/ lunes 16 de enero de 2017

Se dispara 24.67 por ciento la captación de remesas en noviembre

  • El incremento de noviembre, el más alto desde marzo de 2006

Los máximos históricos de más de 20 pesos que registró el dólar en noviembre pasado impulsó el interés de los mexicanos radicados en el extranjero a enviar más dinero a sus familiares en México, pues dichos recursos, mejor conocidos como remesas, anotaron un incremento a tasa anual de 24.67 por ciento, su mayor alza desde marzo de 2006.

Así, de acuerdo a datos del Banco de México (Banxico), durante el onceavo mes del año las remesas sumaron dos mil 362.9 millones de dólares, con lo que de enero a noviembre pasado reportaron un monto acumulado de 24 mil 625.6 millones de dólares, monto superior en 9.03 por ciento al reportado en el mismo lapso de 2015.

Según cifras del instituto central, en noviembre pasado se realizaron 7.4 millones de operaciones, 9.5 por ciento más que las observadas en igual mes del año pasado, con un monto promedio por remesa de 305 dólares, cantidad superior en 5.9 por ciento a la de septiembre de 2015.

Bajo términos acumulados, resultó que en los primeros nueve meses del año se efectuaron 68 millones de operaciones, 10.5 por ciento más que en igual periodo de 2015, con un monto promedio de 318 dólares por remesa, ligeramente mayor en 0.3 por ciento a tasa anual.

En su comparación mensual, la cantidad de las remesas en noviembre de 2016 (de dos mil 362.9 millones de dólares) aumentó 6.60 por ciento respecto a los dos mil 261.4 millones de dólares que se recibieron por este concepto en octubre pasado.

No obstante, en noviembre el número de remesas mostró una baja de 6.23 por ciento en comparación con el mes previo, mientras que el monto promedio por remesas creció 13.57 por ciento.

Al respecto, cabe mencionar que en todo 2015, los mexicanos radicados en el extranjero mandaron a sus familiares en México recursos por un valor equivalente a 24 mil 770 millones de dólares, lo que representó un incremento de 4.75 por ciento a tasa anual, inferior al 6.03 por ciento reportado en 2014, según cifras del Banxico.

Datos del Banco Mundial sostienen que México es el segundo receptor más importante de estos recursos, solo debajo de India y China. Sin embargo, es el mayor receptor de remesas en América Latina gracias a los cerca de 11 millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos.

  • El incremento de noviembre, el más alto desde marzo de 2006

Los máximos históricos de más de 20 pesos que registró el dólar en noviembre pasado impulsó el interés de los mexicanos radicados en el extranjero a enviar más dinero a sus familiares en México, pues dichos recursos, mejor conocidos como remesas, anotaron un incremento a tasa anual de 24.67 por ciento, su mayor alza desde marzo de 2006.

Así, de acuerdo a datos del Banco de México (Banxico), durante el onceavo mes del año las remesas sumaron dos mil 362.9 millones de dólares, con lo que de enero a noviembre pasado reportaron un monto acumulado de 24 mil 625.6 millones de dólares, monto superior en 9.03 por ciento al reportado en el mismo lapso de 2015.

Según cifras del instituto central, en noviembre pasado se realizaron 7.4 millones de operaciones, 9.5 por ciento más que las observadas en igual mes del año pasado, con un monto promedio por remesa de 305 dólares, cantidad superior en 5.9 por ciento a la de septiembre de 2015.

Bajo términos acumulados, resultó que en los primeros nueve meses del año se efectuaron 68 millones de operaciones, 10.5 por ciento más que en igual periodo de 2015, con un monto promedio de 318 dólares por remesa, ligeramente mayor en 0.3 por ciento a tasa anual.

En su comparación mensual, la cantidad de las remesas en noviembre de 2016 (de dos mil 362.9 millones de dólares) aumentó 6.60 por ciento respecto a los dos mil 261.4 millones de dólares que se recibieron por este concepto en octubre pasado.

No obstante, en noviembre el número de remesas mostró una baja de 6.23 por ciento en comparación con el mes previo, mientras que el monto promedio por remesas creció 13.57 por ciento.

Al respecto, cabe mencionar que en todo 2015, los mexicanos radicados en el extranjero mandaron a sus familiares en México recursos por un valor equivalente a 24 mil 770 millones de dólares, lo que representó un incremento de 4.75 por ciento a tasa anual, inferior al 6.03 por ciento reportado en 2014, según cifras del Banxico.

Datos del Banco Mundial sostienen que México es el segundo receptor más importante de estos recursos, solo debajo de India y China. Sin embargo, es el mayor receptor de remesas en América Latina gracias a los cerca de 11 millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos.