/ jueves 7 de abril de 2016

Cofece respalda convenio aéreo entre México y EU

  • Permitiría al usuario elegir entre un mayor número de rutas, vuelos, precios y niveles de calidad

Juan Garcíaheredia / El Sol de México

La aprobación y entrada en vigor del proyecto del nuevo Convenio bilateral aéreo entre México y Estados Unidos impulsaría la competencia y libre concurrencia en el mercado de vuelos transfronterizos entre ambas naciones, lo cual se reflejaría principalmente en más oferta, mayores opciones de conectividad y mejores precios en beneficio de los consumidores, expuso la comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios Prieto.

Señaló que dicho instrumento respondería de mejor manera a las actuales condiciones de mercado, ya que las necesidades de movilidad entre ambos países ha crecido de manera exponencial en tiempos recientes.

Al participar en el Foro “Análisis del Acuerdo sobre Transporte Aéreo entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América”, convocado por la Comisión de Relaciones Exteriores - América del Norte del Senado de la República, dijo que de nuestro mercado de vuelos internacionales, el de México y los Estados Unidos es el más importante, pues moviliza 70 por ciento de los pasajeros y el 52 por ciento de la carga que se transporta entre nuestro país y el resto del mundo.

"Adicionalmente, el número de usuarios transportados entre un país y otro se disparó de 8 millones y medio, en 1991, a 25 millones para el 2015. Este crecimiento hace necesario aumentar la oferta de opciones".

Palacios recalcó dos consideraciones de por qué el nuevo Convenio, sometido al análisis del Senado por el Ejecutivo Federal, impulsaría la competencia en el sector:

Permitiría la operación de vuelos entre ambos países de manera libre, eliminando las restricciones que impiden hoy a los consumidores contar con una mayor oferta en los servicios de transportación aérea entre ambas naciones. De aprobarse el nuevo convenio, cada país podrá designar cualquier número de aerolíneas para prestar servicios de vuelos regulares de pasajeros entre cualquier par de ciudades de México y Estados Unidos. Esta modificación, por sí misma, permitiría al usuario elegir entre un mayor número de rutas, de vuelos por ruta, variedad de precios y niveles de calidad.

Además, ofrecería más oportunidades a los operadores aéreos para prestar servicios de carga, permitiéndoles con ello hacer más eficientes sus operaciones desde una perspectiva logística".

  • Permitiría al usuario elegir entre un mayor número de rutas, vuelos, precios y niveles de calidad

Juan Garcíaheredia / El Sol de México

La aprobación y entrada en vigor del proyecto del nuevo Convenio bilateral aéreo entre México y Estados Unidos impulsaría la competencia y libre concurrencia en el mercado de vuelos transfronterizos entre ambas naciones, lo cual se reflejaría principalmente en más oferta, mayores opciones de conectividad y mejores precios en beneficio de los consumidores, expuso la comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Alejandra Palacios Prieto.

Señaló que dicho instrumento respondería de mejor manera a las actuales condiciones de mercado, ya que las necesidades de movilidad entre ambos países ha crecido de manera exponencial en tiempos recientes.

Al participar en el Foro “Análisis del Acuerdo sobre Transporte Aéreo entre el Gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el Gobierno de los Estados Unidos de América”, convocado por la Comisión de Relaciones Exteriores - América del Norte del Senado de la República, dijo que de nuestro mercado de vuelos internacionales, el de México y los Estados Unidos es el más importante, pues moviliza 70 por ciento de los pasajeros y el 52 por ciento de la carga que se transporta entre nuestro país y el resto del mundo.

"Adicionalmente, el número de usuarios transportados entre un país y otro se disparó de 8 millones y medio, en 1991, a 25 millones para el 2015. Este crecimiento hace necesario aumentar la oferta de opciones".

Palacios recalcó dos consideraciones de por qué el nuevo Convenio, sometido al análisis del Senado por el Ejecutivo Federal, impulsaría la competencia en el sector:

Permitiría la operación de vuelos entre ambos países de manera libre, eliminando las restricciones que impiden hoy a los consumidores contar con una mayor oferta en los servicios de transportación aérea entre ambas naciones. De aprobarse el nuevo convenio, cada país podrá designar cualquier número de aerolíneas para prestar servicios de vuelos regulares de pasajeros entre cualquier par de ciudades de México y Estados Unidos. Esta modificación, por sí misma, permitiría al usuario elegir entre un mayor número de rutas, de vuelos por ruta, variedad de precios y niveles de calidad.

Además, ofrecería más oportunidades a los operadores aéreos para prestar servicios de carga, permitiéndoles con ello hacer más eficientes sus operaciones desde una perspectiva logística".