/ lunes 12 de septiembre de 2016

Intento conservador para destituir al jefe del IRS fracasará

WASHINGTON, DC. (AP).-  Una campaña emprendida por algunosconservadores republicanos en la Cámara de Representantes deEstados Unidos (EU) para tratar de destituir al jefe de la oficinade rentas internas no tendrá éxito. Con una oposicióndemocrática sólida y la resistencia por parte de muchosrepublicanos, simplemente no hay suficientes votos para expulsar aJohn Koskinen de su cargo.

Sin embargo, los miembros de la conservadora facción FreedomHouse Caucus están presionando de todos modos en contra deldirector del Servicio Interno de Impuestos del Departamento delTesoro (IRS por sus siglas en inglés). Su campaña podría llegara un punto crítico durante las próximas dos semanas.

Los conservadores acusan a Koskinen de mentir al Congreso, de noresponder citas y de supervisar a una agencia que ha destruidodocumentos.

Dicen que esas acciones fueron para obstaculizar la largainvestigación de los republicanos en la cámara baja sobre cómogrupos del Tea Party fueron tratados injustamente por el IRS cuandotrataron de buscar exenciones fiscales hace varios años, antes deque Koskinen encabezara la agencia.

Cuando faltan dos meses para la elección presidencial, lacampaña contra Koskinen y el IRS es algo que atrae a muchosvotantes conservadores, para quienes el IRS ha sido desde hacemucho tiempo sinónimo de una mala palabra.

Ellos no han perdonado la forma en que manejó el caso de lasorganizaciones del Tea Party. Además Koskinen fue designado por elpresidente Barack Obama, otro objetivo favorito de los ataquesconservadores.

Koskinen y los demócratas dicen que las acusaciones carecen defundamento.

Aunque el IRS ha reconocido que sometió a un tratamientoinjustamente duro a los grupos del Tea Party, el Departamento deJusticia y el inspector general del IRS no encontraron pruebas deque la agencia haya tenido motivaciones políticas, y no se haprobado que los documentos fueron destruidos deliberadamente.

Los demócratas dicen que la campaña solo busca atraer votosconservadores y donaciones de campaña.

El mandato de Koskinen termina el 12 de noviembre de 2017. Élha dicho públicamente que acatará las órdenes del presidente, loque indica que renunciará si el mandatario de lo pide.

WASHINGTON, DC. (AP).-  Una campaña emprendida por algunosconservadores republicanos en la Cámara de Representantes deEstados Unidos (EU) para tratar de destituir al jefe de la oficinade rentas internas no tendrá éxito. Con una oposicióndemocrática sólida y la resistencia por parte de muchosrepublicanos, simplemente no hay suficientes votos para expulsar aJohn Koskinen de su cargo.

Sin embargo, los miembros de la conservadora facción FreedomHouse Caucus están presionando de todos modos en contra deldirector del Servicio Interno de Impuestos del Departamento delTesoro (IRS por sus siglas en inglés). Su campaña podría llegara un punto crítico durante las próximas dos semanas.

Los conservadores acusan a Koskinen de mentir al Congreso, de noresponder citas y de supervisar a una agencia que ha destruidodocumentos.

Dicen que esas acciones fueron para obstaculizar la largainvestigación de los republicanos en la cámara baja sobre cómogrupos del Tea Party fueron tratados injustamente por el IRS cuandotrataron de buscar exenciones fiscales hace varios años, antes deque Koskinen encabezara la agencia.

Cuando faltan dos meses para la elección presidencial, lacampaña contra Koskinen y el IRS es algo que atrae a muchosvotantes conservadores, para quienes el IRS ha sido desde hacemucho tiempo sinónimo de una mala palabra.

Ellos no han perdonado la forma en que manejó el caso de lasorganizaciones del Tea Party. Además Koskinen fue designado por elpresidente Barack Obama, otro objetivo favorito de los ataquesconservadores.

Koskinen y los demócratas dicen que las acusaciones carecen defundamento.

Aunque el IRS ha reconocido que sometió a un tratamientoinjustamente duro a los grupos del Tea Party, el Departamento deJusticia y el inspector general del IRS no encontraron pruebas deque la agencia haya tenido motivaciones políticas, y no se haprobado que los documentos fueron destruidos deliberadamente.

Los demócratas dicen que la campaña solo busca atraer votosconservadores y donaciones de campaña.

El mandato de Koskinen termina el 12 de noviembre de 2017. Élha dicho públicamente que acatará las órdenes del presidente, loque indica que renunciará si el mandatario de lo pide.

Justicia

Alertan a candidatos de inseguridad en 20 municipios de Guerrero

Exhorta secretario de Gobierno a no hacer proselitismo en zonas de riesgo de Guerrero; busca el mandatario estrategia para comicios tranquilos

Mundo

Trump busca prohibir accesorios que modifican armas después del tiroteo en Florida

La decisión enfrenta a Trump con grupos poderosos que defienden el derecho a la propiedad de armas, como la Asociación Nacional del Rifle

Política

Pedro Kumamoto en busca de redignificar la política

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

OMG!

Declaran culpable a mujer que extorsionaba a Iván Aguilera, heredero de Juan Gabriel

La persona fue encontrada culpable tras un juicio por un tribunal federal de Miami

Deportes

Sofia Goggia, primera italiana campeona olímpica de Descenso

La italiana de 25 años superó a la noruega Ragnhild Mowinckel (plata) por 9 centésimas

Mundo

Muere a los 99 años Billy Graham, el "pastor de los presidentes"

Graham, quien en 2005 dejó el liderazgo de su Asociación Evangelista a su hijo Franklyn, marcó con su carisma la evolución de la religión evangélica en EU

Policía

Con mazos, banda de 13 hombres roban Elektra en la colonia Portales

Los sujetos, entre ellos dos menores de edad, lograron ser detenidos

Policía

Después del operativo en Tepito, asesinan a "El Mayito" en calles de la Morelos

“Nos dejaste solos Mayito, nos dejaste solos”, gritaba una mujer mientras le sostenía la mano al ahora occiso

Mundo

Reportan a más de 90 estudiantes nigerianas desaparecidas tras ataque de Boko Haram

De confirmarse, la desaparición de las escolares constituiría uno de los mayores incidentes de este tipo desde que el grupo secuestró a más de 270 niñas en Chibok en 2014