/ viernes 28 de abril de 2017

Reportaron la mejor actividad económica Michoacán, Aguascalientes y Quintana Roo

Michoacán, Aguascalientes y Quintana Roo fueron las tres entidades del país que cerraron el 2016 con el mayor dinamismo económico, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Al dar a conocer el comportamiento del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), durante el cuarto trimestre de 2016, el instituto precisó que Michoacán reportó un crecimiento de 10 por ciento a tasa anual durante dicho periodo, seguido por Aguascalientes con 8.5 y Quintana Roo 8.1 por ciento.

A esas entidades le siguieron Guanajuato, cuya actividad económica en el periodo en cuestión avanzó 6.8 por ciento, Yucatán (con un crecimiento de 5.6 por ciento); Durango (5.4); Nayarit (5.3); Ciudad de México (5.1); Baja California Sur (4.8) y Sonora (con una expansión de 4.7 por ciento).

En la parte media de la tabla, se colocaron Nuevo León (cuya economía creció 4.1 por ciento a tasa anual en el cuarto trimestre del año); mientras que Colima avanzó 3.9; San Luis Potosí y el Estado de México (3.7 cada uno); Zacatecas (3.3); Querétaro y Morelos (3.0 por ciento cada uno); así como Coahuila y Sinaloa (2.8 por ciento), y Tlaxcala (con un avance de 2.5 por ciento).

Cabe mencionar que todas las anteriores entidades federativas reportaron un crecimiento por arriba del 2.3 por ciento reportado en promedio a nivel nacional durante el periodo en cuestión.

En la parte baja de la tabla (con el menor dinamismo económico reportado), se colocaron Puebla (con un crecimiento de 1.8 por ciento); Chihuahua (1.7); Baja California (1.6); Chiapas (1.1); Jalisco y Oaxaca (0.9 por ciento cada uno).

Por su parte, las entidades que cerraron el año con descalabros (números negativos), en su actividad económica, fueron Guerrero (cuya economía cayó 1.3 por ciento a tasa anual durante el cuarto trimestre del año), así como Hidalgo (-1.4 por ciento); Veracruz (-3.7); Campeche (-8.7 por ciento), y Tabasco (-10.7 por ciento).

Cabe mencionar que las tres entidades federativas con los descensos más profundos tienen un factor en común: Son estados con estrecho vínculo con la actividad petrolera del país.

Finalmente, cabe mencionar que las tres entidades que mayor aportaron al comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), fueron Ciudad de México (con 0.88 por ciento), seguido por el Estado de México (0.33); y Nuevo León (con 0.29 por ciento).

Michoacán, Aguascalientes y Quintana Roo fueron las tres entidades del país que cerraron el 2016 con el mayor dinamismo económico, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Al dar a conocer el comportamiento del Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE), durante el cuarto trimestre de 2016, el instituto precisó que Michoacán reportó un crecimiento de 10 por ciento a tasa anual durante dicho periodo, seguido por Aguascalientes con 8.5 y Quintana Roo 8.1 por ciento.

A esas entidades le siguieron Guanajuato, cuya actividad económica en el periodo en cuestión avanzó 6.8 por ciento, Yucatán (con un crecimiento de 5.6 por ciento); Durango (5.4); Nayarit (5.3); Ciudad de México (5.1); Baja California Sur (4.8) y Sonora (con una expansión de 4.7 por ciento).

En la parte media de la tabla, se colocaron Nuevo León (cuya economía creció 4.1 por ciento a tasa anual en el cuarto trimestre del año); mientras que Colima avanzó 3.9; San Luis Potosí y el Estado de México (3.7 cada uno); Zacatecas (3.3); Querétaro y Morelos (3.0 por ciento cada uno); así como Coahuila y Sinaloa (2.8 por ciento), y Tlaxcala (con un avance de 2.5 por ciento).

Cabe mencionar que todas las anteriores entidades federativas reportaron un crecimiento por arriba del 2.3 por ciento reportado en promedio a nivel nacional durante el periodo en cuestión.

En la parte baja de la tabla (con el menor dinamismo económico reportado), se colocaron Puebla (con un crecimiento de 1.8 por ciento); Chihuahua (1.7); Baja California (1.6); Chiapas (1.1); Jalisco y Oaxaca (0.9 por ciento cada uno).

Por su parte, las entidades que cerraron el año con descalabros (números negativos), en su actividad económica, fueron Guerrero (cuya economía cayó 1.3 por ciento a tasa anual durante el cuarto trimestre del año), así como Hidalgo (-1.4 por ciento); Veracruz (-3.7); Campeche (-8.7 por ciento), y Tabasco (-10.7 por ciento).

Cabe mencionar que las tres entidades federativas con los descensos más profundos tienen un factor en común: Son estados con estrecho vínculo con la actividad petrolera del país.

Finalmente, cabe mencionar que las tres entidades que mayor aportaron al comportamiento del Producto Interno Bruto (PIB), fueron Ciudad de México (con 0.88 por ciento), seguido por el Estado de México (0.33); y Nuevo León (con 0.29 por ciento).