/ miércoles 15 de junio de 2016

Solo 2% del gasto para educación, se va al nivel superior

  • Critican investigadores que se le dé baja prioridad a la instrucción media y superior

Alejandro Durán / El Sol de México

Ciudad de México.- La educación media superior y superior no son prioridad del gasto federalizado, ya que solo el 1.3 y 0.9 por ciento de los recursos que reciben las entidades federativas corresponde a dichos sectores respectivamente, mientras que 97.2 por ciento se destina al sector básico, reveló el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Ante ello, Héctor Juan Villareal Páez, director general del instituto, consideró necesario replantear la distribución de recursos a la educación pública en los Estados, de manera que sea más equitativa.

Y lo anterior en este 2016 el Gobierno destinó 723 mil 650 millones de pesos a la educación en el país, lo que representó el 15.2 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Sin embargo, de acuerdo a un estudio elaborado por el CIEP, un poco más de 2.0 por ciento del total se canaliza a educación media y superior.

“El reporte “Gasto público para una educación de calidad”, elaborado por el CIEP reveló que la educación media superior y superior no son prioridad del gasto federalizado”, afirmó.

Lo anterior, enfatizó Héctor Villareal, pese a que un individuo con carrera profesional terminada obtiene ingresos mayores en 119 por ciento y paga 561 por ciento más de Impuesto Sobre la Renta (ISR), que aquel con solo preparatoria terminada.

El análisis elaborado por el CIEP también reveló que el gasto educativo básico entre las entidades no corresponde a la población educativa. De esta manera, resulta que Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Puebla, Sonora, Tabasco y Yucatán, reciben recursos en una proporción del gasto educativo inferior a la proporción de alumnos que tienen. En cambio, Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas reciben recursos en una proporción del gasto educativo por aportaciones superior a la proporción de estudiantes.

Florentina García Miramón, coordinadora de educación del CIEP, consideró que invertir en infraestructura para educación media y educación media superior es vital para alcanzar una mayor calidad.

Y lo anterior, porque está demostrado que entre mayores estudios, mayor es el incremento de los ingresos.

  • Critican investigadores que se le dé baja prioridad a la instrucción media y superior

Alejandro Durán / El Sol de México

Ciudad de México.- La educación media superior y superior no son prioridad del gasto federalizado, ya que solo el 1.3 y 0.9 por ciento de los recursos que reciben las entidades federativas corresponde a dichos sectores respectivamente, mientras que 97.2 por ciento se destina al sector básico, reveló el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

Ante ello, Héctor Juan Villareal Páez, director general del instituto, consideró necesario replantear la distribución de recursos a la educación pública en los Estados, de manera que sea más equitativa.

Y lo anterior en este 2016 el Gobierno destinó 723 mil 650 millones de pesos a la educación en el país, lo que representó el 15.2 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF).

Sin embargo, de acuerdo a un estudio elaborado por el CIEP, un poco más de 2.0 por ciento del total se canaliza a educación media y superior.

“El reporte “Gasto público para una educación de calidad”, elaborado por el CIEP reveló que la educación media superior y superior no son prioridad del gasto federalizado”, afirmó.

Lo anterior, enfatizó Héctor Villareal, pese a que un individuo con carrera profesional terminada obtiene ingresos mayores en 119 por ciento y paga 561 por ciento más de Impuesto Sobre la Renta (ISR), que aquel con solo preparatoria terminada.

El análisis elaborado por el CIEP también reveló que el gasto educativo básico entre las entidades no corresponde a la población educativa. De esta manera, resulta que Baja California, Chiapas, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Nuevo León, Puebla, Sonora, Tabasco y Yucatán, reciben recursos en una proporción del gasto educativo inferior a la proporción de alumnos que tienen. En cambio, Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Durango, Guerrero, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas reciben recursos en una proporción del gasto educativo por aportaciones superior a la proporción de estudiantes.

Florentina García Miramón, coordinadora de educación del CIEP, consideró que invertir en infraestructura para educación media y educación media superior es vital para alcanzar una mayor calidad.

Y lo anterior, porque está demostrado que entre mayores estudios, mayor es el incremento de los ingresos.