/ martes 27 de septiembre de 2016

Clinton y Trump chocan en sus propuestas económicas

HEMPSTEAD, EU. (AFP) - Los candidatos presidencialesestadunidenses Hillary Clinton y Donald Trump iniciaron ayer elprimero de una serie de tres debates, con un choque abierto alpresentar sus propuestas económicas para generar empleos y mejorarla economía.

Desde el inicio de las discusiones, los dos principalescandidatos presidenciales se trabaron en un áspero duelo verbal,con sus constantes interrupciones y acusaciones cruzadas, ignorandopor completo los esfuerzos del moderador por poner orden.

En la apertura de la discusión, Clinton dijo que la“cuestión central” de esta elección es decidir “qué paísqueremos ser”, y afirmó que como presidenta se propone“construir una economía que funcione para todos” y que seamás “justa”.

Clinton recordó que hace apenas ocho años el país enfrentaba“su peor crisis financiera” provocada por políticas fiscalesque redujeron drásticamente los impuestos a los más ricos yfracasaron en invertir en la clase media. Por su parte, Trumpalertó que Estados Unidos no está haciendo nada para evitar quese pierdan puestos de trabajo y sean llevados a otros países,entre los que mencionó a México y China.

“Tenemos que renegociar nuestros acuerdos comerciales ytenemos que impedir que esos países sigan robándose nuestrascompañías y nuestros puestos de trabajo”, dijo, enfatizando queel sistema de intercambio comercial con México es “deficiente”desde su inicio.

Para el candidato conservador, “nuestro país está enproblemas. No sabe qué hacer ante devaluaciones en esos otrospaíses, especialmente en China. Lo que están haciendo connosotros es algo muy triste”. “Yo traeré empleos de vuelta.Tú no puedes”, le lanzó a la ex secretaria de Estado.

Clinton le respondió: “tú vives en tu propiarealidad”.

Un virtual empate técnico

La demócrata Clinton, de 68 años, y el republicano Trump, de70, son los aspirantes con el mayor índice de rechazo registradohasta el presente entre candidatos presidenciales de los dospartidos principales, y además luchan cabeza a cabeza en lossondeos.

Dos encuestas divulgadas en la jornada mostraron a Clinton conuna ventaja inferior al margen de error.

El sondeo de la Universidad Quinnipiac otorgó a Clinton 44 porciento de apoyo y a Trump con 43 por ciento, un resultado“demasiado ajustado” que constituye un “empate virtual”,según los responsables de la encuesta.

Sin embargo, el 41 por ciento de los encuestados opinó queClinton deberá imponerse en el debate, contra sólo 32 por cientoque esperan una victoria de Trump.

En tanto, un sondeo de CNN/ORC reveló una diferencia de unpunto porcentual entre ambos postulantes en los Estados dePensilvania y Colorado.

Aunque los resultados de los sondeos han variado ampliamente enlos últimos dos meses, lo cierto es que al inicio de la campañaClinton tenía una enorme ventaja de dos dígitos sobre Trump, y apesar de los espectaculares gastos de campaña esa superioridad seha esfumado.

La expectativa generada por este debate es de tal magnitud quela bolsa de valores de Wall Street terminó a la baja.

“El mercado está percibiendo que puede no ser una victoriafácil para Clinton”, dijo Peter Cardillo, economista jefe deFirst Standard Financial.

“Normalmente una victoria de los republicanos sería positivapara el mercado de acciones, pero Trump puede crear muchaincertidumbre”, apuntó.

Proyección de imagen

Los organizadores del debate -de 90 minutos sin interrupciones yque se realizará en la Universidad de Hofstra, Nueva York- esperanque más de 80 millones de espectadores acompañen ladiscusión.

Ese récord fue alzando durante un debate entre Ronald Reagan yJimmy Carter en 1980, y es la mayor audiencia registrada en lascampañas electorales de Estados Unidos.

Ni Clinton ni Trump pueden darse el lujo de un desempeño flojoen este primer debate, dado lo apretado de la carrera.

Asimismo, ambos tienen por delante la posibilidad y laresponsabilidad de tratar de mejorar su imagen para reducir susíndices de rechazo.

El 88 por ciento de los electores considera que Clinton es muyinteligente, pero el 65 por ciento no la considera honesta, y el 52por ciento tiene francamente una opinión negativa de ella. Entanto, el 61 por ciento de los estadunidenses tiene una opiniónnegativa de Trump. Cambiar esa percepción en las semanas querestan para la elección será una tarea de colosos.

Este primer duelo verbal estuvo dividido en tres partestemáticas: para discutir la dirección en que el país avanza, laprosperidad y la seguridad.

HEMPSTEAD, EU. (AFP) - Los candidatos presidencialesestadunidenses Hillary Clinton y Donald Trump iniciaron ayer elprimero de una serie de tres debates, con un choque abierto alpresentar sus propuestas económicas para generar empleos y mejorarla economía.

Desde el inicio de las discusiones, los dos principalescandidatos presidenciales se trabaron en un áspero duelo verbal,con sus constantes interrupciones y acusaciones cruzadas, ignorandopor completo los esfuerzos del moderador por poner orden.

En la apertura de la discusión, Clinton dijo que la“cuestión central” de esta elección es decidir “qué paísqueremos ser”, y afirmó que como presidenta se propone“construir una economía que funcione para todos” y que seamás “justa”.

Clinton recordó que hace apenas ocho años el país enfrentaba“su peor crisis financiera” provocada por políticas fiscalesque redujeron drásticamente los impuestos a los más ricos yfracasaron en invertir en la clase media. Por su parte, Trumpalertó que Estados Unidos no está haciendo nada para evitar quese pierdan puestos de trabajo y sean llevados a otros países,entre los que mencionó a México y China.

“Tenemos que renegociar nuestros acuerdos comerciales ytenemos que impedir que esos países sigan robándose nuestrascompañías y nuestros puestos de trabajo”, dijo, enfatizando queel sistema de intercambio comercial con México es “deficiente”desde su inicio.

Para el candidato conservador, “nuestro país está enproblemas. No sabe qué hacer ante devaluaciones en esos otrospaíses, especialmente en China. Lo que están haciendo connosotros es algo muy triste”. “Yo traeré empleos de vuelta.Tú no puedes”, le lanzó a la ex secretaria de Estado.

Clinton le respondió: “tú vives en tu propiarealidad”.

Un virtual empate técnico

La demócrata Clinton, de 68 años, y el republicano Trump, de70, son los aspirantes con el mayor índice de rechazo registradohasta el presente entre candidatos presidenciales de los dospartidos principales, y además luchan cabeza a cabeza en lossondeos.

Dos encuestas divulgadas en la jornada mostraron a Clinton conuna ventaja inferior al margen de error.

El sondeo de la Universidad Quinnipiac otorgó a Clinton 44 porciento de apoyo y a Trump con 43 por ciento, un resultado“demasiado ajustado” que constituye un “empate virtual”,según los responsables de la encuesta.

Sin embargo, el 41 por ciento de los encuestados opinó queClinton deberá imponerse en el debate, contra sólo 32 por cientoque esperan una victoria de Trump.

En tanto, un sondeo de CNN/ORC reveló una diferencia de unpunto porcentual entre ambos postulantes en los Estados dePensilvania y Colorado.

Aunque los resultados de los sondeos han variado ampliamente enlos últimos dos meses, lo cierto es que al inicio de la campañaClinton tenía una enorme ventaja de dos dígitos sobre Trump, y apesar de los espectaculares gastos de campaña esa superioridad seha esfumado.

La expectativa generada por este debate es de tal magnitud quela bolsa de valores de Wall Street terminó a la baja.

“El mercado está percibiendo que puede no ser una victoriafácil para Clinton”, dijo Peter Cardillo, economista jefe deFirst Standard Financial.

“Normalmente una victoria de los republicanos sería positivapara el mercado de acciones, pero Trump puede crear muchaincertidumbre”, apuntó.

Proyección de imagen

Los organizadores del debate -de 90 minutos sin interrupciones yque se realizará en la Universidad de Hofstra, Nueva York- esperanque más de 80 millones de espectadores acompañen ladiscusión.

Ese récord fue alzando durante un debate entre Ronald Reagan yJimmy Carter en 1980, y es la mayor audiencia registrada en lascampañas electorales de Estados Unidos.

Ni Clinton ni Trump pueden darse el lujo de un desempeño flojoen este primer debate, dado lo apretado de la carrera.

Asimismo, ambos tienen por delante la posibilidad y laresponsabilidad de tratar de mejorar su imagen para reducir susíndices de rechazo.

El 88 por ciento de los electores considera que Clinton es muyinteligente, pero el 65 por ciento no la considera honesta, y el 52por ciento tiene francamente una opinión negativa de ella. Entanto, el 61 por ciento de los estadunidenses tiene una opiniónnegativa de Trump. Cambiar esa percepción en las semanas querestan para la elección será una tarea de colosos.

Este primer duelo verbal estuvo dividido en tres partestemáticas: para discutir la dirección en que el país avanza, laprosperidad y la seguridad.

Política

Lorenzo Córdova llama a candidatos estar "a la altura" del segundo debate

Señaló la importancia de abordar temas de migrantes en una región significativa como lo es la frontera

Justicia

Vinculan a proceso a Javier Duarte por tres de siete imputaciones

El juez de control Júpiter López Ruiz autorizó que la Fiscalía de Veracruz continúe sus investigaciones contra el ex mandatario

Política

Coparmex no tiene miedo de que llegue AMLO a la Presidencia

"El único miedo a que tenemos es que no haya una participación copiosa de los mexicanos", declaró Gustavo de Hoyos

Futbol

"Juega limpio, siente Toluca", niño se equivoca en ceremonia de la final de futbol mexicano

El error del niño provocó una sonrisa en Rubens Sambueza, capitán de los Diablos, y del propio árbitro

República

[Fotos] Tromba impacta calles de Apizaco, Tlaxcala

En el puente a desnivel dos vehículos quedaron atrapados en el agua

Política

Lorenzo Córdova llama a candidatos estar "a la altura" del segundo debate

Señaló la importancia de abordar temas de migrantes en una región significativa como lo es la frontera