolver este asunto con el que se concluyen todos los procesos pendientes llevados a cabo en conjunto por el DOJ y la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos en el Distrito de Massachusetts, relativos al cumplimiento de la Ley del Secreto Bancario (BSA) y la normatividad sobre Prevención de Lavado de Dinero (AML) por parte de Citigroup y entidades relacionadas, incluyendo a BUSA. El arreglo incluye un acuerdo de no-procesamiento y una penalización de cerca de 97 millones de dólares, para la cual “Citi” ya ha hecho todas las reservas necesarias. 

“Citi anunció previamente en julio de 2015 un acuerdo sobre BUSA al que llegó con la Corporación Federal de Seguros de Depósito (Federal Deposit Insurance Corporation -FDIC-) y el Departamento de Supervisión de Negocios de California (California’s Department of Business Oversight -CDBO-). En ese momento, también anunciamos la intención de cerrar las operaciones bancarias en BUSA, sujeta a un plan de liquidación satisfactorio. Ese plan de liquidación se presentó ante la FDIC que emitió su no objeción. Como resultado, BUSA prevé cesar operaciones bancarias el 30 de junio del 2017.

“Una de las obligaciones más importantes que tenemos como Banco es lograr contar con el sistema más fuerte posible para el combate al lavado de dinero y el cumplimiento de sanciones con el fin de proteger la integridad del sistema financiero.  Por ello, continuamente fortalecemos y mejoramos nuestros programas de prevención de lavado de dinero y protección del secreto bancario”.

WASHINGTON, EU.- El banco Citigroup acordó ayer lunes el pago de una multa de 97.8 millones de dólares al Departamento de Justicia de Estados Unidos por fallas internas en el control que podrían haber permitido millonarias operaciones de “lavado de dinero” a través de los envíos de remesas a México desde su filial Banamex USA.

En el acuerdo alcanzado, Banamex USA, con sede en Los Ángeles, admite haber “fallado de manera repetida” a la hora de mantener “controles efectivos, procedimientos y medidas para evitar el blanqueo de dinero”, señaló el Departamento de Justicia en un comunicado.

Con el pago de esta sanción, Citigroup evita llegar a los Tribunales para dirimir el caso y se cierra la investigación. Las autoridades federales señalaron que entre 2007 y 2012 los empleados de Banamex permitieron el envío de 30 millones de remesas desde EU a México por un valor aproximado de ocho mil 800 millones de dólares.

Pese a que las alertas internas de la entidad financiera advirtieron que habían detectado 18 mil transacciones sospechosas, por un monto de cerca de 142 millones de dólares, Banamex investigó menos de una decena.

Además de la multa, Banamex USA y Citigroup se comprometieron a “colaborar plenamente” durante el próximo año en las investigaciones relacionadas con violaciones a la Ley del Secreto Bancario y lavado de dinero.

Banamex USA es una filial del banco mexicano, entidad adquirida por Citigroup en 2001, y se convirtió en la última década en uno de los principales bancos para el envío de remesas desde EU a México.

En México, Citibanamex emitió un comunicado del corporativo donde señala que “Nos complace resolver este asunto con el que se concluyen todos los procesos pendientes llevados a cabo en conjunto por el DOJ y la Oficina de la Fiscalía de los Estados Unidos en el Distrito de Massachusetts, relativos al cumplimiento de la Ley del Secreto Bancario (BSA) y la normatividad sobre Prevención de Lavado de Dinero (AML) por parte de Citigroup y entidades relacionadas, incluyendo a BUSA. El arreglo incluye un acuerdo de no-procesamiento y una penalización de cerca de 97 millones de dólares, para la cual “Citi” ya ha hecho todas las reservas necesarias. 

“Citi anunció previamente en julio de 2015 un acuerdo sobre BUSA al que llegó con la Corporación Federal de Seguros de Depósito (Federal Deposit Insurance Corporation -FDIC-) y el Departamento de Supervisión de Negocios de California (California’s Department of Business Oversight -CDBO-). En ese momento, también anunciamos la intención de cerrar las operaciones bancarias en BUSA, sujeta a un plan de liquidación satisfactorio. Ese plan de liquidación se presentó ante la FDIC que emitió su no objeción. Como resultado, BUSA prevé cesar operaciones bancarias el 30 de junio del 2017.

“Una de las obligaciones más importantes que tenemos como Banco es lograr contar con el sistema más fuerte posible para el combate al lavado de dinero y el cumplimiento de sanciones con el fin de proteger la integridad del sistema financiero.  Por ello, continuamente fortalecemos y mejoramos nuestros programas de prevención de lavado de dinero y protección del secreto bancario”.