/ viernes 13 de mayo de 2016

Parlamento Europeo rechaza considerar economía de mercado a China

ESTRASBURGO, Francia.- El pleno del Parlamento Europeo (PE) rechazó por una amplia mayoría la concesión a China del estatus de economía de mercado y pidió que hasta que el país no cumpla todos los requisitos exigidos se proteja a la industria europea, como la de la siderurgia, frente a importaciones chinas.

"Mientras China no cumpla los cinco criterios establecidos por la UE para definir a una economía de mercado, sus exportaciones deben recibir un tratamiento diferenciado", afirman los eurodiputados en una resolución no vinculante aprobada ayer.

El texto -con 546 votos a favor, 28 en contra y 77 abstenciones- tiene carácter de opinión no vinculante, pero es un aviso para la Comisión Europea, que tiene que decidir si propone reconocer a China como economía de mercado en la legislación europea, para lo que necesitaría el visto bueno de las capitales y el PE.

Los diputados europeos piden a la Comisión Europea que presente una propuesta para asegurar que la industria europea hace frente a una "competencia justa" por parte de China, para lo que pidieron a la institución que evalúe en sus estudios si los costes y precios de China se fijan realmente en función del mercado.

"No obstante, la UE debe encontrar la manera de hacer esto respetando sus obligaciones dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y en particular con relación al protocolo de adhesión de China, que prevé cambios en el trato al país asiático después del 11 de diciembre de 2016", señalan los eurodiputados.

También apuntan a la "necesidad inminente" de acometer una reforma de los instrumentos de defensa comercial y piden a los Estados miembros -que se reúnen en el Consejo- que desbloquee el paquete de propuestas legislativas para modernizarlos.

El martes, cuando la cuestión fue debatida en el pleno, el líder del grupo de Socialistas y Demócratas, Gianni Pittella, aseguró que su grupo está en contra de dar al país este reconocimiento "por la simple razón de que China, pese a los grandes esfuerzos que ha hecho, no es aún una economía de mercado".

La diputada española del PSOE Inmaculada Rodríguez-Piñero se pronunció en el mismo sentido, al considerar que el país no respeta las normas de la OMC, que no es una economía de mercado y que practica el dumping de precios, social y medioambiental.

"La Unión Europea no puede permitirse perder ni un sólo puesto de trabajo por conceder a China un estatuto comercial que no merece", dijo.

El Partido Popular Europeo (PPE) también mostró su rechazo a esta posibilidad, ya que aunque destaca que China es un socio estratégico, considera que las relaciones con la Unión Europea deben basarse "en la reciprocidad y los beneficios mutuos".

"Un reconocimiento automático del estatus de economía de mercado de China no es una opción válida, por lo que pedimos a la Comisión que identifique instrumentos de defensa viables que puedan ser aplicados para proteger a la industria siderúrgica y otros sectores contra la competencia desleal y el dumping", aseguró el diputado popular rumano, Iuliu Winkler, en un comunicado.

Por su parte, la liberal holandesa Marietje Schaake afirmó que es necesario que la Comisión presente cuanto antes una propuesta "equilibrada, que vaya tanto en el interés de la industria pesada como de los importadores y transportistas que necesitan acceder a productos extranjeros".

Fuentes comunitarias indicaron que esa propuesta llegará a mediados de julio.

ESTRASBURGO, Francia.- El pleno del Parlamento Europeo (PE) rechazó por una amplia mayoría la concesión a China del estatus de economía de mercado y pidió que hasta que el país no cumpla todos los requisitos exigidos se proteja a la industria europea, como la de la siderurgia, frente a importaciones chinas.

"Mientras China no cumpla los cinco criterios establecidos por la UE para definir a una economía de mercado, sus exportaciones deben recibir un tratamiento diferenciado", afirman los eurodiputados en una resolución no vinculante aprobada ayer.

El texto -con 546 votos a favor, 28 en contra y 77 abstenciones- tiene carácter de opinión no vinculante, pero es un aviso para la Comisión Europea, que tiene que decidir si propone reconocer a China como economía de mercado en la legislación europea, para lo que necesitaría el visto bueno de las capitales y el PE.

Los diputados europeos piden a la Comisión Europea que presente una propuesta para asegurar que la industria europea hace frente a una "competencia justa" por parte de China, para lo que pidieron a la institución que evalúe en sus estudios si los costes y precios de China se fijan realmente en función del mercado.

"No obstante, la UE debe encontrar la manera de hacer esto respetando sus obligaciones dentro de la Organización Mundial de Comercio (OMC), y en particular con relación al protocolo de adhesión de China, que prevé cambios en el trato al país asiático después del 11 de diciembre de 2016", señalan los eurodiputados.

También apuntan a la "necesidad inminente" de acometer una reforma de los instrumentos de defensa comercial y piden a los Estados miembros -que se reúnen en el Consejo- que desbloquee el paquete de propuestas legislativas para modernizarlos.

El martes, cuando la cuestión fue debatida en el pleno, el líder del grupo de Socialistas y Demócratas, Gianni Pittella, aseguró que su grupo está en contra de dar al país este reconocimiento "por la simple razón de que China, pese a los grandes esfuerzos que ha hecho, no es aún una economía de mercado".

La diputada española del PSOE Inmaculada Rodríguez-Piñero se pronunció en el mismo sentido, al considerar que el país no respeta las normas de la OMC, que no es una economía de mercado y que practica el dumping de precios, social y medioambiental.

"La Unión Europea no puede permitirse perder ni un sólo puesto de trabajo por conceder a China un estatuto comercial que no merece", dijo.

El Partido Popular Europeo (PPE) también mostró su rechazo a esta posibilidad, ya que aunque destaca que China es un socio estratégico, considera que las relaciones con la Unión Europea deben basarse "en la reciprocidad y los beneficios mutuos".

"Un reconocimiento automático del estatus de economía de mercado de China no es una opción válida, por lo que pedimos a la Comisión que identifique instrumentos de defensa viables que puedan ser aplicados para proteger a la industria siderúrgica y otros sectores contra la competencia desleal y el dumping", aseguró el diputado popular rumano, Iuliu Winkler, en un comunicado.

Por su parte, la liberal holandesa Marietje Schaake afirmó que es necesario que la Comisión presente cuanto antes una propuesta "equilibrada, que vaya tanto en el interés de la industria pesada como de los importadores y transportistas que necesitan acceder a productos extranjeros".

Fuentes comunitarias indicaron que esa propuesta llegará a mediados de julio.