/ lunes 16 de enero de 2017

Fiscalía surcoreana pide detener a heredero de Samsung por corrupción

La fiscalía surcoreana anunció este lunes que había pedido la detención del heredero del gigante de la electrónica Samsung en el marco de la investigación del escándalo político que condujo a la destitución de la presidenta Park Geun-Hye.

En una declaración, los fiscales que investigan el sonado caso de corrupción indicaron que habían solicitado a un tribunal de Seúl la detención de Lee Jae-Yong, hijo del poderoso presidente del conglomerado Samsung, Lee Kun-Hee.

El tribunal deberá decidir si emite o no la orden de detención del vicepresidente de Samsung Electronics.

Lee Jae-Yong había sido interrogado la semana pasada durante 22 horas, sospechado de corrupción.

Se convertiría en el primer dirigente empresarial en ser detenido en el marco de este escándalo que ya costó el cargo a la propia mandataria.

Los investigadores habían indicado anteriormente que Lee era considerado sospechoso en este escándalo que ha ido creciendo como bola de nieve tras la inculpación el año pasado de Choi Soon-Sil, confidente de la presidenta.

La llamada "Rasputina surcoreana" está siendo juzgada actualmente por haber utilizado su relación con Park para sonsacar enormes cantidades de dinero a grandes conglomerados surcoreanos que pagaron millones de dólares a fundaciones privadas creadas por ella.

Samsung, el mayor grupo industrial del país, fue el más generoso, donando 20.000 millones de wons (17 millones de dólares) a las fundaciones de Choi, por delante de Hyundai, SK, LG y Lotte.


Fiscal de Corea del Sur evalúa impacto económico de arresto del jefe de Samsung


SEÚL, Corea del Sur. (Reuters).- El fiscal especial de Corea del Sur dijo ayer que tomará en cuenta el impacto económico de un eventual arresto del líder del Samsung Group, Jay Y. Lee, en relación con una investigación de tráfico de influencias que involucra a la presidenta.

La oficina también aplazó un día, hasta hoy lunes, su decisión sobre el arresto de Lee, líder del mayor conglomerado de Corea del Sur, citando la gravedad del caso.

El fiscal especial había dicho que tomaría una decisión sobre Lee ayer, pero el portavoz Lee Kyu-chul dijo a periodistas que los investigadores están evaluando todos los factores, incluido el potencial impacto económico del arresto de Jay Y. Lee.

Los fiscales investigan si Samsung sobornó a una empresa y a fundaciones respaldadas por Choi Soon-sil, una amiga de la presidenta Park Geun-hye, a cambio del apoyo del fondo nacional de pensiones a una fusión entre dos filiales del conglomerado.

El jefe de Samsung negó las acusaciones de soborno durante una audiencia parlamentaria en diciembre. El considerar el impacto económico podría ser benéfico para Lee, de 48 años. Existen precedentes de la imposición de castigos menos severos a líderes empresariales para evitar consecuencias económicas negativas.

“Las leyes y principios son el parámetro más importante, y luego de también considerar varios factores mencionados anteriormente, nosotros decidiremos según las leyes y principios”, dijo el portavoz de la fiscalía, refiriéndose al impacto económico, sin entregar más detalles.

Una portavoz del Samsung Group rehusó realizar comentarios.

Lee fue interrogado por 22 horas antes de dejar la oficina del fiscal especial en Seúl en la mañana del viernes pasado, en el marco de la investigación del escándalo de corrupción que llevó al Parlamento sudcoreano a iniciar un juicio político a la presidenta Park.

La fiscalía surcoreana anunció este lunes que había pedido la detención del heredero del gigante de la electrónica Samsung en el marco de la investigación del escándalo político que condujo a la destitución de la presidenta Park Geun-Hye.

En una declaración, los fiscales que investigan el sonado caso de corrupción indicaron que habían solicitado a un tribunal de Seúl la detención de Lee Jae-Yong, hijo del poderoso presidente del conglomerado Samsung, Lee Kun-Hee.

El tribunal deberá decidir si emite o no la orden de detención del vicepresidente de Samsung Electronics.

Lee Jae-Yong había sido interrogado la semana pasada durante 22 horas, sospechado de corrupción.

Se convertiría en el primer dirigente empresarial en ser detenido en el marco de este escándalo que ya costó el cargo a la propia mandataria.

Los investigadores habían indicado anteriormente que Lee era considerado sospechoso en este escándalo que ha ido creciendo como bola de nieve tras la inculpación el año pasado de Choi Soon-Sil, confidente de la presidenta.

La llamada "Rasputina surcoreana" está siendo juzgada actualmente por haber utilizado su relación con Park para sonsacar enormes cantidades de dinero a grandes conglomerados surcoreanos que pagaron millones de dólares a fundaciones privadas creadas por ella.

Samsung, el mayor grupo industrial del país, fue el más generoso, donando 20.000 millones de wons (17 millones de dólares) a las fundaciones de Choi, por delante de Hyundai, SK, LG y Lotte.


Fiscal de Corea del Sur evalúa impacto económico de arresto del jefe de Samsung


SEÚL, Corea del Sur. (Reuters).- El fiscal especial de Corea del Sur dijo ayer que tomará en cuenta el impacto económico de un eventual arresto del líder del Samsung Group, Jay Y. Lee, en relación con una investigación de tráfico de influencias que involucra a la presidenta.

La oficina también aplazó un día, hasta hoy lunes, su decisión sobre el arresto de Lee, líder del mayor conglomerado de Corea del Sur, citando la gravedad del caso.

El fiscal especial había dicho que tomaría una decisión sobre Lee ayer, pero el portavoz Lee Kyu-chul dijo a periodistas que los investigadores están evaluando todos los factores, incluido el potencial impacto económico del arresto de Jay Y. Lee.

Los fiscales investigan si Samsung sobornó a una empresa y a fundaciones respaldadas por Choi Soon-sil, una amiga de la presidenta Park Geun-hye, a cambio del apoyo del fondo nacional de pensiones a una fusión entre dos filiales del conglomerado.

El jefe de Samsung negó las acusaciones de soborno durante una audiencia parlamentaria en diciembre. El considerar el impacto económico podría ser benéfico para Lee, de 48 años. Existen precedentes de la imposición de castigos menos severos a líderes empresariales para evitar consecuencias económicas negativas.

“Las leyes y principios son el parámetro más importante, y luego de también considerar varios factores mencionados anteriormente, nosotros decidiremos según las leyes y principios”, dijo el portavoz de la fiscalía, refiriéndose al impacto económico, sin entregar más detalles.

Una portavoz del Samsung Group rehusó realizar comentarios.

Lee fue interrogado por 22 horas antes de dejar la oficina del fiscal especial en Seúl en la mañana del viernes pasado, en el marco de la investigación del escándalo de corrupción que llevó al Parlamento sudcoreano a iniciar un juicio político a la presidenta Park.