/ lunes 24 de abril de 2017

Necesario profundizar en apertura comercial y crecimiento incluyente, afirma el CCE

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, habló en la Universidad de Harvard sobre la importancia de profundizar la apertura comercial y, al mismo tiempo, promover un crecimiento económico más incluyente.

Al participar en el panel “Inserción de América Latina en la economía global”, organizado en la Escuela de Gobierno de Harvard, reconoció que el mundo enfrenta el riesgo de regresar a propuestas aislacionistas y proteccionistas que políticamente son cada vez más rentables.

Dijo que factores como la de-saceleración de la economía mundial, los altos niveles de pobreza y desigualdad, así como la violencia generalizada, explican el malestar de la población y su propensión a considerar propuestas contra la integración económica.

“No debemos dejar que estos problemas nos hagan regresar a políticas que en el pasado han mostrado ser fallidas. (…) El proteccionismo ha tenido siempre más costos que beneficios, mientras que la integración se ha convertido en uno de los motores más importantes del desarrollo”, advirtió el máximo dirigente del sector privado mexicano.

Como ejemplo citó que en México la apertura comercial ha permitido a sectores de gran valor agregado, como la manufactura avanzada, crecer de manera importante.

“La alternativa es mejorar en la distribución de los beneficios de la integración, no detenerla”, indicó Castañón, al destacar que las pequeñas y medianas empresas representan una gran oportunidad.

Detalló que de las más de 34 mil empresas exportadoras que existen en México, 98 por ciento son micro, pequeñas y medianas, pero solo participan con el 34 por ciento de las ventas externas totales, por lo que incorporarlas en la economía regional es una oportunidad para extender los beneficios de la integración a otros sectores de la población.

De acuerdo con el presidente del CCE, esta tarea exige que el Gobierno propicie las condiciones adecuadas para la atracción de inversión a través de una serie de medidas, entre las que destacan fortalecimiento del Estado de derecho y el replanteamiento de los sistemas tributarios.

Además, disciplina fiscal, mejora regulatoria, desarrollo de infraestructura y apoyo para el fortalecimiento del capital humano, así como estímulos financieros a pequeñas y medianas empresas, mientras que las compañías deben aportar innovación, tecnología, inversión y una cultura de constante superación, añadió.

En el panel realizado en el Universidad de Harvard, además del presidente del CCE, también participaron Roberto Martínez, director de la oficina para América de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); Santiago Peña, actual ministro de Hacienda en Paraguay, y Miguel Ángel Santos, investigador del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. (Notimex)

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, habló en la Universidad de Harvard sobre la importancia de profundizar la apertura comercial y, al mismo tiempo, promover un crecimiento económico más incluyente.

Al participar en el panel “Inserción de América Latina en la economía global”, organizado en la Escuela de Gobierno de Harvard, reconoció que el mundo enfrenta el riesgo de regresar a propuestas aislacionistas y proteccionistas que políticamente son cada vez más rentables.

Dijo que factores como la de-saceleración de la economía mundial, los altos niveles de pobreza y desigualdad, así como la violencia generalizada, explican el malestar de la población y su propensión a considerar propuestas contra la integración económica.

“No debemos dejar que estos problemas nos hagan regresar a políticas que en el pasado han mostrado ser fallidas. (…) El proteccionismo ha tenido siempre más costos que beneficios, mientras que la integración se ha convertido en uno de los motores más importantes del desarrollo”, advirtió el máximo dirigente del sector privado mexicano.

Como ejemplo citó que en México la apertura comercial ha permitido a sectores de gran valor agregado, como la manufactura avanzada, crecer de manera importante.

“La alternativa es mejorar en la distribución de los beneficios de la integración, no detenerla”, indicó Castañón, al destacar que las pequeñas y medianas empresas representan una gran oportunidad.

Detalló que de las más de 34 mil empresas exportadoras que existen en México, 98 por ciento son micro, pequeñas y medianas, pero solo participan con el 34 por ciento de las ventas externas totales, por lo que incorporarlas en la economía regional es una oportunidad para extender los beneficios de la integración a otros sectores de la población.

De acuerdo con el presidente del CCE, esta tarea exige que el Gobierno propicie las condiciones adecuadas para la atracción de inversión a través de una serie de medidas, entre las que destacan fortalecimiento del Estado de derecho y el replanteamiento de los sistemas tributarios.

Además, disciplina fiscal, mejora regulatoria, desarrollo de infraestructura y apoyo para el fortalecimiento del capital humano, así como estímulos financieros a pequeñas y medianas empresas, mientras que las compañías deben aportar innovación, tecnología, inversión y una cultura de constante superación, añadió.

En el panel realizado en el Universidad de Harvard, además del presidente del CCE, también participaron Roberto Martínez, director de la oficina para América de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); Santiago Peña, actual ministro de Hacienda en Paraguay, y Miguel Ángel Santos, investigador del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard. (Notimex)