/ martes 29 de noviembre de 2016

Pide España prudencia ante incertidumbre generada tras la elección en Estados Unidos

  • Mapfre y Banco Sabadell reconocieron buenos fundamentos macroeconómicos

Empresas españolas llamaron ayer a la prudencia ante la incertidumbre económica que se vive en México por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos (EU) en enero próximo.

Directivos de la aseguradora Mapfre y del Banco Sabadell coincidieron en que los fundamentos macroeconómicos de México son buenos, y recordaron que su apuesta por el país es a largo plazo y llegaron para quedarse.

“Incertidumbre es no saber qué va a pasar. Hay una alta volatilidad en los mercados, hay amenazas que no sabemos si se van a producir o no, pero debemos ser prudentes en los análisis”, dijo el director ejecutivo del área Latam Norte de Mapfre, Jesús Martínez Castellanos.

“Para nosotros ser prudentes significa no anticipar cosas que no han pasado, y esos anticipos los estamos leyendo todos los días y todavía hay muchas cosas que no han pasado”, apuntó.

Martínez Castellanos, quien también es director ejecutivo de Mapfre México, aludió a un mundo global “donde hay muchos efectos encadenados”, por lo que “hay que esperar”.

Trump ha dicho que construirá un muro en la frontera común entre México y EU para frenar la inmigración ilegal; que deportará a los indocumentados con antecedentes penales; que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y que impondrá un arancel de 35 por ciento a los productos mexicanos.

Dicho discurso hizo que su triunfo desatara las alarmas en el país, donde el dólar superó la barrera de los 20 pesos por unidad, si bien el mensaje del Gobierno mexicano ha sido optimista sobre el nuevo capítulo en la relación con EU.

“No debemos ser excesivamente pesimistas, (...) tenemos que ir viendo cómo van sucediendo los acontecimientos” y, como siempre ha pasado en este país, “iremos buscando soluciones a las circunstancias”, dijo el ejecutivo tras resaltar que los fundamentos económicos del país son buenos y la inflación está contenida.

El director general del Banco Sabadell en México, Francesc Noguera, coincidió en que la economía mexicana es “sana”, tiene fundamentos “sólidos y una clase media pujante”.

La apuesta del Banco Sabadell por México “es a largo plazo” y “obedece a circunstancias macroeconómicas, sectoriales, de dimensión de la economía del país que siguen siendo válidas, haya ganado o no Trump”, aseveró.

En ese sentido, destacó que el plan de despliegue de capacidad y crecimiento no es alterado por el resultado de las elecciones en EU y adelantó que en las próximas semanas la institución anunciará una ampliación de capital.

Los directivos de las dos compañías españolas anunciaron ayer en la capital mexicana una “alianza estratégica” mediante la cual Mapfre distribuirá sus productos para clientes-empresas del Banco Sabadell en exclusiva.

  • Mapfre y Banco Sabadell reconocieron buenos fundamentos macroeconómicos

Empresas españolas llamaron ayer a la prudencia ante la incertidumbre económica que se vive en México por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos (EU) en enero próximo.

Directivos de la aseguradora Mapfre y del Banco Sabadell coincidieron en que los fundamentos macroeconómicos de México son buenos, y recordaron que su apuesta por el país es a largo plazo y llegaron para quedarse.

“Incertidumbre es no saber qué va a pasar. Hay una alta volatilidad en los mercados, hay amenazas que no sabemos si se van a producir o no, pero debemos ser prudentes en los análisis”, dijo el director ejecutivo del área Latam Norte de Mapfre, Jesús Martínez Castellanos.

“Para nosotros ser prudentes significa no anticipar cosas que no han pasado, y esos anticipos los estamos leyendo todos los días y todavía hay muchas cosas que no han pasado”, apuntó.

Martínez Castellanos, quien también es director ejecutivo de Mapfre México, aludió a un mundo global “donde hay muchos efectos encadenados”, por lo que “hay que esperar”.

Trump ha dicho que construirá un muro en la frontera común entre México y EU para frenar la inmigración ilegal; que deportará a los indocumentados con antecedentes penales; que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y que impondrá un arancel de 35 por ciento a los productos mexicanos.

Dicho discurso hizo que su triunfo desatara las alarmas en el país, donde el dólar superó la barrera de los 20 pesos por unidad, si bien el mensaje del Gobierno mexicano ha sido optimista sobre el nuevo capítulo en la relación con EU.

“No debemos ser excesivamente pesimistas, (...) tenemos que ir viendo cómo van sucediendo los acontecimientos” y, como siempre ha pasado en este país, “iremos buscando soluciones a las circunstancias”, dijo el ejecutivo tras resaltar que los fundamentos económicos del país son buenos y la inflación está contenida.

El director general del Banco Sabadell en México, Francesc Noguera, coincidió en que la economía mexicana es “sana”, tiene fundamentos “sólidos y una clase media pujante”.

La apuesta del Banco Sabadell por México “es a largo plazo” y “obedece a circunstancias macroeconómicas, sectoriales, de dimensión de la economía del país que siguen siendo válidas, haya ganado o no Trump”, aseveró.

En ese sentido, destacó que el plan de despliegue de capacidad y crecimiento no es alterado por el resultado de las elecciones en EU y adelantó que en las próximas semanas la institución anunciará una ampliación de capital.

Los directivos de las dos compañías españolas anunciaron ayer en la capital mexicana una “alianza estratégica” mediante la cual Mapfre distribuirá sus productos para clientes-empresas del Banco Sabadell en exclusiva.