/ miércoles 30 de enero de 2019

AMLO tacha de hipócrita a Fitch tras baja de calificación a Pemex

Durante la conferencia matutina, el presidente López Obrador criticó que este tipo de organismos hayan permitido el saqueo en Petróleos Mexicanos 

Al considerar que Fitch Ratings es "muy hipócrita", Andrés Manuel López Obrador criticó que este tipo de organismos hayan permitido el saqueo en Petróleos Mexicanos (Pemex) y que hora hagan una mala calificación de la empresa productiva del Estado.

Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos, que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética, que sabían que la inversión extranjera no llegó, que no se incrementó la inversión en Pemex y que nunca dijeron nada.

En el mensaje a medios matinal desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el Primer Mandatario dejo claro que su Gobierno esta recuperando el control de Pemex y que se esta combatiendo de manera frontal el robo de combustible, como para que se reduzca la calificación de sus bonos.

Lo anterior, ante el recorte de dos puntos de la expectativa de bonos y de inversión que la calificadora Fitch Ratings hiciera a la empresa petrolera y la considerara como no apta para la inversión. Sobre este tema, Andrés Manuel López Obrador insistió en sus cuestionamientos: "¿La calificadora ha tomado en cuenta, como dicen los tecnócratas, esta variable? ¿Tomó en cuenta esa calificadora que por la intervención de nuestro Gobierno nos vamos a ahorrar 30 mil millones de pesos a quienes estaban solicitando que se les devolviera el impuesto sobre la renta?".

Subrayó que durante cerca de 40 años se impuso una política económica y ahora que "hay un cambio pues están molestos, inconformes y tratan de desprestigiarnos" y agregó que sí le importa la calificación, pero "que no son jueces que sean infalibles los técnicos de las calificadoras, tenemos el derecho a disentir".

Al considerar que Fitch Ratings es "muy hipócrita", Andrés Manuel López Obrador criticó que este tipo de organismos hayan permitido el saqueo en Petróleos Mexicanos (Pemex) y que hora hagan una mala calificación de la empresa productiva del Estado.

Es muy hipócrita lo que hacen estos organismos, que permitieron el saqueo, que avalaron la llamada reforma energética, que sabían que la inversión extranjera no llegó, que no se incrementó la inversión en Pemex y que nunca dijeron nada.

En el mensaje a medios matinal desde el Salón Tesorería del Palacio Nacional, el Primer Mandatario dejo claro que su Gobierno esta recuperando el control de Pemex y que se esta combatiendo de manera frontal el robo de combustible, como para que se reduzca la calificación de sus bonos.

Lo anterior, ante el recorte de dos puntos de la expectativa de bonos y de inversión que la calificadora Fitch Ratings hiciera a la empresa petrolera y la considerara como no apta para la inversión. Sobre este tema, Andrés Manuel López Obrador insistió en sus cuestionamientos: "¿La calificadora ha tomado en cuenta, como dicen los tecnócratas, esta variable? ¿Tomó en cuenta esa calificadora que por la intervención de nuestro Gobierno nos vamos a ahorrar 30 mil millones de pesos a quienes estaban solicitando que se les devolviera el impuesto sobre la renta?".

Subrayó que durante cerca de 40 años se impuso una política económica y ahora que "hay un cambio pues están molestos, inconformes y tratan de desprestigiarnos" y agregó que sí le importa la calificación, pero "que no son jueces que sean infalibles los técnicos de las calificadoras, tenemos el derecho a disentir".

Finanzas

Buscará Slim 26 mil mdp en la Bolsa

La compañía, que entre sus actividades tiene el desarrollo de infraestructura social, podría animar al mercado bursátil

CDMX

#UnDíaSinNosotras dejará 500 mdp en pérdidas

La violencia de género tiene repercusiones negativas, por lo que se deben mejorar las políticas públicas: Coparmex

Sociedad

La 4T ya cambió un cuarto de la Constitución

En un año, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador lleva un tercio de las modificaciones que realizaron las administraciones de Peña Nieto y Felipe Calderón