/ sábado 9 de julio de 2016

En picada el Índice de Confianza del Consumidor, reportó el INEGI

Se intensifica la incertidumbre entre los mexicanos respecto al panorama económico, toda vez que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó que Índice de Confianza del Consumidor (ICC) mostró un descenso de 1.8 por ciento a tasa anual durante junio pasado, con lo que reportó su quinta caída consecutiva, según datos ajustados por estacionalidad.

Y lo anterior, explicó el instituto a través de un reporte, derivado de la caída que reportaron tres de sus cinco principales componentes.

En este sentido, resultó que, con datos ajustados por estacionalidad, en el sexto mes de 2016 el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses avanzó 1.1 por ciento en su comparación anual.

Por su parte, el rubro que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registran en el momento actual mostró una caída anual de 2 por ciento.

En tanto, la variable que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace doce meses retrocedió 5.7 por ciento a tasa anual.

A su vez, el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual bajó 7.4 por ciento respecto al nivel alcanzado el mes previo.

Y por su lado, el componente sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos presentó una variación de 4.6 en términos mensuales.

A tasa mensual, resultó que durante junio pasado, el ICC reportó un avance de 0.5 por ciento, derivado de la expansión que mostraron cuatro de sus cinco principales componentes.

Así, con datos ajustados por estacionalidad, el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses retrocedió 0.2 por ciento en su comparación mensual.

A su vez, el rubro que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registran en el momento actual mostró un avance mensual de 0.1 por ciento.

En tanto, la variable que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses creció 1.4 a tasa mensual, mientras que el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual se incrementó 1.3 respecto al nivel alcanzado el mes previo.

Por último, el componente sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos presentó una variación de 3.4 por ciento en términos mensuales.

Se intensifica la incertidumbre entre los mexicanos respecto al panorama económico, toda vez que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), informó que Índice de Confianza del Consumidor (ICC) mostró un descenso de 1.8 por ciento a tasa anual durante junio pasado, con lo que reportó su quinta caída consecutiva, según datos ajustados por estacionalidad.

Y lo anterior, explicó el instituto a través de un reporte, derivado de la caída que reportaron tres de sus cinco principales componentes.

En este sentido, resultó que, con datos ajustados por estacionalidad, en el sexto mes de 2016 el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses avanzó 1.1 por ciento en su comparación anual.

Por su parte, el rubro que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registran en el momento actual mostró una caída anual de 2 por ciento.

En tanto, la variable que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace doce meses retrocedió 5.7 por ciento a tasa anual.

A su vez, el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual bajó 7.4 por ciento respecto al nivel alcanzado el mes previo.

Y por su lado, el componente sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos presentó una variación de 4.6 en términos mensuales.

A tasa mensual, resultó que durante junio pasado, el ICC reportó un avance de 0.5 por ciento, derivado de la expansión que mostraron cuatro de sus cinco principales componentes.

Así, con datos ajustados por estacionalidad, el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses retrocedió 0.2 por ciento en su comparación mensual.

A su vez, el rubro que mide la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de 12 meses, respecto a la que registran en el momento actual mostró un avance mensual de 0.1 por ciento.

En tanto, la variable que evalúa la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace 12 meses creció 1.4 a tasa mensual, mientras que el indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual se incrementó 1.3 respecto al nivel alcanzado el mes previo.

Por último, el componente sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos presentó una variación de 3.4 por ciento en términos mensuales.