/ sábado 29 de abril de 2017

Podrán empresas adquirir seguro contra ataques cibernéticos

Un solo incidente de ciberseguridad le cuesta a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) 86 mil 500 dólares (alrededor de un millón 643 mil pesos) y a las grandes compañías 861 mil dólares (más de 16 millones de pesos), reveló Kaspersky Lab.

Dichas cifras adquieren mayor relevancia para las compañías en una era en la que los negocios están basados en herramientas informáticas: sistemas de inventarios, de pedidos, de contabilidad y de producción.

Por ello, la aseguradora de propiedad y responsabilidad civil, Chubb, lanzó una póliza denominada Chubb Cyber Riesgos, que protege a organizaciones de cualquier tamaño frente a eventos como la falta de disponibilidad de sus sistemas, violación de datos personales o información confidencial.

Además de corrupción de datos, ransomware (secuestro de datos) y publicación de contenidos electrónicos, cubriendo tanto la responsabilidad ante terceros, como las pérdidas propias por actos maliciosos o por error u omisión operacional.

El director de Líneas Financieras de la aseguradora en México, Yadim Trujillo López, consideró que reconocer que la información es uno de los activos más importantes de una compañía, implica también asumir que existe un riesgo intrínseco en el uso de herramientas tecnológicas.

“El concepto de riesgo cibernético actualmente está ligado al riesgo operativo de las empresas, teniendo como consecuencia pérdidas patrimoniales ocasionadas no solo por responsabilidad frente a terceros, sino por eventos de riesgos operativos propios”, añadió.

En este sentido, Chubb Cyber Riesgos busca responder a la necesidad de restaurar páginas web o estructuras de comunicaciones, con el fin de garantizar que las compañías afectadas retomen sus actividades habituales a la brevedad posible, minimizando pérdidas financieras y/o de mercado.

A través de la póliza, un asegurado podrá encontrar respaldo al no tener que asumir los costos de recuperación de los archivos digitales o pérdidas por interrupción del negocio a raíz de actos maliciosos de cómputo como malware, hacking y uso o acceso no autorizado, al igual que los que puedan generarse por ataques que inhiben el acceso a páginas web. (Notimex)

Un solo incidente de ciberseguridad le cuesta a las pequeñas y medianas empresas (Pymes) 86 mil 500 dólares (alrededor de un millón 643 mil pesos) y a las grandes compañías 861 mil dólares (más de 16 millones de pesos), reveló Kaspersky Lab.

Dichas cifras adquieren mayor relevancia para las compañías en una era en la que los negocios están basados en herramientas informáticas: sistemas de inventarios, de pedidos, de contabilidad y de producción.

Por ello, la aseguradora de propiedad y responsabilidad civil, Chubb, lanzó una póliza denominada Chubb Cyber Riesgos, que protege a organizaciones de cualquier tamaño frente a eventos como la falta de disponibilidad de sus sistemas, violación de datos personales o información confidencial.

Además de corrupción de datos, ransomware (secuestro de datos) y publicación de contenidos electrónicos, cubriendo tanto la responsabilidad ante terceros, como las pérdidas propias por actos maliciosos o por error u omisión operacional.

El director de Líneas Financieras de la aseguradora en México, Yadim Trujillo López, consideró que reconocer que la información es uno de los activos más importantes de una compañía, implica también asumir que existe un riesgo intrínseco en el uso de herramientas tecnológicas.

“El concepto de riesgo cibernético actualmente está ligado al riesgo operativo de las empresas, teniendo como consecuencia pérdidas patrimoniales ocasionadas no solo por responsabilidad frente a terceros, sino por eventos de riesgos operativos propios”, añadió.

En este sentido, Chubb Cyber Riesgos busca responder a la necesidad de restaurar páginas web o estructuras de comunicaciones, con el fin de garantizar que las compañías afectadas retomen sus actividades habituales a la brevedad posible, minimizando pérdidas financieras y/o de mercado.

A través de la póliza, un asegurado podrá encontrar respaldo al no tener que asumir los costos de recuperación de los archivos digitales o pérdidas por interrupción del negocio a raíz de actos maliciosos de cómputo como malware, hacking y uso o acceso no autorizado, al igual que los que puedan generarse por ataques que inhiben el acceso a páginas web. (Notimex)