/ sábado 13 de agosto de 2016

Se ralentiza Alemania con un crecimiento del PIB de 0.4% en el segundo trimestre del año

BERLÍN, Alemania. (EFE).- El Producto Interno Bruto (PIB) alemán registró en el segundo trimestre del año un crecimiento del 0.4 por ciento respecto al trimestre anterior, informó ayer la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Esto supone una ralentización respecto a la expansión experimentada por la economía alemana a principios de año, cuando el crecimiento trimestral se situó en el 0.7 por ciento respecto a los últimos tres meses del año anterior. Respecto al segundo trimestre del año anterior, el crecimiento del PIB se situó en un 3.1 por ciento, el mayor impulso a efectos interanuales registrado en los últimos cinco años.

Esta pérdida trimestral de ritmo había sido pronosticada ya por algunos expertos, que vaticinaban incluso un crecimiento trimestral menor, de alrededor del 0.2 por ciento.

En un comunicado emitido ayer, el ministerio de Economía advertía, asimismo, de esa cierta ralentización trimestral, respecto a la registrada a principios de año, aunque destacaba que la coyuntura alemana sigue siendo “robusta”.

El motor de la primera economía europea sigue siendo la exportación, que experimentó una moderada subida trimestral, según el comunicado emitido por Destatis, mientras que las importaciones descendieron algo.

BERLÍN, Alemania. (EFE).- El Producto Interno Bruto (PIB) alemán registró en el segundo trimestre del año un crecimiento del 0.4 por ciento respecto al trimestre anterior, informó ayer la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Esto supone una ralentización respecto a la expansión experimentada por la economía alemana a principios de año, cuando el crecimiento trimestral se situó en el 0.7 por ciento respecto a los últimos tres meses del año anterior. Respecto al segundo trimestre del año anterior, el crecimiento del PIB se situó en un 3.1 por ciento, el mayor impulso a efectos interanuales registrado en los últimos cinco años.

Esta pérdida trimestral de ritmo había sido pronosticada ya por algunos expertos, que vaticinaban incluso un crecimiento trimestral menor, de alrededor del 0.2 por ciento.

En un comunicado emitido ayer, el ministerio de Economía advertía, asimismo, de esa cierta ralentización trimestral, respecto a la registrada a principios de año, aunque destacaba que la coyuntura alemana sigue siendo “robusta”.

El motor de la primera economía europea sigue siendo la exportación, que experimentó una moderada subida trimestral, según el comunicado emitido por Destatis, mientras que las importaciones descendieron algo.