/ lunes 16 de enero de 2017

Investigación de emisiones podría ir más allá de Renault en Francia

PARÍS, Francia. (Reuters).- Una investigación judicial sobre las emisiones de motores diésel en Francia podría extenderse más allá de Renault después de que las pruebas mostrasen que otros fabricantes habían superado los niveles autorizados, dijo ayer la ministra francesa de Medio Ambiente, sin entrar en detalles. Las acciones de Renault cayeron más de un cuatro por ciento a un mínimo de cerca de un mes el viernes pasado, después de que una fuente de la fiscalía de París dijera que había lanzado una investigación judicial sobre un posible fraude en las emisiones de escape del fabricante francés.

El reconocimiento de Volkswagen (VW) de que algunos de sus vehículos diésel se equiparon con un software diseñado para ocultar el nivel verdadero de emisiones, puso de relieve que la mayoría de vehículos emiten en situaciones de conducción normal mucho más óxido de nitrógeno, perjudicial para el ser humano, que en las pruebas de laboratorio.

“Se han observado una serie de anomalías en los vehículos de Renault; los controles realizados superaron con mucho los niveles permitidos, lo que también ocurre con otros fabricantes de automóviles en una medida diferente”, dijo la ministra de Medio Ambiente, Segolene Royal, en una entrevista con el semanario francés Le Journal du Dimanche. “Es una cuestión de la justicia y no interfiero”, añadió.

PARÍS, Francia. (Reuters).- Una investigación judicial sobre las emisiones de motores diésel en Francia podría extenderse más allá de Renault después de que las pruebas mostrasen que otros fabricantes habían superado los niveles autorizados, dijo ayer la ministra francesa de Medio Ambiente, sin entrar en detalles. Las acciones de Renault cayeron más de un cuatro por ciento a un mínimo de cerca de un mes el viernes pasado, después de que una fuente de la fiscalía de París dijera que había lanzado una investigación judicial sobre un posible fraude en las emisiones de escape del fabricante francés.

El reconocimiento de Volkswagen (VW) de que algunos de sus vehículos diésel se equiparon con un software diseñado para ocultar el nivel verdadero de emisiones, puso de relieve que la mayoría de vehículos emiten en situaciones de conducción normal mucho más óxido de nitrógeno, perjudicial para el ser humano, que en las pruebas de laboratorio.

“Se han observado una serie de anomalías en los vehículos de Renault; los controles realizados superaron con mucho los niveles permitidos, lo que también ocurre con otros fabricantes de automóviles en una medida diferente”, dijo la ministra de Medio Ambiente, Segolene Royal, en una entrevista con el semanario francés Le Journal du Dimanche. “Es una cuestión de la justicia y no interfiero”, añadió.