/ martes 29 de noviembre de 2016

Declara OMC prohibidas subvenciones de EU a Boeing para fabricar el 777X

GINEBRA, Suiza. (EFE).- La Organización Mundial del Comercio (OMC) declaró ayer que el régimen multimillonario de ventajas fiscales concedidas a Boeing por el Estado de Washington para asegurarse la fabricación allí del avión 777X incluye unas subvenciones “prohibidas”, e instó a Estados Unidos (EU) a retirarlas.

En un esperado fallo sobre la larga disputa que enfrenta a la Unión Europea (UE) y EU por las ayudas públicas a sus firmas aeronáuticas Boeing y Airbus, el Grupo Especial de la OMC constituido para dirimir el caso pide eliminar “sin demora” las subvenciones prohibidas, en un plazo máximo de 90 días.

Según la Comisión Europea (CE), el valor de las subvenciones prohibidas asciende a cinco mil 700 millones de dólares.

La CE pidió en 2014 la celebración de consultas por este caso y en 2015 la creación de un Grupo Especial de la OMC ante la imposibilidad de resolver la disputa.

Los comunitarios se quejaron ante la OMC por el apoyo adicional prestado a Boeing a través de ventajas fiscales otorgadas hasta 2040 por el estado de Washington, a cambio de que produjera el ala y el fuselaje del 777X y efectuara el montaje final del avión en dicho estado.

En 2012, la OMC ya había declarado inconsistente con las reglas de la organización el régimen de subvenciones original, que debía vencer en 2024.

En total, la UE desafío ante la OMC siete medidas fiscales aeroespaciales del estado de Washington y el Grupo Especial considera a cada una de ellas subvenciones.

En su decisión, indica que los beneficios fiscales suponen una subvención supeditada “de facto” al empleo de productos nacionales con preferencia sobre los importados.

No obstante, el panel rechaza la alegación de Bruselas de que la disponibilidad de las subvenciones esté condicionada por virtud de la ley al empleo de alas y fuselajes nacionales con preferencia sobre los productos importados.

Según Bruselas, que recuerda que el propio estado de Washington ha cifrado el valor de los incentivos fiscales en ocho mil 700 millones de dólares, se trata del mayor paquete de subvenciones en la historia de EU, con los perjuicios que ello implica para Airbus.

El constructor aeronáutico europeo calcula actualmente las pérdidas en sus ventas en unos cincuenta mil millones de dólares solamente por las subvenciones sentenciadas ayer por el Grupo Especial de la OMC.

GINEBRA, Suiza. (EFE).- La Organización Mundial del Comercio (OMC) declaró ayer que el régimen multimillonario de ventajas fiscales concedidas a Boeing por el Estado de Washington para asegurarse la fabricación allí del avión 777X incluye unas subvenciones “prohibidas”, e instó a Estados Unidos (EU) a retirarlas.

En un esperado fallo sobre la larga disputa que enfrenta a la Unión Europea (UE) y EU por las ayudas públicas a sus firmas aeronáuticas Boeing y Airbus, el Grupo Especial de la OMC constituido para dirimir el caso pide eliminar “sin demora” las subvenciones prohibidas, en un plazo máximo de 90 días.

Según la Comisión Europea (CE), el valor de las subvenciones prohibidas asciende a cinco mil 700 millones de dólares.

La CE pidió en 2014 la celebración de consultas por este caso y en 2015 la creación de un Grupo Especial de la OMC ante la imposibilidad de resolver la disputa.

Los comunitarios se quejaron ante la OMC por el apoyo adicional prestado a Boeing a través de ventajas fiscales otorgadas hasta 2040 por el estado de Washington, a cambio de que produjera el ala y el fuselaje del 777X y efectuara el montaje final del avión en dicho estado.

En 2012, la OMC ya había declarado inconsistente con las reglas de la organización el régimen de subvenciones original, que debía vencer en 2024.

En total, la UE desafío ante la OMC siete medidas fiscales aeroespaciales del estado de Washington y el Grupo Especial considera a cada una de ellas subvenciones.

En su decisión, indica que los beneficios fiscales suponen una subvención supeditada “de facto” al empleo de productos nacionales con preferencia sobre los importados.

No obstante, el panel rechaza la alegación de Bruselas de que la disponibilidad de las subvenciones esté condicionada por virtud de la ley al empleo de alas y fuselajes nacionales con preferencia sobre los productos importados.

Según Bruselas, que recuerda que el propio estado de Washington ha cifrado el valor de los incentivos fiscales en ocho mil 700 millones de dólares, se trata del mayor paquete de subvenciones en la historia de EU, con los perjuicios que ello implica para Airbus.

El constructor aeronáutico europeo calcula actualmente las pérdidas en sus ventas en unos cincuenta mil millones de dólares solamente por las subvenciones sentenciadas ayer por el Grupo Especial de la OMC.