/ miércoles 21 de octubre de 2015

Etapa de bajos petroprecios debe reformar a Pemex

Ciudad de México.- El escenario que se presenta por los bajos precios del petróleo a nivel mundial hace difícil que se concrete una Reforma Energética, por lo que México debe abocarse a tener la fuerza política y la intención necesaria para alcanzar las metas que busca, señaló el experto estadunidense John England.

El vicepresidente de Petróleo y Gas de Deloitte en Estados Unidos opinó que la reforma Energética de México resulta muy ambiciosa y, existe un particular interés del mundo por ver qué puntos se pueden aprovechar de ésta en un proceso de “ganar ganar”.

En conferencia de prensa aseguró que el país juega un papel estratégico para muchas empresas. Lo anterior cobra vital importancia si se considera que el mercado mundial ha registrado una constante caída del precio del crudo en los últimos 12 meses, lo que ha afectado en particular a la industria petrolera de Estados Unidos, donde se presenta una sobreproducción.

Sin embargo, el especialista advirtió que estas condiciones de mercado son cíclicas, por lo que estimó que sería en 2017 cuando nuevamente el precio del petróleo alcance un equilibrio entre oferta y demanda para llegar a cifras de 70 a 75 dólares el barril.

Por lo pronto, lo que resta de 2015 y para 2016, se prevé un escenario en el que podría continuar un descenso en el precio del petróleo, lo que podría traducirse en una menor inversión en proyectos para México, dijo.

Agregó que en este medio de precios bajos de petróleo, Pemex tendrá que realizar una transformación increíble y fuerte, e incluso “hasta dolorosa, pero rápida” para poder hacer frente a esta situación.

“Pero como ha sido para muchas empresas de Estados Unidos, este entorno difícil de precios bajos puede representar una oportunidad para hacer los cambios necesarios y que se han traducido en un crecimiento y mejoramiento de su situación”, subrayó.

Por tal motivo, el socio líder de Deloitte, Mark Edmunds, advirtió que es muy importante que el Gobierno de México tenga en cuenta que muchas compañías van a tener menos capital para invertir el próximo año. Ante este escenario México debe buscar la manera de mejorar las condiciones planteadas para obtener una mejor participación en las próximas rondas que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda tener. Estimó que ante este difícil escenario se podrían aprovechar las ventajas que tienen las refinerías de Estados Unidos para procesar crudos pesados, como los que produce México, lo que representa una oportunidad de negocio para ambos países.

Por ello, Deloitte y en general Estados Unidos ven a México como un mercado interesante, ya que su situación económica y de negocios se proyectan como las más estables para el próximo año, de ahí que se considere como una oportunidad de inversión, afirmó.

Planteó que Estados Unidos estaría a la espera de las rondas que tengan que ver con extracción en aguas profundas, ya que es uno de los campos en los que la Unión Americana ha generado una mayor capacidad. (Notimex)

Ciudad de México.- El escenario que se presenta por los bajos precios del petróleo a nivel mundial hace difícil que se concrete una Reforma Energética, por lo que México debe abocarse a tener la fuerza política y la intención necesaria para alcanzar las metas que busca, señaló el experto estadunidense John England.

El vicepresidente de Petróleo y Gas de Deloitte en Estados Unidos opinó que la reforma Energética de México resulta muy ambiciosa y, existe un particular interés del mundo por ver qué puntos se pueden aprovechar de ésta en un proceso de “ganar ganar”.

En conferencia de prensa aseguró que el país juega un papel estratégico para muchas empresas. Lo anterior cobra vital importancia si se considera que el mercado mundial ha registrado una constante caída del precio del crudo en los últimos 12 meses, lo que ha afectado en particular a la industria petrolera de Estados Unidos, donde se presenta una sobreproducción.

Sin embargo, el especialista advirtió que estas condiciones de mercado son cíclicas, por lo que estimó que sería en 2017 cuando nuevamente el precio del petróleo alcance un equilibrio entre oferta y demanda para llegar a cifras de 70 a 75 dólares el barril.

Por lo pronto, lo que resta de 2015 y para 2016, se prevé un escenario en el que podría continuar un descenso en el precio del petróleo, lo que podría traducirse en una menor inversión en proyectos para México, dijo.

Agregó que en este medio de precios bajos de petróleo, Pemex tendrá que realizar una transformación increíble y fuerte, e incluso “hasta dolorosa, pero rápida” para poder hacer frente a esta situación.

“Pero como ha sido para muchas empresas de Estados Unidos, este entorno difícil de precios bajos puede representar una oportunidad para hacer los cambios necesarios y que se han traducido en un crecimiento y mejoramiento de su situación”, subrayó.

Por tal motivo, el socio líder de Deloitte, Mark Edmunds, advirtió que es muy importante que el Gobierno de México tenga en cuenta que muchas compañías van a tener menos capital para invertir el próximo año. Ante este escenario México debe buscar la manera de mejorar las condiciones planteadas para obtener una mejor participación en las próximas rondas que Petróleos Mexicanos (Pemex) pueda tener. Estimó que ante este difícil escenario se podrían aprovechar las ventajas que tienen las refinerías de Estados Unidos para procesar crudos pesados, como los que produce México, lo que representa una oportunidad de negocio para ambos países.

Por ello, Deloitte y en general Estados Unidos ven a México como un mercado interesante, ya que su situación económica y de negocios se proyectan como las más estables para el próximo año, de ahí que se considere como una oportunidad de inversión, afirmó.

Planteó que Estados Unidos estaría a la espera de las rondas que tengan que ver con extracción en aguas profundas, ya que es uno de los campos en los que la Unión Americana ha generado una mayor capacidad. (Notimex)