/ sábado 5 de diciembre de 2015

Será 2016 un año complicado para Brasil

RÍO DE JANEIRO, Brasil. (Notimex).- La economía brasileña enfrentará en 2016 un año difícil, lo que repercutirá en el empleo, reconoció el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, tras enfatizar que el Gobierno adopta las medidas necesarias para revertir esta situación.

Brasil deberá “continuar lidiando con los problemas estructurales y revertir ese problema”, señaló Levy durante una participación frente a inversionistas realizada el jueves y divulgada ayer por el Ministerio de Hacienda.

El ministro aseguró que el Gobierno está tomando todas “las medidas posibles y necesarias para mantener la economía, pero la situación es desafiante”.

En los nueve primeros meses del año la economía brasileña se contrajo 3.2 por ciento y los analistas estimaron que el próximo año la recesión se situará en torno al 2.0 por ciento.

Ante este escenario de crisis económica, que ya provocó un notable repunte del desempleo hasta el 9.0 por ciento, se suma una crisis política agravada por el inicio del proceso de juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Al respecto, Levy dijo que el Ejecutivo hará todo lo posible para acelerar el proceso para un eventual impeachment (juicio político), con el objetivo de centrar cuanto antes los esfuerzos en la crisis económica.

RÍO DE JANEIRO, Brasil. (Notimex).- La economía brasileña enfrentará en 2016 un año difícil, lo que repercutirá en el empleo, reconoció el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, tras enfatizar que el Gobierno adopta las medidas necesarias para revertir esta situación.

Brasil deberá “continuar lidiando con los problemas estructurales y revertir ese problema”, señaló Levy durante una participación frente a inversionistas realizada el jueves y divulgada ayer por el Ministerio de Hacienda.

El ministro aseguró que el Gobierno está tomando todas “las medidas posibles y necesarias para mantener la economía, pero la situación es desafiante”.

En los nueve primeros meses del año la economía brasileña se contrajo 3.2 por ciento y los analistas estimaron que el próximo año la recesión se situará en torno al 2.0 por ciento.

Ante este escenario de crisis económica, que ya provocó un notable repunte del desempleo hasta el 9.0 por ciento, se suma una crisis política agravada por el inicio del proceso de juicio político contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Al respecto, Levy dijo que el Ejecutivo hará todo lo posible para acelerar el proceso para un eventual impeachment (juicio político), con el objetivo de centrar cuanto antes los esfuerzos en la crisis económica.