/ martes 5 de julio de 2016

Prevén analistas aumento en la deuda federal

La política de aumento de tasas que ha adoptado la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), incrementará el monto de la deuda federal, sostuvieron analistas financieros.

En este sentido, Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, dijo que, si bien la decisión del banco central de aumentar su tasa de interés referencial forma parte las acciones para apuntalar la moneda mexicana frente a la volatilidad que registra el mercado cambiario y con ello, apalancar la inflación en alrededor de tres por ciento, es claro que esa medida también tendrá impactos en otros rubros de la actividad económica. De esta manera, la doctora en Economía advirtió que uno de los impactos derivado por la actual política monetaria del Banxico será un aumento en los costos de los créditos, lo que incluye la deuda contrata por el Gobierno federal.

Yo también veo un efecto que el mismo costo financiero del Gobierno federal va a empezar a enfrentar, no olvidemos que en esta composición de la deuda pública, la mayor parte está nominada en pesos, de tal manera que esta alza también representa una elevación del costo del Gobierno federal por deuda”, comentó.

Al respecto, cabe mencionar que derivado de la actual política monetaria implementada por el Banxico, de diciembre de 2015 a junio de este año, la tasa de interés referencial del banco central se ha incremento en 1.25 puntos, al subir de 3.0 a 4.25 por ciento.

Fue el 17 de diciembre del año pasado cuando la Junta de Gobierno decidió aumentar en 25 puntos base (de 3.00 a 3.25 por ciento), el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, por primera vez desde el 15 de agosto de 2008.

Posteriormente, en una sesión extraordinaria y como parte del plan anticrisis que presentó junto a la Secretaría de Hacienda, nuevamente el banco central aplicó un incremento en su tasa de interés. En esa ocasión la elevó de 50 puntos base para colocarla en 3.75 por ciento.

Finalmente, fue el pasado 30 de junio cuando la elevó, otra vez, 50 puntos base al subirla de 3.75 a 4.25 por ciento, lo que arroja un aumento acumulado de 1.25 puntos en esos tres anuncios.

Leticia Armenta dijo que una de las secuelas de la actual política monetaria que ha implementado el Banxico será la de un aumento en el monto de la duda pública, partiendo que gran parte de ella (alrededor de 70 por ciento), está contratada en pesos.

Al respecto, cabe mencionar que al cierre de mayo de 2016, el saldo de la deuda interna neta del Gobierno Federal sumó cuatro billones 734.7 mil millones de pesos, monto inferior en 79.4 mil millones de pesos al registrado al cierre de diciembre de 2015.

“La variación de los saldos se explica por un endeudamiento neto de 133.2 mil millones de pesos, por un incremento en las disponibilidades del Gobierno federal de 228.1 mil millones de pesos y por ajustes contables al alza de 15.5 mil millones de pesos”, sostiene la SHCP, a través del reporte de Finanzas Públicas y Deuda Pública, al cierre de mayo de este año.

El saldo de la deuda interna neta del sector público federal (Gobierno federal, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo), se ubicó en cinco billones 285.5 mil millones de pesos al cierre de mayo, lo que significó un decremento de 94.4 mil millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2015.

“Ello obedeció a un endeudamiento interno neto durante el periodo de 107.1 mil millones de pesos, a un incremento en las disponibilidades del sector público federal de 223 mil millones de pesos y a ajustes contables al alza de 21.5 mil millones de pesos”, explicó la SHCP.

Leticia Armenta, del Tecnológico de Monterrey, agregó que el incremento de las tasas de interés implicará un mayor esfuerzo para las autoridades federales, sobre todo ante su afán de lograr un superávit primario durante el próximo año y la presión que generarán diversos aspectos como los bajos precios del petróleo y el incremento en el costo de la deuda.

“Hacienda optó la pauta de tomar la decisión de, recién resuelto el Brexit, la Secretaría de Hacienda dio a conocer el nuevo recorte, me parece que como han establecido ellos de llegar a una condición de superávit primario para el 2017, pues van a tener que hacer un mayor esfuerzo para lograrlo, pero si se antoja de lograr esta meta que se han propuesto va a ser complejo”, comentó.

La política de aumento de tasas que ha adoptado la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), incrementará el monto de la deuda federal, sostuvieron analistas financieros.

En este sentido, Leticia Armenta, directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, dijo que, si bien la decisión del banco central de aumentar su tasa de interés referencial forma parte las acciones para apuntalar la moneda mexicana frente a la volatilidad que registra el mercado cambiario y con ello, apalancar la inflación en alrededor de tres por ciento, es claro que esa medida también tendrá impactos en otros rubros de la actividad económica. De esta manera, la doctora en Economía advirtió que uno de los impactos derivado por la actual política monetaria del Banxico será un aumento en los costos de los créditos, lo que incluye la deuda contrata por el Gobierno federal.

Yo también veo un efecto que el mismo costo financiero del Gobierno federal va a empezar a enfrentar, no olvidemos que en esta composición de la deuda pública, la mayor parte está nominada en pesos, de tal manera que esta alza también representa una elevación del costo del Gobierno federal por deuda”, comentó.

Al respecto, cabe mencionar que derivado de la actual política monetaria implementada por el Banxico, de diciembre de 2015 a junio de este año, la tasa de interés referencial del banco central se ha incremento en 1.25 puntos, al subir de 3.0 a 4.25 por ciento.

Fue el 17 de diciembre del año pasado cuando la Junta de Gobierno decidió aumentar en 25 puntos base (de 3.00 a 3.25 por ciento), el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día, por primera vez desde el 15 de agosto de 2008.

Posteriormente, en una sesión extraordinaria y como parte del plan anticrisis que presentó junto a la Secretaría de Hacienda, nuevamente el banco central aplicó un incremento en su tasa de interés. En esa ocasión la elevó de 50 puntos base para colocarla en 3.75 por ciento.

Finalmente, fue el pasado 30 de junio cuando la elevó, otra vez, 50 puntos base al subirla de 3.75 a 4.25 por ciento, lo que arroja un aumento acumulado de 1.25 puntos en esos tres anuncios.

Leticia Armenta dijo que una de las secuelas de la actual política monetaria que ha implementado el Banxico será la de un aumento en el monto de la duda pública, partiendo que gran parte de ella (alrededor de 70 por ciento), está contratada en pesos.

Al respecto, cabe mencionar que al cierre de mayo de 2016, el saldo de la deuda interna neta del Gobierno Federal sumó cuatro billones 734.7 mil millones de pesos, monto inferior en 79.4 mil millones de pesos al registrado al cierre de diciembre de 2015.

“La variación de los saldos se explica por un endeudamiento neto de 133.2 mil millones de pesos, por un incremento en las disponibilidades del Gobierno federal de 228.1 mil millones de pesos y por ajustes contables al alza de 15.5 mil millones de pesos”, sostiene la SHCP, a través del reporte de Finanzas Públicas y Deuda Pública, al cierre de mayo de este año.

El saldo de la deuda interna neta del sector público federal (Gobierno federal, empresas productivas del Estado y la banca de desarrollo), se ubicó en cinco billones 285.5 mil millones de pesos al cierre de mayo, lo que significó un decremento de 94.4 mil millones de pesos respecto del saldo registrado al cierre de 2015.

“Ello obedeció a un endeudamiento interno neto durante el periodo de 107.1 mil millones de pesos, a un incremento en las disponibilidades del sector público federal de 223 mil millones de pesos y a ajustes contables al alza de 21.5 mil millones de pesos”, explicó la SHCP.

Leticia Armenta, del Tecnológico de Monterrey, agregó que el incremento de las tasas de interés implicará un mayor esfuerzo para las autoridades federales, sobre todo ante su afán de lograr un superávit primario durante el próximo año y la presión que generarán diversos aspectos como los bajos precios del petróleo y el incremento en el costo de la deuda.

“Hacienda optó la pauta de tomar la decisión de, recién resuelto el Brexit, la Secretaría de Hacienda dio a conocer el nuevo recorte, me parece que como han establecido ellos de llegar a una condición de superávit primario para el 2017, pues van a tener que hacer un mayor esfuerzo para lograrlo, pero si se antoja de lograr esta meta que se han propuesto va a ser complejo”, comentó.