/ sábado 29 de abril de 2017

Prioritario financiamiento al desarrollo sustentable: Cepal

Países de Latinoamérica y el Caribe hicieron un llamado al financiamiento internacional y a la movilización de recursos propios como “prioridad” para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, durante un foro convocado por CEPAL en México.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) busca hacer un seguimiento de dichos objetivos, vinculados a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, un conjunto de políticas globales orientadas a “poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad”.

Una tarea clave planteada durante esta reunión, celebrada entre miércoles y viernes, fue la necesidad de incluir en un próximo encuentro a invitados como la banca de desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Corporación Andina de Fomento.

Bajo la premisa de que “hay que poner los recursos donde está el discurso”, Luis Yáñez, responsable de la secretaría de la Comisión, destacó que es necesario focalizar el financiamiento hacia los objetivos que tienen los países de la región.

“Es la prioridad de la agenda y probablemente va ser una de las conclusiones principales de la reunión”, afirmó Yáñez en entrevista con la AFP. Entre las opciones planteadas por Yáñez está lograr un aumento de la tributación en cada país a través de la lucha contra la evasión fiscal, que en América Latina alcanza un monto equivalente al seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

Consideró asimismo la posibilidad de llevar a cabo reformas fiscales que permitan a los países elevar su tasa de fiscalidad y allegar recursos a esta agenda.

Tema prohibido

El llamado por recursos se hace urgente, sobre todo entre los países más pobres de la región.

“La agenda de desarrollo es una agenda muy sexy de la que todos queremos hablar, la agenda de financiamiento parece un tema prohibido y nadie quiere hablar sobre ello”, afirma Claudia Aguilar, delegada técnica a cargo de la implementación de la Agenda 2030 de El Salvador.

Para la funcionaria, hasta la fecha no se ha dado un acompañamiento técnico para generar mecanismos innovadores que permitan movilizar recursos internos. Y sobre los recursos externos aseguró que no existe “un diálogo real”.

“Lo que faltan son propuestas concretas de los mecanismos financieros internacionales”, lamentó Aguilar.

En tanto, la coyuntura económica es poco favorable. Tras dos años de contracción económica, América Latina y el Caribe retomarían en 2017 tasas de crecimiento positivas pero aún bajas, con un promedio regional del 1.1 por ciento, según previsiones de la CEPAL. (AFP)

Países de Latinoamérica y el Caribe hicieron un llamado al financiamiento internacional y a la movilización de recursos propios como “prioridad” para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, durante un foro convocado por CEPAL en México.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) busca hacer un seguimiento de dichos objetivos, vinculados a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU, un conjunto de políticas globales orientadas a “poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad”.

Una tarea clave planteada durante esta reunión, celebrada entre miércoles y viernes, fue la necesidad de incluir en un próximo encuentro a invitados como la banca de desarrollo, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Corporación Andina de Fomento.

Bajo la premisa de que “hay que poner los recursos donde está el discurso”, Luis Yáñez, responsable de la secretaría de la Comisión, destacó que es necesario focalizar el financiamiento hacia los objetivos que tienen los países de la región.

“Es la prioridad de la agenda y probablemente va ser una de las conclusiones principales de la reunión”, afirmó Yáñez en entrevista con la AFP. Entre las opciones planteadas por Yáñez está lograr un aumento de la tributación en cada país a través de la lucha contra la evasión fiscal, que en América Latina alcanza un monto equivalente al seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la región.

Consideró asimismo la posibilidad de llevar a cabo reformas fiscales que permitan a los países elevar su tasa de fiscalidad y allegar recursos a esta agenda.

Tema prohibido

El llamado por recursos se hace urgente, sobre todo entre los países más pobres de la región.

“La agenda de desarrollo es una agenda muy sexy de la que todos queremos hablar, la agenda de financiamiento parece un tema prohibido y nadie quiere hablar sobre ello”, afirma Claudia Aguilar, delegada técnica a cargo de la implementación de la Agenda 2030 de El Salvador.

Para la funcionaria, hasta la fecha no se ha dado un acompañamiento técnico para generar mecanismos innovadores que permitan movilizar recursos internos. Y sobre los recursos externos aseguró que no existe “un diálogo real”.

“Lo que faltan son propuestas concretas de los mecanismos financieros internacionales”, lamentó Aguilar.

En tanto, la coyuntura económica es poco favorable. Tras dos años de contracción económica, América Latina y el Caribe retomarían en 2017 tasas de crecimiento positivas pero aún bajas, con un promedio regional del 1.1 por ciento, según previsiones de la CEPAL. (AFP)