/ miércoles 28 de septiembre de 2016

Garantiza Reino Unido compromiso con comercio internacional pese al Brexit

GINEBRA, Suiza. (EFE).- Reino Unido dio ayer garantías al mundo de su compromiso con el sistema internacional de comercio y aseguró que no se generará “un vacío legal” en este ámbito cuando se concrete su salida de la Unión Europea (UE).

En un discurso pronunciado en un evento de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, enfatizó que su país es miembro pleno y fundador de la OMC.

“El Reino Unido continuará cumpliendo con sus compromiso después de que abandone la Unión Europea”, aseguró. La intervención del ministro británico levantó expectativas, ya que se creía que en ella delinearía la manera como Londres espera afrontar su pertenencia a la OMC una vez que deje de ser miembro del bloque comunitario.

Muchos de los acuerdos comerciales -incluidas los referidos a tarifas arancelarias y barreras no tarifarias- que Reino Unido aplica en sus intercambios comerciales, han sido negociados como parte del mercado común de la UE.

Londres todavía no ha sido claro en cuanto a su voluntad de mantenerse como parte del mercado único (unión aduanera) o, por el contrario, salir completamente de las estructuras de comercio que se gestionan desde Bruselas.

Al respecto, Fox reconoció que muchos de los términos vigentes en su pertenencia a la OMC “están actualmente compartidos con el resto de la Unión Europea”.

Sin embargo, garantizó que la salida del bloque “no nos detendrá en la búsqueda de una agenda comercial más liberalizada”.

A través de su ministro, Reino Unido reconoció que la OMC constituye el cimento del sistema de comercio internacional y que apuntala las reglas comerciales al contar “con medios para hacerlas cumplir”.  La OMC cuenta con un sistema de solución de controversias basado en un mecanismos de arbitraje de los litigios comerciales entre sus Estados miembros.

Fox aseguró que la decisión del pueblo británico de dejar la UE “no es sintomática de un deseo de mirar hacia adentro, sino de la voluntad de la gente de tomar el control de sus leyes, de su dinero y de sus fronteras.

“Estamos orgullosos de ser una nación comercial que mira hacia afuera”, añadió el ministro, que opinó que a separación permitirá a su país ser más transparente, abierto y construir un entorno de comercio más liberal.

GINEBRA, Suiza. (EFE).- Reino Unido dio ayer garantías al mundo de su compromiso con el sistema internacional de comercio y aseguró que no se generará “un vacío legal” en este ámbito cuando se concrete su salida de la Unión Europea (UE).

En un discurso pronunciado en un evento de la Organización Mundial de Comercio (OMC), el ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, enfatizó que su país es miembro pleno y fundador de la OMC.

“El Reino Unido continuará cumpliendo con sus compromiso después de que abandone la Unión Europea”, aseguró. La intervención del ministro británico levantó expectativas, ya que se creía que en ella delinearía la manera como Londres espera afrontar su pertenencia a la OMC una vez que deje de ser miembro del bloque comunitario.

Muchos de los acuerdos comerciales -incluidas los referidos a tarifas arancelarias y barreras no tarifarias- que Reino Unido aplica en sus intercambios comerciales, han sido negociados como parte del mercado común de la UE.

Londres todavía no ha sido claro en cuanto a su voluntad de mantenerse como parte del mercado único (unión aduanera) o, por el contrario, salir completamente de las estructuras de comercio que se gestionan desde Bruselas.

Al respecto, Fox reconoció que muchos de los términos vigentes en su pertenencia a la OMC “están actualmente compartidos con el resto de la Unión Europea”.

Sin embargo, garantizó que la salida del bloque “no nos detendrá en la búsqueda de una agenda comercial más liberalizada”.

A través de su ministro, Reino Unido reconoció que la OMC constituye el cimento del sistema de comercio internacional y que apuntala las reglas comerciales al contar “con medios para hacerlas cumplir”.  La OMC cuenta con un sistema de solución de controversias basado en un mecanismos de arbitraje de los litigios comerciales entre sus Estados miembros.

Fox aseguró que la decisión del pueblo británico de dejar la UE “no es sintomática de un deseo de mirar hacia adentro, sino de la voluntad de la gente de tomar el control de sus leyes, de su dinero y de sus fronteras.

“Estamos orgullosos de ser una nación comercial que mira hacia afuera”, añadió el ministro, que opinó que a separación permitirá a su país ser más transparente, abierto y construir un entorno de comercio más liberal.