/ jueves 3 de marzo de 2016

Urgen endurecer combate a cigarros apócrifos

Alejandro Durán / El Sol de México

Ciudad de México.- En virtud de que el 17 por ciento de los cigarros que se consumen en México ya son de origen ilegal, el Gobierno federal debe informar y mantener las acciones para combatir la distribución y venta de ese producto, “que puede convertirse en un riesgo para la seguridad”.

Así lo sostiene el Punto de Acuerdo que suscribió la Cámara de Diputados y que presentó el legislador, Waldo Fernández González, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en donde se solicita a la Secretaría de Hacienda (SHCP), a la Procuraduría General de la República (PGR), y a la Secretaría de Salud (SS), hagan del conocimiento público las acciones que están llevando para erradicar el comercio ilícito de tabaco y su consumo, toda vez que detrás de esa actividad están los cárteles de la droga.

“No se puede permitir que estos grupos utilicen este medio para financiar sus actividades delictivas y que esto pueda poner en riesgo la seguridad nacional del país”, afirmó el punto de acuerdo.

Fernández González comentó que de acuerdo a informes del Gobierno federal (SAT, PGR, COFEPRIS y CONADIC) se han detectado datos alarmantes sobre el comercio ilegal de cigarros.

En ese sentido, refirió que, según estimaciones, el 16.6 por ciento de los cigarros consumidos en México son ilícitos, entre los cuales destacan 15 marcas, a saber: Sheriff, Marshal, Jaisalmer, Vifa, LG Premium, Goal, Armada, Soberano, Ruby, 1839, Joe´s, Win, Capital, Euro, GoldMans.

El legislador refirió que según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), entre las características de los productos ilegales del tabaco, destacan el hecho de que carecen de leyendas sanitarias, advertencias y pictogramas que dicta la Ley, pueden estar elaborados con prácticas e ingredientes desconocidos y además no cuentan con la Licencia Sanitaria que la Ley General para el Control de Tabaco exige a los productores e importadores de tabaco.

El mismo organismo, agregó el legislador, ha reportado que en este sexenio se han decomisado grandes cargamentos de tabaco ilegal en 15 Estados, como Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y en la Ciudad de México.

Así mismo se han emitido 360 suspensiones a establecimientos, donde se detectó la venta de este producto ilegal.

“Solicitamos a la Secretaría de Hacienda, para que a través del titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informe sobre las acciones que se han estado implementando en las aduanas del país; en lo que se refiere a la PGR, se exhorta a conocer la estrategia para combatir la existencia de productos apócrifos; y a la Secretaria de Salud, para que informe a través de la COFEPRIS sobre las políticas públicas que lleva a cabo para erradicar el comercio ilegal de productos de tabaco”, aseguró el diputado en su documento.

Alejandro Durán / El Sol de México

Ciudad de México.- En virtud de que el 17 por ciento de los cigarros que se consumen en México ya son de origen ilegal, el Gobierno federal debe informar y mantener las acciones para combatir la distribución y venta de ese producto, “que puede convertirse en un riesgo para la seguridad”.

Así lo sostiene el Punto de Acuerdo que suscribió la Cámara de Diputados y que presentó el legislador, Waldo Fernández González, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), en donde se solicita a la Secretaría de Hacienda (SHCP), a la Procuraduría General de la República (PGR), y a la Secretaría de Salud (SS), hagan del conocimiento público las acciones que están llevando para erradicar el comercio ilícito de tabaco y su consumo, toda vez que detrás de esa actividad están los cárteles de la droga.

“No se puede permitir que estos grupos utilicen este medio para financiar sus actividades delictivas y que esto pueda poner en riesgo la seguridad nacional del país”, afirmó el punto de acuerdo.

Fernández González comentó que de acuerdo a informes del Gobierno federal (SAT, PGR, COFEPRIS y CONADIC) se han detectado datos alarmantes sobre el comercio ilegal de cigarros.

En ese sentido, refirió que, según estimaciones, el 16.6 por ciento de los cigarros consumidos en México son ilícitos, entre los cuales destacan 15 marcas, a saber: Sheriff, Marshal, Jaisalmer, Vifa, LG Premium, Goal, Armada, Soberano, Ruby, 1839, Joe´s, Win, Capital, Euro, GoldMans.

El legislador refirió que según la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), entre las características de los productos ilegales del tabaco, destacan el hecho de que carecen de leyendas sanitarias, advertencias y pictogramas que dicta la Ley, pueden estar elaborados con prácticas e ingredientes desconocidos y además no cuentan con la Licencia Sanitaria que la Ley General para el Control de Tabaco exige a los productores e importadores de tabaco.

El mismo organismo, agregó el legislador, ha reportado que en este sexenio se han decomisado grandes cargamentos de tabaco ilegal en 15 Estados, como Baja California, Coahuila, Colima, Chiapas, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora y en la Ciudad de México.

Así mismo se han emitido 360 suspensiones a establecimientos, donde se detectó la venta de este producto ilegal.

“Solicitamos a la Secretaría de Hacienda, para que a través del titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informe sobre las acciones que se han estado implementando en las aduanas del país; en lo que se refiere a la PGR, se exhorta a conocer la estrategia para combatir la existencia de productos apócrifos; y a la Secretaria de Salud, para que informe a través de la COFEPRIS sobre las políticas públicas que lleva a cabo para erradicar el comercio ilegal de productos de tabaco”, aseguró el diputado en su documento.