/ martes 17 de enero de 2017

Exige CCE combatir corrupción tras gasolinazo

Frente a las movilizaciones y protestas de los últimos días en contra del retiro del subsidio a los precios de las gasolinas, en este 2017 las autoridades mexicanas deben concretar acciones claras para combatir la corrupción y evitar que los esfuerzos queden en un terreno del “gatopardismo”, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En este sentido, el presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, recordó categórico que la estabilidad y la cohesión social dependen, en gran medida, de que México le ponga un freno a la corrupción, y se coloque como la mejor vacuna contra amenazas como el populismo y la polarización social.

“Es fundamental restablecer la confianza en las instituciones y regenerar la vida pública, cerrando las brechas que no dejan de crecer entre la ciudadanía y la clase política. Está a prueba nuestra voluntad de cambio, como nación”, aseguró el empresario a través del mensaje conocido como “La Voz del CCE”.

Por medio del mensaje, el presidente del organismo empresario consideró que sería muy grave que el Sistema Nacional Anticorrupción quedara como “un recurso gatopardista más”, ante las circunstancias presentes, sobre todo cuando dispone de los elementos necesarios para dar pie a una transformación real en la política y la administración pública en México.

“Tenemos, todos, que involucrarnos para asegurar que se consolide su andamiaje institucional y operativo y, sobre todo, que funcione; en términos prácticos: no más escándalos sin aclaración o en la impunidad. La sociedad no puede seguir cargando con los pasivos que deja la corrupción”, afirmó.

Asimismo, afirmó que el país necesita una Secretaría de la Función Pública que realmente sea un órgano de control y disciplina interno efectivo, ejemplo a seguir en los estados y municipios; capaz de construir un sistema profesional de carrera, así como coordinación y desarrollo de política pública bien dirigida de prevención.

En ese mismo tono, afirmó que México requiere de una Auditoría Superior de la Federación que no solo sea capaz de auditar y revisar a detalle el debido uso de los recursos públicos, sino que también realice auditorías especiales y en tiempo real, para integrar expedientes que faciliten la sanción oportuna.

“Nuevamente: pasar de la denuncia en la prensa, a la denuncia ante la ley y la sanción aplicable”, afirmó.

De igual manera, afirmó que se necesita una Fiscalía Anticorrupción con autonomía plena de gestión, para investigar y llevar al Poder Judicial casos tipificados como delitos, trátese de quien se trate; representante de la sociedad y no del poder político en turno.

“Pedimos un Tribunal Anticorrupción que realmente sea autónomo para sancionar desde el plano administrativo; que efectivamente tenga parte en los casos que le sean presentados por cualquier órgano de control de los tres órdenes de Gobierno; que realice inteligencia institucional e investigación de oficio”, agregó.

Frente a las movilizaciones y protestas de los últimos días en contra del retiro del subsidio a los precios de las gasolinas, en este 2017 las autoridades mexicanas deben concretar acciones claras para combatir la corrupción y evitar que los esfuerzos queden en un terreno del “gatopardismo”, afirmó el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

En este sentido, el presidente del organismo, Juan Pablo Castañón, recordó categórico que la estabilidad y la cohesión social dependen, en gran medida, de que México le ponga un freno a la corrupción, y se coloque como la mejor vacuna contra amenazas como el populismo y la polarización social.

“Es fundamental restablecer la confianza en las instituciones y regenerar la vida pública, cerrando las brechas que no dejan de crecer entre la ciudadanía y la clase política. Está a prueba nuestra voluntad de cambio, como nación”, aseguró el empresario a través del mensaje conocido como “La Voz del CCE”.

Por medio del mensaje, el presidente del organismo empresario consideró que sería muy grave que el Sistema Nacional Anticorrupción quedara como “un recurso gatopardista más”, ante las circunstancias presentes, sobre todo cuando dispone de los elementos necesarios para dar pie a una transformación real en la política y la administración pública en México.

“Tenemos, todos, que involucrarnos para asegurar que se consolide su andamiaje institucional y operativo y, sobre todo, que funcione; en términos prácticos: no más escándalos sin aclaración o en la impunidad. La sociedad no puede seguir cargando con los pasivos que deja la corrupción”, afirmó.

Asimismo, afirmó que el país necesita una Secretaría de la Función Pública que realmente sea un órgano de control y disciplina interno efectivo, ejemplo a seguir en los estados y municipios; capaz de construir un sistema profesional de carrera, así como coordinación y desarrollo de política pública bien dirigida de prevención.

En ese mismo tono, afirmó que México requiere de una Auditoría Superior de la Federación que no solo sea capaz de auditar y revisar a detalle el debido uso de los recursos públicos, sino que también realice auditorías especiales y en tiempo real, para integrar expedientes que faciliten la sanción oportuna.

“Nuevamente: pasar de la denuncia en la prensa, a la denuncia ante la ley y la sanción aplicable”, afirmó.

De igual manera, afirmó que se necesita una Fiscalía Anticorrupción con autonomía plena de gestión, para investigar y llevar al Poder Judicial casos tipificados como delitos, trátese de quien se trate; representante de la sociedad y no del poder político en turno.

“Pedimos un Tribunal Anticorrupción que realmente sea autónomo para sancionar desde el plano administrativo; que efectivamente tenga parte en los casos que le sean presentados por cualquier órgano de control de los tres órdenes de Gobierno; que realice inteligencia institucional e investigación de oficio”, agregó.