/ martes 29 de noviembre de 2016

Sube a 35% las empresas del país víctimas de la delincuencia en 2015

  • La inseguridad tuvo un costo de 138.9 mil millones de pesos para las empresas afectadas

En 2015 el 35.5 por ciento de las empresas del país fue víctima de algún delito del fuero común, con un costo de 138.9 mil millones de pesos, es decir, 0.73 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según informes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el cual deja ver que la “victimización de empresas” creció con relación a 2013, cuando fue de 33.6 por ciento.

Al presentar la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2016, el Instituto aclaró que este sondeo permite hacer estimaciones sobre la victimización de los principales delitos del fuero común que afectaron al sector privado durante 2015.

Entre los principales resultados se menciona que durante 2015, 40.7 por ciento de las Unidades Económicas del Gran Sector Comercio fue víctima del delito, 31.7 por ciento del Gran Sector Industria y 30.4 por ciento del Gran Sector Servicios.

“De acuerdo con los resultados de la ENVE, 61 por ciento de las Unidades Económicas Grandes fue víctima del delito, 59.9 por ciento de las Medianas, 49.9 por ciento de las Pequeñas y 34.7 por ciento de las Micros durante 2015”, recalca la información.

Añade que el delito con mayor incidencia sigue siendo el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes, mismo que, además, presentó un incremento de 28.7 por ciento con respecto de 2013. La extorsión, por su parte, ha superado al “robo hormiga” como el segundo delito con mayor incidencia al presentar un incremento de 34.3 por ciento con respecto del nivel estimado para 2013.

“El costo promedio del delito por unidad económica en 2015 fue de 57,779 pesos mientras que en 2013 fue de 55,738 pesos. En las Unidades Económicas Grandes se presentó una reducción de 22.8 por ciento al pasar de 1.8 millones a 1.4 millones de pesos; por su parte, las Unidades Económicas Pequeñas registraron un incremento de 43.9 por ciento respecto de 2013, al pasar de 158 mil a casi 228 mil pesos por unidad económica”.

En otro punto, se destaca que la “cifra negra” de los delitos ocurridos durante 2015 al sector privado asciende a 90.3 por ciento, en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa o carpeta de investigación.

“Esta cifra resulta ser estadísticamente superior al 88.1 por ciento estimado para 2013. De igual forma, se ha incrementado en las unidades económicas comerciales al pasar de 86.9 por ciento a 89.9 por ciento de 2013 a 2015, así como en las pequeñas y medianas, en donde pasó de 80.8 por ciento a 84.9 por ciento, y de 68.4 por ciento a 73.7 por ciento respectivamente”, resalta las referencias, entre otras cosas.

  • La inseguridad tuvo un costo de 138.9 mil millones de pesos para las empresas afectadas

En 2015 el 35.5 por ciento de las empresas del país fue víctima de algún delito del fuero común, con un costo de 138.9 mil millones de pesos, es decir, 0.73 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según informes del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el cual deja ver que la “victimización de empresas” creció con relación a 2013, cuando fue de 33.6 por ciento.

Al presentar la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE) 2016, el Instituto aclaró que este sondeo permite hacer estimaciones sobre la victimización de los principales delitos del fuero común que afectaron al sector privado durante 2015.

Entre los principales resultados se menciona que durante 2015, 40.7 por ciento de las Unidades Económicas del Gran Sector Comercio fue víctima del delito, 31.7 por ciento del Gran Sector Industria y 30.4 por ciento del Gran Sector Servicios.

“De acuerdo con los resultados de la ENVE, 61 por ciento de las Unidades Económicas Grandes fue víctima del delito, 59.9 por ciento de las Medianas, 49.9 por ciento de las Pequeñas y 34.7 por ciento de las Micros durante 2015”, recalca la información.

Añade que el delito con mayor incidencia sigue siendo el robo o asalto de mercancía, dinero, insumos o bienes, mismo que, además, presentó un incremento de 28.7 por ciento con respecto de 2013. La extorsión, por su parte, ha superado al “robo hormiga” como el segundo delito con mayor incidencia al presentar un incremento de 34.3 por ciento con respecto del nivel estimado para 2013.

“El costo promedio del delito por unidad económica en 2015 fue de 57,779 pesos mientras que en 2013 fue de 55,738 pesos. En las Unidades Económicas Grandes se presentó una reducción de 22.8 por ciento al pasar de 1.8 millones a 1.4 millones de pesos; por su parte, las Unidades Económicas Pequeñas registraron un incremento de 43.9 por ciento respecto de 2013, al pasar de 158 mil a casi 228 mil pesos por unidad económica”.

En otro punto, se destaca que la “cifra negra” de los delitos ocurridos durante 2015 al sector privado asciende a 90.3 por ciento, en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa o carpeta de investigación.

“Esta cifra resulta ser estadísticamente superior al 88.1 por ciento estimado para 2013. De igual forma, se ha incrementado en las unidades económicas comerciales al pasar de 86.9 por ciento a 89.9 por ciento de 2013 a 2015, así como en las pequeñas y medianas, en donde pasó de 80.8 por ciento a 84.9 por ciento, y de 68.4 por ciento a 73.7 por ciento respectivamente”, resalta las referencias, entre otras cosas.