/ sábado 13 de febrero de 2016

Profeco informa a legisladores sobre acciones en verificación de precios

México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó a la Cámara de Diputados que este año se han hecho 727 visitas a establecimientos y están en observación 29; se impusieron 20 sellos de suspensión; 623 instrumentos fueron verificados y se inmovilizaron cuatro.

Señaló que si algún proveedor de bienes y servicios comete violaciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor, se seguirá actuando con base en el marco jurídico aplicable, para proteger los derechos de las y los compradores e imponer las sanciones económicas correspondientes.

Al responder a un punto de acuerdo de este órgano legislativo, la dependencia indicó que con el Programa Nacional de Verificación y Vigilancia de Productos Básicos 2016 verifica establecimientos con venta al mayoreo, menudeo o detalle.

Se vigilan también los productos de la canasta básica como carne, pollo, tortilla, pan y huevo, entre otros.

Además, se supervisan a través de órdenes mixtas, mediante las cuales, en un sólo acto o visita, verifica que el comportamiento comercial de los proveedores se ajuste con lo dispuesto en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

También que los instrumentos de medición utilizados en las transacciones comerciales cumplan con lo dispuesto en la Norma Oficial Mexicana NOM-10-SCFI-1994.

En cuanto al control de precios de artículos, materias y productos, la Profeco aseguró que en México no existen precios oficiales, pero lleva a cabo acciones de vigilancia y monitoreo permanente.

La información, abundó, se difunde a la población consumidora a través de la página www.profeco.gob.mx, con lo cual se dan a conocer los precios mínimos y máximos de la tortilla, carne, pollo y huevo, entre otros, que se registran en diversos estados del país, para una mejor decisión de compra.

Sostuvo que, de acuerdo con la Ley Federal de Competencia Económica, la dependencia federal no tiene facultades para fijar precios, ya que sólo vigila y sanciona a los proveedores que no respeten a los que son controlados.

Además, expuso en el documento, como un mecanismo de protección para los consumidores, se estableció la canasta básica, integrada por 82 productos y servicios, en la cual se consideran los gastos en alimentos, vivienda, vestido, mobiliario, equipamiento, educación, transporte y otros conceptos.

Aclaró que algunos de los productos de la canasta básica tienen su precio controlado, el cual fijan diversas autoridades.

Por ejemplo, abundó, el del gas doméstico LP lo determina la Secretaría de Economía y el de la energía eléctrica y la gasolina, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

No obstante, aclaró, para cumplir con su obligación de protección al consumidor, cuando no existen precios controlados, a través del programa denominado “Quién es Quién en los Precios” reporta el que registran 32 productos de la canasta básica del INEGI y otros que están en el mercado.

Precisó que en materia de precios, los objetivos del INEGI y la Profeco son diferentes.

El Inegi, explicó, es la única autoridad facultada para medir la inflación que se registra y la Profeco recopila y difunde precios de los productos, con el mayor detalle posible de presentación, marcas y tienda donde se encuentran, para orientar a consumidores y proveedores y, de esta manera, apoyar el funcionamiento eficiente de los mecanismos de mercado. ||Notimex||

/parg

México.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó a la Cámara de Diputados que este año se han hecho 727 visitas a establecimientos y están en observación 29; se impusieron 20 sellos de suspensión; 623 instrumentos fueron verificados y se inmovilizaron cuatro.

Señaló que si algún proveedor de bienes y servicios comete violaciones a la Ley Federal de Protección al Consumidor, se seguirá actuando con base en el marco jurídico aplicable, para proteger los derechos de las y los compradores e imponer las sanciones económicas correspondientes.

Al responder a un punto de acuerdo de este órgano legislativo, la dependencia indicó que con el Programa Nacional de Verificación y Vigilancia de Productos Básicos 2016 verifica establecimientos con venta al mayoreo, menudeo o detalle.

Se vigilan también los productos de la canasta básica como carne, pollo, tortilla, pan y huevo, entre otros.

Además, se supervisan a través de órdenes mixtas, mediante las cuales, en un sólo acto o visita, verifica que el comportamiento comercial de los proveedores se ajuste con lo dispuesto en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

También que los instrumentos de medición utilizados en las transacciones comerciales cumplan con lo dispuesto en la Norma Oficial Mexicana NOM-10-SCFI-1994.

En cuanto al control de precios de artículos, materias y productos, la Profeco aseguró que en México no existen precios oficiales, pero lleva a cabo acciones de vigilancia y monitoreo permanente.

La información, abundó, se difunde a la población consumidora a través de la página www.profeco.gob.mx, con lo cual se dan a conocer los precios mínimos y máximos de la tortilla, carne, pollo y huevo, entre otros, que se registran en diversos estados del país, para una mejor decisión de compra.

Sostuvo que, de acuerdo con la Ley Federal de Competencia Económica, la dependencia federal no tiene facultades para fijar precios, ya que sólo vigila y sanciona a los proveedores que no respeten a los que son controlados.

Además, expuso en el documento, como un mecanismo de protección para los consumidores, se estableció la canasta básica, integrada por 82 productos y servicios, en la cual se consideran los gastos en alimentos, vivienda, vestido, mobiliario, equipamiento, educación, transporte y otros conceptos.

Aclaró que algunos de los productos de la canasta básica tienen su precio controlado, el cual fijan diversas autoridades.

Por ejemplo, abundó, el del gas doméstico LP lo determina la Secretaría de Economía y el de la energía eléctrica y la gasolina, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

No obstante, aclaró, para cumplir con su obligación de protección al consumidor, cuando no existen precios controlados, a través del programa denominado “Quién es Quién en los Precios” reporta el que registran 32 productos de la canasta básica del INEGI y otros que están en el mercado.

Precisó que en materia de precios, los objetivos del INEGI y la Profeco son diferentes.

El Inegi, explicó, es la única autoridad facultada para medir la inflación que se registra y la Profeco recopila y difunde precios de los productos, con el mayor detalle posible de presentación, marcas y tienda donde se encuentran, para orientar a consumidores y proveedores y, de esta manera, apoyar el funcionamiento eficiente de los mecanismos de mercado. ||Notimex||

/parg