/ sábado 29 de abril de 2017

Complace a sector automotriz nuevas reglas para regular importación de autos usados

La industria automotriz mexicana se congratuló por la entrada en vigor, el próximo 2 de mayo, de las Reglas Generales de Comercio Exterior para 2017 correspondientes a la importación de vehículos usados.

En un comunicado, las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA) y de Distribuidores de Automotores (AMDA) refirieron que el 24 de abril pasado la Secretaría de Hacienda dio a conocer a través del SAT el documento, ante lo cual la industria expresó su reconocimiento al Gobierno federal por controlar la importación de vehículos usados.

“Muestra de ello es que en 2006 se importaron 1.6 millones de unidades, mientras que en 2012 se internaron al país casi 460 mil vehículos, contrastando con la importación de tan solo 148 mil en 2016”, mencionó el presidente de la AMIA, Eduardo Solís Sánchez.

Dentro de las nuevas reglas destaca el establecimiento de obligaciones precisas a los prevalidadores, quienes ahora tendrán que realizar la consulta del historial vehicular solo con empresas que cuenten con registro otorgado por la Administración General de Aduanas.

Foto: Especial

Además ahora será mediante formatos electrónicos en los que los prevalidadores informarán el número de operaciones y empresas proveedoras de historial vehicular consultadas, así como los rechazos y sus causas al verificar el estado del automóvil.

Las nuevas reglas indican que la autoridad se encargará de otorgar la inscripción y validar a las empresas que pueden proveer el historial vehicular a los prevalidadores.

A este respecto el director general adjunto de la AMDA, Guillermo Rosales, expuso que “este registro busca garantizar que se trabaje con información confiable, indicando que los vehículos son aptos para importarse a nuestro territorio”.

Destacó también lo valioso de contar con información fiable sobre el historial de pérdida, reporte de robo, condiciones físico-mecánicas y emisiones de gases de los vehículos a importar, debido a que en México deben circular unidades seguras y legales.

Rosales resaltó la regulación de emisiones contaminantes, indicando que ahora la regla garantiza que los certificados de emisiones se realizan con la presencia física del vehículo y se cuenta con trazabilidad de las revisiones, con lo que se evita la emisión de certificados apócrifos.

“Al igual que los vehículos, en nuestro territorio deben controlar sus emisiones, es justo que los que serán importados también la controlen, no solo es un tema de igualdad, sino de trabajar por un medio ambiente más limpio”, subrayó.

En cuanto a los controles a las empresas registradas para eximir precios estimados, Solís Sánchez comentó que “en la práctica se han detectado abusos al esquema, así que es muy bueno que con los nuevos ajustes a las disposiciones y la participación de otros actores, como es el caso de agentes aduanales, se pretende que el beneficio se otorgue a los que venden vehículos y no facturas”.

Lo anterior, en virtud de que se han establecido sanciones para las empresas registradas y obligaciones para los agentes aduanales.

Asimismo se introduce la obligación para que todos aquellos que importen más de un vehículo al año, deban inscribirse al padrón de importadores, Sector 16 Automotriz, con el propósito de identificar a los comerciantes en el ramo.

Atendiendo también las solicitudes de los importadores formales, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) extendió el horario de despacho de vehículos usados, brindando con ello mejores facilidades a quienes están dispuestos a cumplir con el marco regulatorio. AMDA y AMIA reiteraron la importancia de seguir coadyuvando con el Gobierno federal, a fin de generar condiciones para mejorar el parque vehicular que circula en el país, evitando el engaño al consumidor y mejorando el medio ambiente. (Notimex)


El sector mantiene su crecimiento

A pesar del entorno adverso que presenta la economía, el sector automotriz va por buen camino y mantiene su crecimiento, y se prevé una correlación beneficiosa con la venta de autos seminuevos  de 1.6 unidades más con respecto a los vehículos cero kilómetros.

Al respecto, Enrique Orvañanos, country manager de Seminuevos.com, dijo que si bien la venta de seminuevos se mejora año tras año mejorando el parque vehicular, una variable que sí afecta al sector es la parte del financiamiento por el alza de las tasas de interés, segmento que si bien mantiene su crecimiento, obedece a la necesidad de renovar el parque vehicular, y todavía no refleja los efectos de la crisis, porque el financiamiento, a pesar del alza de la tasa de interés, es uno de los principales medios de adquisición.

En entrevista con El Sol de México, sostuvo que las posibles afectaciones por el TLCAN al sector automotor, se verán una vez concluidas las negociaciones, mientras tanto, es pura especulación, pues es un proceso que todavía no entra en proceso de revisión y que llevará tiempo ajustarlo, y una vez concluidas las negociaciones se verá cuales son las adversidades y las oportunidades.

Para el ejecutivo los efectos del TLCAN se empezarán a ver hacía finales del año y consideró que será en 2018 cuando se vean realmente las posibles afectaciones.

La especulación se derivó de la paridad peso-dólar, pero conforme se han ido calmando las aguas y se ha considerado que el peso está subvaluado, el mercado se está normalizando.

La industria automotriz mexicana se congratuló por la entrada en vigor, el próximo 2 de mayo, de las Reglas Generales de Comercio Exterior para 2017 correspondientes a la importación de vehículos usados.

En un comunicado, las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA) y de Distribuidores de Automotores (AMDA) refirieron que el 24 de abril pasado la Secretaría de Hacienda dio a conocer a través del SAT el documento, ante lo cual la industria expresó su reconocimiento al Gobierno federal por controlar la importación de vehículos usados.

“Muestra de ello es que en 2006 se importaron 1.6 millones de unidades, mientras que en 2012 se internaron al país casi 460 mil vehículos, contrastando con la importación de tan solo 148 mil en 2016”, mencionó el presidente de la AMIA, Eduardo Solís Sánchez.

Dentro de las nuevas reglas destaca el establecimiento de obligaciones precisas a los prevalidadores, quienes ahora tendrán que realizar la consulta del historial vehicular solo con empresas que cuenten con registro otorgado por la Administración General de Aduanas.

Foto: Especial

Además ahora será mediante formatos electrónicos en los que los prevalidadores informarán el número de operaciones y empresas proveedoras de historial vehicular consultadas, así como los rechazos y sus causas al verificar el estado del automóvil.

Las nuevas reglas indican que la autoridad se encargará de otorgar la inscripción y validar a las empresas que pueden proveer el historial vehicular a los prevalidadores.

A este respecto el director general adjunto de la AMDA, Guillermo Rosales, expuso que “este registro busca garantizar que se trabaje con información confiable, indicando que los vehículos son aptos para importarse a nuestro territorio”.

Destacó también lo valioso de contar con información fiable sobre el historial de pérdida, reporte de robo, condiciones físico-mecánicas y emisiones de gases de los vehículos a importar, debido a que en México deben circular unidades seguras y legales.

Rosales resaltó la regulación de emisiones contaminantes, indicando que ahora la regla garantiza que los certificados de emisiones se realizan con la presencia física del vehículo y se cuenta con trazabilidad de las revisiones, con lo que se evita la emisión de certificados apócrifos.

“Al igual que los vehículos, en nuestro territorio deben controlar sus emisiones, es justo que los que serán importados también la controlen, no solo es un tema de igualdad, sino de trabajar por un medio ambiente más limpio”, subrayó.

En cuanto a los controles a las empresas registradas para eximir precios estimados, Solís Sánchez comentó que “en la práctica se han detectado abusos al esquema, así que es muy bueno que con los nuevos ajustes a las disposiciones y la participación de otros actores, como es el caso de agentes aduanales, se pretende que el beneficio se otorgue a los que venden vehículos y no facturas”.

Lo anterior, en virtud de que se han establecido sanciones para las empresas registradas y obligaciones para los agentes aduanales.

Asimismo se introduce la obligación para que todos aquellos que importen más de un vehículo al año, deban inscribirse al padrón de importadores, Sector 16 Automotriz, con el propósito de identificar a los comerciantes en el ramo.

Atendiendo también las solicitudes de los importadores formales, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) extendió el horario de despacho de vehículos usados, brindando con ello mejores facilidades a quienes están dispuestos a cumplir con el marco regulatorio. AMDA y AMIA reiteraron la importancia de seguir coadyuvando con el Gobierno federal, a fin de generar condiciones para mejorar el parque vehicular que circula en el país, evitando el engaño al consumidor y mejorando el medio ambiente. (Notimex)


El sector mantiene su crecimiento

A pesar del entorno adverso que presenta la economía, el sector automotriz va por buen camino y mantiene su crecimiento, y se prevé una correlación beneficiosa con la venta de autos seminuevos  de 1.6 unidades más con respecto a los vehículos cero kilómetros.

Al respecto, Enrique Orvañanos, country manager de Seminuevos.com, dijo que si bien la venta de seminuevos se mejora año tras año mejorando el parque vehicular, una variable que sí afecta al sector es la parte del financiamiento por el alza de las tasas de interés, segmento que si bien mantiene su crecimiento, obedece a la necesidad de renovar el parque vehicular, y todavía no refleja los efectos de la crisis, porque el financiamiento, a pesar del alza de la tasa de interés, es uno de los principales medios de adquisición.

En entrevista con El Sol de México, sostuvo que las posibles afectaciones por el TLCAN al sector automotor, se verán una vez concluidas las negociaciones, mientras tanto, es pura especulación, pues es un proceso que todavía no entra en proceso de revisión y que llevará tiempo ajustarlo, y una vez concluidas las negociaciones se verá cuales son las adversidades y las oportunidades.

Para el ejecutivo los efectos del TLCAN se empezarán a ver hacía finales del año y consideró que será en 2018 cuando se vean realmente las posibles afectaciones.

La especulación se derivó de la paridad peso-dólar, pero conforme se han ido calmando las aguas y se ha considerado que el peso está subvaluado, el mercado se está normalizando.