/ sábado 5 de diciembre de 2015

Empresas de telecom han salido de “zona de confort”

Salvador Guerrero / El Sol de México

Ciudad de México.- El Magistrado de los Tribunales Especializados en materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Jean Claude Tron, al hacer un balance desde la creación de los juzgados en la materia, dijo que en el caso mexicano se ha aprendido mucho, una vez que la estrategia y la acción de los Agentes Económicos Preponderantes (AEP) en el manejo del juicio de amparo que llevaban anteriormente ha cambiado, y ahora que dejaron su zona de confort, se enfrentan a la competencia, lo que ha dejado al tribunal una gran experiencia.

Y es que el abuso que se había hecho del juicio de amparo y las posibilidades que prestaba en ese momento la propia jurisprudencia que se había venido emitiendo, ahora se ve sujeta a la reforma del juicio de amparo, donde los AEP se enfrentan a juicios recortados; a que no todo acto es reclamable; que cualquier juicio contra el IFT o Cofece que tiene que ser reclamado ante los tribunales especializados y el acto de no suspensión han logrado cambiar las zonas de confort de los AEP.

“Estamos buscando siempre el punto de equilibrio y a pesar de que se dice que actuamos en beneficio de los más grandes, la verdad es que a ellos también se les han jalado las orejas” por diversas faltas.

Entrevistado en el marco del Foro "Retos de la Competencia en las Telecomunicaciones y la Radiodifusión”, dijo que se buscan las mejores respuestas para el país porque la avalancha de juicios que se tenían en los tribunales administrativos los llevaba a tener que resolver muy rápido, y ahora, “tenemos el tiempo y los magistrados se han venido especializando y capacitando en la materia incrementando la relación con jueces de Estados Unidos y Europa a través de talleres organizados por la OCDE y compartiendo experiencias con otros especialistas”.

México y diversos países latinoamericanos tenemos que aprender mucho de los contrapartes de Estados Unidos que tienen 125 años de experiencia en materia de derechos a la competencia económica y de los europeos que tienen más de 60 años en un mercado único, y donde los países latinoamericanos estamos llegando un poco tarde a estos temas, que en el caso de México, nuestra experiencia en materia de competencia socioeconómica tiene alrededor de 22 o 23 años.

Debemos aprender de los jueces de otros países y aplicar las experiencias positivas, cuidando de no copiar lo que han fallado en otros países y de buscar las mejores consecuencias para un mercado en cambio constante que presenta la necesidad de actualizarse diariamente en la materia, dijo.

Actualmente los tribunales especializados manejan entre 200 y 300 asuntos por cada tribunal, que no es un número muy alto, pero en calidad si lo es, porque cada asunto lleva a veces una reflexión y análisis sobre aspectos jurídicos, económicos políticos y sociales.

Respecto a los juicios de amparo presentados por el programa de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), el magistrado refirió que se han agotado casi todos una vez que se han creado criterios jurisprudenciales que han permitido la solución de los problemas.

La insistencia que ha existido por dilatar el “apagón analógico” y otras reacciones no han sido fructíferas ante el Poder Judicial, porque un cambio al programa de TDT requiere de la aprobación de ambas Cámaras y de los Congresos Estatales.

“La gran mayoría de los casos mediante juicio de amparo han sido resueltos de manera negativa porque existe una disposición constitucional, y si ya está ahí ordenado, el juicio de amparo no tiene validez y hasta que no se cambie la constitución no puede aplazarse ese programa” dijo.

Salvador Guerrero / El Sol de México

Ciudad de México.- El Magistrado de los Tribunales Especializados en materia de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Jean Claude Tron, al hacer un balance desde la creación de los juzgados en la materia, dijo que en el caso mexicano se ha aprendido mucho, una vez que la estrategia y la acción de los Agentes Económicos Preponderantes (AEP) en el manejo del juicio de amparo que llevaban anteriormente ha cambiado, y ahora que dejaron su zona de confort, se enfrentan a la competencia, lo que ha dejado al tribunal una gran experiencia.

Y es que el abuso que se había hecho del juicio de amparo y las posibilidades que prestaba en ese momento la propia jurisprudencia que se había venido emitiendo, ahora se ve sujeta a la reforma del juicio de amparo, donde los AEP se enfrentan a juicios recortados; a que no todo acto es reclamable; que cualquier juicio contra el IFT o Cofece que tiene que ser reclamado ante los tribunales especializados y el acto de no suspensión han logrado cambiar las zonas de confort de los AEP.

“Estamos buscando siempre el punto de equilibrio y a pesar de que se dice que actuamos en beneficio de los más grandes, la verdad es que a ellos también se les han jalado las orejas” por diversas faltas.

Entrevistado en el marco del Foro "Retos de la Competencia en las Telecomunicaciones y la Radiodifusión”, dijo que se buscan las mejores respuestas para el país porque la avalancha de juicios que se tenían en los tribunales administrativos los llevaba a tener que resolver muy rápido, y ahora, “tenemos el tiempo y los magistrados se han venido especializando y capacitando en la materia incrementando la relación con jueces de Estados Unidos y Europa a través de talleres organizados por la OCDE y compartiendo experiencias con otros especialistas”.

México y diversos países latinoamericanos tenemos que aprender mucho de los contrapartes de Estados Unidos que tienen 125 años de experiencia en materia de derechos a la competencia económica y de los europeos que tienen más de 60 años en un mercado único, y donde los países latinoamericanos estamos llegando un poco tarde a estos temas, que en el caso de México, nuestra experiencia en materia de competencia socioeconómica tiene alrededor de 22 o 23 años.

Debemos aprender de los jueces de otros países y aplicar las experiencias positivas, cuidando de no copiar lo que han fallado en otros países y de buscar las mejores consecuencias para un mercado en cambio constante que presenta la necesidad de actualizarse diariamente en la materia, dijo.

Actualmente los tribunales especializados manejan entre 200 y 300 asuntos por cada tribunal, que no es un número muy alto, pero en calidad si lo es, porque cada asunto lleva a veces una reflexión y análisis sobre aspectos jurídicos, económicos políticos y sociales.

Respecto a los juicios de amparo presentados por el programa de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT), el magistrado refirió que se han agotado casi todos una vez que se han creado criterios jurisprudenciales que han permitido la solución de los problemas.

La insistencia que ha existido por dilatar el “apagón analógico” y otras reacciones no han sido fructíferas ante el Poder Judicial, porque un cambio al programa de TDT requiere de la aprobación de ambas Cámaras y de los Congresos Estatales.

“La gran mayoría de los casos mediante juicio de amparo han sido resueltos de manera negativa porque existe una disposición constitucional, y si ya está ahí ordenado, el juicio de amparo no tiene validez y hasta que no se cambie la constitución no puede aplazarse ese programa” dijo.