/ lunes 3 de abril de 2017

Especialista ve potencial para recaudar más en impuestos ambientales

México recauda solo 0.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en impuestos ambientales, pero si pone más énfasis en estos gravámenes tendrá resultados positivos sobre la recaudación y el medio ambiente, estimó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El investigador en Ingresos e Impuestos del CIEP, Adrián García Gómez, dijo que el combate al cambio climático es un tema del que se han apropiado diversos países por medio de mecanismos como los impuestos ambientales.

No obstante, de entre naciones como Australia, Alemania, Chile y Estados Unidos, México es el que menos recauda por este concepto, con 0.1 por ciento del PIB, destacó en un análisis.

Comentó que existen siete categorías donde los países pueden gravar impuestos ambientales: ruido; emisiones de CO2; manejo de tierra, suelo y recursos naturales; diferentes emisiones a CO2; vehiculares; productos petroleros; y protección a la capa de ozono.

Refirió que México participa solo en tres de ellas; manejo de tierra, suelo y recursos naturales; productos petroleros; y vehiculares, mientras que Australia y Alemania participan en seis y recaudan 1.9 por ciento del PIB cada uno.

Aunque no se consideran ciertos aspectos, como el alcance y tasa de dichos impuestos, un sistema tributario con mayor énfasis en impuestos ambientales sí puede tener resultados positivos sobre la recaudación y el medio ambiente, afirmó García Gómez. (Notimex)

México recauda solo 0.1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en impuestos ambientales, pero si pone más énfasis en estos gravámenes tendrá resultados positivos sobre la recaudación y el medio ambiente, estimó el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El investigador en Ingresos e Impuestos del CIEP, Adrián García Gómez, dijo que el combate al cambio climático es un tema del que se han apropiado diversos países por medio de mecanismos como los impuestos ambientales.

No obstante, de entre naciones como Australia, Alemania, Chile y Estados Unidos, México es el que menos recauda por este concepto, con 0.1 por ciento del PIB, destacó en un análisis.

Comentó que existen siete categorías donde los países pueden gravar impuestos ambientales: ruido; emisiones de CO2; manejo de tierra, suelo y recursos naturales; diferentes emisiones a CO2; vehiculares; productos petroleros; y protección a la capa de ozono.

Refirió que México participa solo en tres de ellas; manejo de tierra, suelo y recursos naturales; productos petroleros; y vehiculares, mientras que Australia y Alemania participan en seis y recaudan 1.9 por ciento del PIB cada uno.

Aunque no se consideran ciertos aspectos, como el alcance y tasa de dichos impuestos, un sistema tributario con mayor énfasis en impuestos ambientales sí puede tener resultados positivos sobre la recaudación y el medio ambiente, afirmó García Gómez. (Notimex)