/ domingo 3 de abril de 2016

Ve Martínez Neri escenario riesgoso económico para el país en el 2017

El líder de la bancada perredista en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, advirtió que se anticipa un escenario riesgoso para 2017, ya que los principales indicadores de los criterios de política económica hacen evidente que el Gobierno desperdició sus oportunidades y no ha podido ofrecerle un rumbo de desarrollo y crecimiento al país.

El precio del barril de petróleo se proyectó en 35 dólares cuando en el ejercicio pasado se proyectó en 55. Es decir, que durante el año hay una caída de 20 dólares; el crecimiento del PIB se estima en 2.6 - 3.6 por ciento, cuando el año pasado se proyectó en 3.3 - 4.3 por ciento; la paridad con el dólar está en 17.20 pesos cuando en el ejercicio anterior se estimó en 14.50 pesos y la cantidad de petróleo que se exporta también disminuye, al pasar de mil 65 millones de barriles diarios a solo 873 millones, subrayó.

El diputado perredista dijo que con esos indicadores no se prevé ningún beneficio para el país, porque no se crecerá al ritmo necesario ni se tiene ninguna estrategia para modificar la tendencia.

Por otra parte, la deuda ha estado creciendo de forma significativa durante toda la administración. Un escenario con mayor endeudamiento, precios y plataforma petrolera a la baja es una perspectiva funesta, aseveró Martínez Neri.

“La solución de corto plazo del Gobierno, se limita a reducir la inversión productiva, con lo cual se debilita la posibilidad de una intervención contra cíclica”, criticó.

Finalmente, enfatizó en que el Gobierno debe abrir una discusión seria sobre las alternativas y eso pasa necesariamente por reducir los privilegios fiscales y gravar los ingresos de los sectores de mayores ingresos, de otra manera el Gobierno tendrá la tentación de usar el déficit como una puerta falsa.

El líder de la bancada perredista en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, advirtió que se anticipa un escenario riesgoso para 2017, ya que los principales indicadores de los criterios de política económica hacen evidente que el Gobierno desperdició sus oportunidades y no ha podido ofrecerle un rumbo de desarrollo y crecimiento al país.

El precio del barril de petróleo se proyectó en 35 dólares cuando en el ejercicio pasado se proyectó en 55. Es decir, que durante el año hay una caída de 20 dólares; el crecimiento del PIB se estima en 2.6 - 3.6 por ciento, cuando el año pasado se proyectó en 3.3 - 4.3 por ciento; la paridad con el dólar está en 17.20 pesos cuando en el ejercicio anterior se estimó en 14.50 pesos y la cantidad de petróleo que se exporta también disminuye, al pasar de mil 65 millones de barriles diarios a solo 873 millones, subrayó.

El diputado perredista dijo que con esos indicadores no se prevé ningún beneficio para el país, porque no se crecerá al ritmo necesario ni se tiene ninguna estrategia para modificar la tendencia.

Por otra parte, la deuda ha estado creciendo de forma significativa durante toda la administración. Un escenario con mayor endeudamiento, precios y plataforma petrolera a la baja es una perspectiva funesta, aseveró Martínez Neri.

“La solución de corto plazo del Gobierno, se limita a reducir la inversión productiva, con lo cual se debilita la posibilidad de una intervención contra cíclica”, criticó.

Finalmente, enfatizó en que el Gobierno debe abrir una discusión seria sobre las alternativas y eso pasa necesariamente por reducir los privilegios fiscales y gravar los ingresos de los sectores de mayores ingresos, de otra manera el Gobierno tendrá la tentación de usar el déficit como una puerta falsa.